Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» Roto el mar
Mar Dic 06, 2016 5:50 am por caminandobajolalluvia

» Colegio Canicouva de Vigo Navidad 2016
Mar Dic 06, 2016 4:11 am por caminandobajolalluvia

» Tu cuerpo en otra sombra
Lun Dic 05, 2016 6:30 am por caminandobajolalluvia

» El Casino Obrero Navidad 2016
Sáb Dic 03, 2016 7:30 pm por caminandobajolalluvia

» Verde, si llama
Sáb Dic 03, 2016 6:54 am por caminandobajolalluvia

» Mi corazón
Mar Nov 29, 2016 6:41 am por caminandobajolalluvia

» Verdad
Jue Nov 24, 2016 8:43 pm por caminandobajolalluvia

» Colegio Canicouva de Vigo erase una fiesta infantil
Miér Nov 23, 2016 7:07 pm por caminandobajolalluvia

» Dinoseto de vigo forma una familia
Vie Nov 18, 2016 6:12 am por caminandobajolalluvia

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Los posteadores más activos del mes

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    Desde tu risa

    Comparte

    caminandobajolalluvia
    moderador de café poético
    moderador de café poético

    Masculino Mensajes : 7685
    Fecha de inscripción : 19/12/2009
    Localización : Buenos Aires, Argentina
    Humor : Muy gracioso en ocasiones súbitas, je

    Desde tu risa

    Mensaje por caminandobajolalluvia el Dom Jun 05, 2016 10:30 pm

    Desde tu risa

    Desde tu risa, clara sombra inigualó de mi perfume, el roto acierto en lo nevado
    sobre el treno, de mi estandarte a sola voz, en el veneno,
    que tu prudencia sobreactuó, sobre tu seno…
    Mi actor mordaz enlutó la parsimonia
    de aquél tiempo veraz, sin la sonrisa,
    desde la clámide al oeste de la brisa,
    mi rota mella, vagó en el tiempo, a naufragar…

    Así, incesante, mordió de aquélla bruma mi aliciente, su velo oscuro
    en otra sombra diligente, y ardió en mi llama mi botella traslúcida
    como aquél ocaso dividido entre los sueños…

    De mi jinete fue la marea tempestuosa, sobre el arcángel de la voz ruinosa
    en otro estrago sobre sïerpes, el veneno,
    caduca el ángel tronador sobre el centeno…

    Esgrima, un ala poderosa entre mi lira, desboca al viento, en mi martirio
    y entre tu luz, acicala contra el beso, tu soberana, ruin panoja, mi deceso…
    Invita el arte a zambullirte en la paloma
    que luego el vüelo de los ángeles entrina,
    sobre venablo de la sierra adamantina, que bate el seco del sudor, en boca leve…

    Mi ardor, tramonta, si embotella mi llamado, caduca un cierre tan veloz sobre lo etéreo,
    y arroba un vástago de flor, de sol cinéreo
    sobre la sombra del sudor, del clima hesperio…

    Ruge si ala, no la glosa, en el suspiro, bate si entona lo llamado a mi desmedro,
    todo su eco sólo alista magisterio,
    sobre el reparo de la Vid, del sueño etéreo…

    Ya no mi glosa contrapone mi ala insigne, ó tan voraz, la misma ruina lo somete,
    caduca un cïerre de virtud, pero es endeble
    ya la mazmorra, a lo superfluo, mate ó cierre…

    Mi voz es tiza, sobre el cardumen de tu río,
    a la semántica mi voz y mi amorío
    tan de la mella lo valuado contra el estro,
    en juventud indicada a mi cabestro… Mi sol ya ríe, sobre lo plácido se junta
    aquélla nueva voz del Cielo que tramonta
    en oropeles de mi adiós, mi voz es pronta,
    tan ribetëada de su flor, su sömbra Goza…

    Mi Cielo entabla cual suspiro mi baluarte, sobre quimeras de efusión, todo mi arte,
    y vocifera en mi latido, su estandarte
    sobre quimeras de adiós, ó con soñarte…

    Mi luz pajiza, sobre lo cläro se remonta,
    así los düelos de mi sombra, se repara
    ó sobre el vate de tu forma, risa cara
    sobre el destello de mi risa, de mi vate…

    Ya no consigue el beso de las sombras, entenebrecer el suspiro a mi guadaña,
    cual solo beso de suspiro en otra hazaña,
    sobre el suspiro de mi beso, y de mi caña…

    Mi voz adhiere en el blasón todo mi verso,
    cual dogma asido en su temática, latido
    sobre la mella de efusión, sin un gemido
    ó sólo el sello de traición, de mi arte lo embeleso… Mi boca engaña con la flor
    desde tu mano, mi flor austera es cognoscible, en tu Verano…

      Fecha y hora actual: Sáb Dic 10, 2016 3:54 am