Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» A la luz de la palabra
Ayer a las 8:55 pm por caminandobajolalluvia

» La noche desplomada
Sáb Mar 25, 2017 12:56 pm por caminandobajolalluvia

» Labio peregrino
Vie Mar 24, 2017 12:42 pm por caminandobajolalluvia

» A TODOS LOS DEL FORO
Lun Mar 20, 2017 12:58 pm por caminandobajolalluvia

» Enciende de tu pluma…
Lun Mar 20, 2017 11:54 am por caminandobajolalluvia

» Mi vuelo
Vie Mar 17, 2017 7:58 am por caminandobajolalluvia

» Soledad en solsticio de verano II
Jue Mar 16, 2017 6:24 pm por caminandobajolalluvia

» Amanece…
Miér Mar 15, 2017 6:18 am por caminandobajolalluvia

» Un café y mil recuerdos...
Miér Mar 15, 2017 6:07 am por caminandobajolalluvia

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 4 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 4 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    La fábula de la reina

    Comparte
    avatar
    Oscar64
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado

    Masculino Mensajes : 8252
    Fecha de inscripción : 22/05/2010
    Localización : Santiago de Chile

    La fábula de la reina

    Mensaje por Oscar64 el Mar Oct 16, 2012 6:25 am

    La fábula de la reina

    En un país sin fronteras
    nació una princesa verde,
    no hay día en que no recuerde
    sus rayos y sus banderas.
    Creció, vivió primaveras,
    buscó un varón en su corte,
    ninguno alcanza su porte,
    se va a buscar por la mundo,
    y encuentra cuánto es fecundo
    de un amor libre de importe.

    Halló príncipes y sapos,
    halló tahúres y rectos,
    vanos que se ven perfectos,
    ricos que van con harapos.
    Halló alfombras y halló trapos,
    humildes nobles, maleantes,
    enamorados y amantes,
    ingratos y descreídos,
    felices llenos de olvidos
    y tristes llenos de instantes.

    Y se halló al fin a sí misma,
    la niña ya sin palacio,
    la joven sin cartapacio
    más que su piel y su prisma.
    Allí se vio en su carisma
    de hembra y mujer, de guerrera
    que por un beso rindiera
    su cuna y su patrimonio,
    pero no halló matrimonio,
    pues no era flor de cualquiera.

    Así envejeció y fue su trono
    compañía en su reinado,
    la corona y el tocado
    y un payaso y un colono.
    Fue sabia en este abandono,
    fue noble con sus regidos,
    ellos muy agradecidos
    sirvieron siempre a su causa
    y un galán en cada pausa
    le presentan conmovidos.

    Murió la reina en su día
    con el amor de los suyos,
    las flores con sus capullos
    la cubrieron a porfía.
    En qué país viviría
    se preguntan los dolientes,
    quizá en el propio, mis gentes,
    sólo que tanto ignoramos
    que a quien nos ama olvidamos
    por simples y por ausentes.

    http://fuerteyfeliz.bligoo.cl/

    12 10 12

      Fecha y hora actual: Lun Mar 27, 2017 2:21 pm