Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» SOLO LETRAS
Ayer a las 11:13 pm por Esperanzapaz

» MUJER
Ayer a las 10:58 pm por Esperanzapaz

» LAMENTOS
Ayer a las 10:48 pm por Esperanzapaz

» Crepúsculos azules en tus labios
Ayer a las 10:40 pm por Esperanzapaz

» HORAS SIN SENTIDO
Ayer a las 10:36 pm por Esperanzapaz

» Soneto Místico Realístico
Ayer a las 10:32 pm por Esperanzapaz

» VERSOS EN SIELENCIO
Ayer a las 10:29 pm por Esperanzapaz

» TRANSFUSION
Ayer a las 10:28 pm por Esperanzapaz

» REFLEXIONES
Ayer a las 10:25 pm por Esperanzapaz

Temas similares

    Los posteadores más activos de la semana

    ¿Quién está en línea?

    En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

    Ninguno


    [ Ver toda la lista ]


    La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

    Flujo RSS


    Yahoo! 
    MSN 
    AOL 
    Netvibes 
    Bloglines 

    Navegación

    Galería



      Desahogo

      Comparte
      avatar
      caminandobajolalluvia
      moderador de café poético
      moderador de café poético

      Masculino Mensajes : 7817
      Fecha de inscripción : 19/12/2009
      Localización : Buenos Aires, Argentina
      Humor : Muy gracioso en ocasiones súbitas, je

      Desahogo

      Mensaje por caminandobajolalluvia el Lun Ene 14, 2013 4:41 pm

      Busco en la tristeza de mi alma.

      Nace un solo verso, una escafandra.

      Velo y buceo en el naufragio roto de mil palomas muertas en el alba.

      Latente en mi suspiro, hago pie aún en mi silencio.

      Llanura ausente de voz entre los pinos, buscándote.

      Silencio.

      Ecos de pájaros que quieren la sombra a mi murmullo de nieve.

      Cántaros que sueñan a la flor entre la luz de las estrellas.

      Y se ciega en la noche mi presagio de luz.

      Mi ángel se distancia de mi árbol. Y el fruto de mi pena transcurre sobre el cauce de mis ríos, pesadamente, frondosamente.

      Hilo el nácar de la sombra de mi alma en un constante abrazo en el desvelo.

      Y lloro pues el alba no contesta.

      Sólo luz, y sólo sombra.

      -Elige, pues,-me dice.
      -A cada instante, hay un suspiro que te nombra. Vuelve en cada huella que tú olvidas, y repara en las señales. A cada luz hay muchas puertas, en la vereda de tu alma hay un instante, una puerta que abre todo. Y en el silencio tú me nombras extasiándote en mis muelles, pero nunca te atreves a partir con mi Navío.-

      Pierdo en el único destello mi bandera errante, empedernido busco hablar, y caigo inmerso en la mañana,
      ya libre de mi sueño compartido.

        Temas similares

        -

        Fecha y hora actual: Miér Jun 28, 2017 3:22 pm