Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» Roto el mar
Mar Dic 06, 2016 5:50 am por caminandobajolalluvia

» Colegio Canicouva de Vigo Navidad 2016
Mar Dic 06, 2016 4:11 am por caminandobajolalluvia

» Tu cuerpo en otra sombra
Lun Dic 05, 2016 6:30 am por caminandobajolalluvia

» El Casino Obrero Navidad 2016
Sáb Dic 03, 2016 7:30 pm por caminandobajolalluvia

» Verde, si llama
Sáb Dic 03, 2016 6:54 am por caminandobajolalluvia

» Mi corazón
Mar Nov 29, 2016 6:41 am por caminandobajolalluvia

» Verdad
Jue Nov 24, 2016 8:43 pm por caminandobajolalluvia

» Colegio Canicouva de Vigo erase una fiesta infantil
Miér Nov 23, 2016 7:07 pm por caminandobajolalluvia

» Dinoseto de vigo forma una familia
Vie Nov 18, 2016 6:12 am por caminandobajolalluvia

Temas similares

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 4 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 4 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Los posteadores más activos del mes

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    YO LA MARGINAL

    Comparte

    beatriz irene bardeci
    Poeta Gran Master - Miembro Del Jurado
    Poeta Gran Master - Miembro Del Jurado

    Femenino Mensajes : 2673
    Fecha de inscripción : 04/05/2010
    Localización : Buenos Aires. Argentina
    Humor : en general bueno...

    YO LA MARGINAL

    Mensaje por beatriz irene bardeci el Sáb Ago 18, 2012 1:38 am

    Parte VII

    A las siete de la mañana ya estaba cambiada, no habìa podido pegar un ojo, pensando en como estarìa mi mamà. A mis hermanos los levantè a las seis, les dì matecocido con un poco de esa leche en polvo que nos dan. Y les hice unas tostadas, no entendian nada pobrecitos, no quise decirles nada de mamà. Cuando me preguntaron por que no vino, les dije por que la sra la necesitaba temprano y se quedo a dormir allà, eso los hizo tranquilizar.
    Nelly en ese momento llamo a la puerta, Laura ya estas lista? Si, le llevo a Elena mis hermanitos y vengo.
    Salimos caminando de la villa , todavia estaba oscuro. Ninguna de las dos decia palabra alguna. Yo miraba a la Nelly de reojo, y le veìa cara preocupada, pero tenia mucho miedo de preguntarle nada. Tomamos el colectivo en silencio y asi seguimos hasta llegar-
    Entramos al Hospital y fuimos a informes, preguntamos si se encontraba Marìa Filomena Ojeda. Nos contestaron que si, que estaba internada en el segundo piso habitacion 25. Uds quienes son? por que no es horario de visitas. Soy la hija y ella es mi tia Nelly, ni sè por que dije eso, quizas por que la sentìa como eso, como una pariente querida que no tengo. Tenemos que hablar con el Doctor. Ahh bueno, entonces suban por la escalera, por que el ascensor no anda, igual son sòlo dos pisos.
    Subimos esos dos pisos en pocos minutos, fuimos directo a la habitaciòn. Habìa una enfermera limpiando a una enferma y nos dijo...afuera, recien cuando termino pasan. No tardo mucho, pero a mi me parecieron siglos. Cuando saliò con su carrito, nos dijo pasen.
    Fuimos directamente a la cama de mamà, ella estaba con los ojos cerrados, muy palida, y con unas ojeras tremenda. Nos paramos al lado de la cama sin hacer ruido. Ella abriò los ojos, me miro con una mirada rara, como de alegria, bronca, desconcierto, me dice...vos que haces acà? y tus hermanos? donde los dejaste?. La Nelly le contesto por mi.
    Mamà que te pasò? por que te trajeron aca? No sè, estaba trabajando en la empresa, que es la changa que hago despues de que salgo de la doña, y me empece a sentir mareada, rara, como que no coordinaba, entonces uno de los empleados llamò a los patrones, y enseguida me llevaron a la guardia. Alli me revisaron, me preguntaron muchas cosas, y me sacaron radiografias. Yo les decia que me tenìa que ir a casa, que deje a los chicos solos para ir a trabajar, pero me dijeron sra. sin hacerle todos los estudios, no sè podrà ir a su casa. Por eso les pedi que avisen a la Nelly, sabia que estarian preocupados. Espero que pronto me dejen salir. Si yo no trabajo uds no comen, y se largò a llorar, de una forma que nunca la habìa visto. La abrace, la sentì tan fràgil, , no llores mamita, yo trabajarè, a los chicos no les faltarà nada, y pronto estaràs en casa.
    Nos quedamos un rato màs, y entrò el dr. que la atiende. Nos dice hay algun pariente mayor de edad para hablar con el? Le dije no doctor, yo tengo 15 años y soy la màs grande. Y ud sra? le dice a la Nelly, no, yo no soy pariente, soy una vecina y amiga.
    Podemos hablar? cuando yo iba detràs me dijo no, vos cuida a tu mamà. Mi mamà me miraba con tanta cara de miedo, sus ojos querian decirme tantas cosas, pero su boca estaba cerrada, la sentì entregada, como nunca antes.
    Al rato vino la Nelly y me dijo bueno saluda a tu mamà, mañana volvemos. Necesitas que te traiga algo Marìa, si un camisòn, aunque los mios estan muy viejitos, son mejor que este que me puso el hospital. Quedate tranquila, yo tengo uno sin estrenar que me regalaron para mi cumpleaños, ahora voy lo lavo y lo plancho y te lo traigo. Con los chicos quedate tranquila, yo me hago cargo mientras te hacen los estudios, ademàs son muy buenitos, y Laura los maneja muy bien, es toda una señorita. Mamà tomò entre sus manos las de Nelly, gracias por todo lo que haces, Dios te iluminarà, mientras dos lagrimas rodaban por su rostro gastado......

    seguira


    YO LA MARGINAL PARTE VIII

    Me fuì del Hospital con un nudo en la garganta, nunca antes a mi mamà la vi asì, tan fràgil, parecia de cristal, que en cualquier momento se iba a romper. esas cuatro cuadras que nos separaban del colectivo, las hice callada, pensando...tengo mucho miedo, hasta de preguntarle a Nelly que le dijo el doctor.
    Ella no decia nada, estuvimos un rato largo en la parada, los colectivos en provincia son asi, tardan muchisimo en venir. Las làgrimas rodaban por mi cara sin poder evitarlo. No queria llorar, pero no podìa dejar de hacerlo.
    Por suerte nos sentamos en el ùltimo asiento, que si bien salta mucho, es mejor de ir parada una hora, y aguantar las frenadas y aceleradas que se mandan los choferes.
    La mirè a Nelly, ella me diò su pañuelo, me acaricio la cabeza, y me dijo quedate tranquila Laura, ya todo se va a solucionar. Entonces le preguntè...que le dijo el doctor? por que no queria que yo este? que tiene mi mamà?? Cuanto tiempo estara alli?? me salian a borbotones las preguntas.
    Te contarè por partes, todavia los dres no saben que es lo que tiene tu mamà, tienen que hacerle un montòn de estudios, asì que todavia no se sabe cuanto tiempo tendrà que estar internada. Pidiò hablar con una persona mayor, por que siempre es asì.
    Decime Luz...tu mamà no tenìa una hermana? si contestè, pero hace años que no sabemos nada de ella, sigue viviendo en el Chaco. Por que me lo pregunta? por nada, para avisarle que tu mamà esta en el Hospital, yo te puedo ayudar, pero no me gusta que te quedes solita con tus hermanos.
    No se preocupe, yo se manejarme con ellos. Pero viò Nelly lo que es mi vida? ahora que pensaba estudiar con la rubia, para poder hacer cosas importantes, me pasa esto. Si tengo que salir a trabajar y cuidar de los chicos, adios sueños. Y si uno pierde los sueños, se convierte en una persona como fuè siempre mi mamà, con tristeza en el rostro, nunca una sonrisa, siempre cara de amargura.
    No es asì Laura,... si es asì Nelly.
    No se si es el momento, pero te voy a contar una historia, para que sepas que las razones son otras.
    Tu mamà se criò en el Chaco, en una casa muy muy humilde, como la que yo vivo?? pregunte. Si, rodeada de muchos parientes, de varios hermanos.
    Un dìa, cuando era màs chica que vos, sòlo tenìa 13 años, un hombre como de 40 años, que vivìa como ermitaño, en una choza, en el medio de un bosque con inmensos àrboles de gran altura, tupidos, sombrios, con plantas trepadoras, rastreras, que abrazan a los àrboles, formando una maraña impenetrable, se la llevò a vivir con èl. Su familia nunca supo donde estaba, ni quien se la llevò. La buscaron un tiempo, hasta que dejaron de buscarla.
    Y la niña inocente, que sòlo sabia jugar con juguetes ajados; que alguien le regalò, de golpe, y sin amor ni delicadeza, se convirtiò a la fuerza en mujer.
    Sola, en ese destierro al que fuè forzada, sintiò que sus gritos y pedidos de socorro eran vanos, se sentìa desamparada, cuando la bestia le arrancò la ropa, y se le tirò encima para truncar para siempre su virginidad. Una alimaña apestosa, salvaje, le produjo un dolor inmenso al penetrarla, hacerla sangrar, apretarle los pechos hasta dejarlos marcados. Se quedò un rato que parecian siglos, mirandola con esa cara que le daba asco, que parecia babearse, que gritaba, que gemìa. Mientras ella cerro los ojos, resignada a que nadie la iba a oir, hasta que terminara esa pesadilla. Cuando el sacio su deseo, se levantò, la dejo tirada en el catre, sin entender que le habìa pasado, por que sangraba. Y se fuè a tomar una copa de vino.
    Ella no podia ni moverse, sentìa su fràgil cuerpo destrozado, humillado. El se acercò, ella temblò, tenìa miedo que comience nuevamente la pesadilla. La agarrò bruscamente del brazo, la sacò de allì, le dijo hace algo para comer, que tengo hambre, esto me abriò el apetito.
    Se levanto como pudo, temblorosa, asustada, no era màs que una niña ultrajada. Hizo algo de comer con lo que habìa, èl se tomò casi una botella de vino, y se quedò dormido en la mesa.
    Esa noche, en la soledad de esa choza, llorò, gimiò de angustìa, hasta que los primeros rayos de luz entre los àrboles, le hicieron volver a la realidad de que habìa amanecido. Mientras la alimaña dormia su borrachera.
    Cuando se despertò, saliò al bosque a cazar algùn animal para comer. Desde allì no escuchaba voz humana alguna, solo el ruido que hacen los animales que pueblan el bosque. Escuchar a los pumas y gatos monteces me daba terror. Que hacia si se acercaban cuando quedaba sola, aunque vivìa con un animal salvaje.
    Cuando vino, con unos conejos en la mano, me dijo pelalos, esta es la cena.

    . seguira

    YO LA MARGINAL PARTE IX


    Todavia temblorosa, con lo que le habìa pasado el dìa anterior, los ojos hinchados de tanto llorar. Prendio la leña de la cocina econòmica, preparo los conejos en guiso, con unas papas que encontrò. Puso dos platos de aluminio, abollados, viejos, sobre la tabla que hacia de mesa, colocò la olla en el medio.
    El le dijo servi, eso es lo que haras de ahora y en màs, cada dìa, hasta el dìa que me muera, servirme en todo lo que necesito, en TODO, y no quiero caras largas, no quiero làgrimas, ni gritos, aprendè a cocinar, a limpiar la choza, y se una buena hembra en la cama. Ahora sentatè y comè, no quiero debiluchas, ni flaquitas, que no tengan nada para agarrar, nada de enfermarte, que acà no hay doctor ni remedios, y al pueblo no te llevarè. Nadie sabe que estas acà, y nadie lo sabrà. Y si intentas escaparte, te matarè como a esos conejos que traje para la comida, con mis propias manos. Tenìa una mirada diabolica cuando hablaba.
    Las piernas le temblaban, sentate de una vez, que la comida se enfria le gritò, ella se sentò, servime tengo hambre. Ella tomo el cucharon y le llenò el plato de comida. Servite, comè, que mi buen trabajo me costo agarrar a esos crètinos. No sabes que tenes que poner el vino en la mesa??? eso es lo primero, la primera y ultima vez que te lo digo, no me hagas que te enseñe a los golpes. Se levantò y puso el vino sobre la mesa. Sentate y come de una vez, que despues dormiremos la siesta.
    Cuando escucho eso, la comida que tenìa en la boca, no la podìa tragar. De solo pensar que ese tipo la tocara otra vez, le daba repulsiòn y angustia.
    Cuando terminaron de comer, ella callada, levantò las cosas de la mesa, y las llevò a la pileta. Se puso a lavar los platos, los estaba secando. Cuando escuchò a la bestia gritar, terminà rapido, y venite a acostar. No querìa ni mirarlo, sentìa detras de ella, su mirada lasciva, sentìa de lejos el olor agrio de su piel, era como un animal en celo.
    Ella trataba de tardar, a ver si se dormìa, ya que tomo mucho. Pero no, no fuè asì, se levantò como loco, la agarrò del brazo y la tirò en el catre, en un segundo le saco la ropa, èl ya estaba desnudo, con su cuerpo musculoso, con cicatrices; que son marcas, de animales del bosque. Y la cara ajada, como si tuviera mucha màs edad de la que tenìa, con la expresiòn de un animal salvaje, despiadado, hambriento. Cerro los ojos, y trato de pensar en cualquier cosa, menos en lo que esa bestia hacia. Separò su cuerpo de su mente, y volò con su imaginaciòn....era eso o la muerte.
    Cada dìa se repitiò ese calvario. Ya ella no era ella, era el objeto de ese hombre. Se diò cuenta que dos meses seguidos no le vino la menstruaciòn, pero como estaba tan triste, con tanto miedo, pensò que era por eso.
    No le dijo nada, casi no hablaba, sòlo contestaba monosilabos. Pero viò que se estaba poniendo gordita, y sobre todo de panza, pasaban los meses, y la panza crecia màs y màs. Eso a èl no le importaba, seguia haciendo lo mismo. Un dìa sintio como si le patearan la panza, primero se asustò, y despuès pensò en lo que le paso a su mamà cuando esperaba a sus hermanitos, que muchas veces le hizo poner la mano en la panza, y le dijo, mirà como patea. Se paralizò de sòlo pensar que podia tener en su vientre una criatura de ese monstruo.
    Cuando pasaron ocho meses desde que la secuestro, ya no habia duda de que esperaba un bb. Alli se diò por enterado, vos estas embarazada, espero que sea un macho como yo. Igual me gusta estar dentro tuyo, màs asì y lo hare hasta que tengas que parir,
    O te creias que iba a parar por que tenes un crio adentro? no, me gustan las embarazadas. Hacete a la idea de que no vas a ir a un hospital, sino que lo tendràs acà, aca? como? yo no se como es....no importa, vos solo tenes que hacer fuerza para que salga, yo le corto el cordòn con la cuchilla. Eso la aterrorizo.
    A medida que se acercaba la fecha de parir, se sentìa mas pesada, no sabia como acostarse, toda posiciòn le resultaba molesta. Pero èl no paraba, hasta el dìa anteiror a parir, no le importaba nada, sòlo sus deseos.
    Empezo a sentir dolores, contracciones, cada vez mas seguidas, le dijo, va a nacer. De pronto sintiò un liquido calido sobre las piernas, era la bolsa que se rompiò. Escuchò un acostatè, abrì las piernas, hace fuerza, ella sentìa un dolor terrible, que nunca antes habìa sentido. Pujaba hasta quedarse sin aire, sentìa que ya no tenìa màs fuerza, dale, segui, segui escuchaba, ya està por salir, asoma la cabeza, dale segui, gritaba y se le caian las làgrimas, ya no podìa màs, segui,segui....ya saliò, que mierda, es una hembra. Quedate quieta que te corto el cordòn. Trajo la cuchilla, la que ni siquiera pasò por agua caliente, y lo cortò. Le puso al bb sobre ella. Sobre una nena habìa otra nena. La miraba con una mezcla extraña de ternura y desconcierto. Por que ella a los catorce años tenìa una hija? una hija que no fuè fruto de amor, ni siquiera de cariño. Ella pensò otra cosa de su vida, pensò que cuando tuviera quince o dieciseis años se pondrìa de novia con un chico que le gustara, que con el tiempo se fueran a vivir, y allì si formar una familia. Pero esto, lo que le paso, nunca estuvo en sus peores pesadillas....y ahora que?

    seguira...

    YO LA MARGINAL PARTE X


    Cuantas preguntas se hizo esa niña mujer. Se encontraba dandole la teta a su hija y pensò, no tiene nombre aùn, le tengo que buscar uno, Y no uno cualquiera, por que esta pequeñita que no busque y creciò dentro mio, me mirà fijo a los ojos, derramo ternura, ademàs la vì tan fragil, tan necesitada de mis cuidados, siento que de alguna manera, serà mi compania, serà una luz en mi camino. Y cuando penso eso se dijo...ese, ese serà su nombre LUZ, ya que le trajo un brillo especial a su alma herida, a su corazòn roto, a su cuerpo ultrajado, mancillado.

    Luz naciò a la tarde, ella estaba agotada, despues de ese parto realizado en forma precaria, se estaba dormitando, abrazada a su bebe, cuando escuchò una voz aspera, ronca, esa que tienen los borrachos cuando tomaron mucho.... .bueno, recuperate pronto, que yo tengo hambre, y tenes que cocinar, todas las mujeres tienen chicos y no por eso se tiran a la cama.

    Ella que siempre se habìa callado, que bajaba la cabeza, reaccionò como animal que le atacan a su cria.

    ¿Ud que sabe lo que es ser madre?....¿ lo que es parir?... ud sòlo sabe actuar como bestia, ud me violò, ¿no me pregunto nunca si queria estar en esa cama?... con un viejo mugroso, oloroso, zopenco, que me da asco cada vez que pone sus manos sobre mi cuerpo.

    Ud tiene mi cuerpo, pero jamàs, jamàs lograrà ser dueño de mi alma, esa me pertenece en exclusividad. Como Luz que es sòlo mia....¿Que luz? pregunto sacado.... mi hija.

    Que me importa esa niña, no queria nada y menos una hembra, ya que venia, queria un macho, pero ni eso hiciste bien, trajiste una chirusa màs al mundo.

    Solo queria revolcarme con vos cuando tuviera ganas, y ahora viene esa a meterse en el medio. Pero te aclaro, mejor que no dejes de atenderme, por que la tirò fuera de la choza para que se la coman los pumas....asì que portate bien y se dòcil, sino, sabes que pasarà.

    Hoy te dejo haraganear, pero no se harà costumbre, a la mañana quiero el desayuno, y si despues vengo caliente, te sacas la ropa sin chistar, pero...pero recien fuì mamà, estoy indispuesta... ¿que me importa sin sangras o no? ...¿si te duele o no?... vos sos mia y haras todo lo que yo quiera. ¿Entendiste???... o ¿ te lo repito???...¿sabes donde se va tu Luz si desobedeces?.

    Ahora tenìa doble preocupaciòn y dolor, por ella y por ese ser pequeño, inocente, al que sòlo ella podia defender. Tendria que soportar ir callada a la cama siempe que el quisiera. De sòlo pensar en lo que dijo, que la tiraria para que la coman los pumas, se aterrorizaba.

    Y allì a esa niña mujer, se le cruzò una idea por la cabeza, tenìa que escapar....¿ Pero como?...¿ como caminar con Luz por el bosque sin que las fieras o las viboras las ataquen?....¿como llegar a una casa amiga para que la ayude? de huir, ella se tenìa que ir lejos y ...¿con que dinero? si no tenìa nada. Por que si el la encontraba, las matarìa a las dos, con el hacha que usa para cortar la leña o con el machete.

    ¿Pero en que momento me puedo escapar?...¿ cual es el mejor momento? de noche el bosque es tenebroso. Pero si me obliga a acostarme con èl, despues cena y toma mucho vino, se puede quedar dormido, y eso me daria màs tiempo.

    Desde el nacimiento,...dìa y noche tenìa la idea fija de tener que huir....¿Como iba a criar asì a su hija? y ¿si cuando creciera, èl hiciera con Luz lo que hizo con ella se preguntaba?....esa sòla idea le daba coraje.

    Tenìa que jugarse, pero para ello dejarìa pasar unos dìas, hasta ponerse màs fuerte. Ya que cruzar todo el bosque eran màs de cinco kilometros, de un terreno peligroso, con plantas trepadoras y toda clase de alimañas, hasta encontrar algùn grupito de casas.

    Pensaba, pensaba... ¿quien podia ayudarla?....¿a quien pedirle dinero para escapar?....una vez que llegara a destino. Y de golpe se acordo de la Filomena, que una vez le contò una historia muy triste, muy parecida a la de ella, seguro que sacarà el dinero de donde sea pero me ayudarà.

    Al otro dìa se levantò como pudo, aunque se sentia floja, y le preparò el mate cocido, con galleta, se lo puso en la mesa, y se fuè a darle la teta a Luz, cuando èl la viò, le dijo veni acà a desayunar conmigo, es que la nena tiene hambre contestè....a mi no me importa, ya te lo dije, fui claro. Elegì....

    Lo dijo con tanta cara de despota, ningùn buen sentimiento emanaba de èl, que dejè a la nena en el catre llorando, y fui a desayunar.

    Y ahora salgo a buscar comida, y cuando llegue, te quiero en la cama bien dispuesta, asì que hace que la cria se duerma. Y sin chistar....¿me oiste?... sin chistar.

    En cuanto cerrò la puerta, tomò a Luz en sus brazos, y comenzò la mejor ceremonia desde que se encontraba alli, una comunion de amor incondicional con su hija. No le importaba que la bestia fuera el padre, para ella Luz era sòlo de ella.

    Estuvo asì un buen rato, primero de diò leche de una teta y despues de la otra, como le viò hacer a su mamà tantas veces. Por que ella decia que si la leche quedaba alli y no la tomaba, despues le dolerian los pechos, que habìa que darle de los dos. Se notaba que iba a ser de buen apetito, por que tomaba con muchas ganas, y mucha cantidad...pobrecita, no tenìa ni ropita, de trocitos de tela le hice algo para ponerle. Y trapos de pañales que ajustaba con una cinta gruesa a la cintura.

    Con un colchoncito viejo raido, hice la cuna para que durmiera. No podìa hacerla dormir en el catre en el que èl dormia conmigo.

    Cuando se durmiò, le cambiè el pañal y la acostè en su cunita.

    En el momento que me alejaba de Luz, escuche pasos fuertes, era èl.

    Ni bien traspaso la puerta, me dice...¿ que haces vestida?...¿ que te dije?...¿ sos sorda? o ¿te falta algun patito en la cabeza?...¿ queres ponerme nervioso?....mirà que tuve una tarde de mierda, me costò mucho conseguir algo para comer.

    Se acercò violentamente, me rompiò la ropa de un tiròn, me tirò sobre el piso de tierra, me aprisionò fuerte del cuello, casi no podìa respirar, se sacò la ropa con una mano, mientras seguia con la otra en mi cuello, y me dijo...¿si te gusta que sea màs ruda la cosa, la serà?...¿ te gusta asi?? movia como podia la cabeza diciendo no, ah...¿no te gusta??....bueno, comportate como la màs puta, y haceme de todo lo que se te ocurra para que disfrute y me saque el malhumor...¿escuchas perra?...¿ te queda claro?... la màs puta de las putas, quiero gozar, ...y comenzò un calvario que se prolongò por horas, era insaciable, salvaje, me pedia cosas, una detras de otra. Y como yo no sabia me decia es asì....aprende puta aprendè....asi todas las noches puedo pasarla bien.

    No le importò nada, que me clave piedras en la espalda, en ese desparejo suelo.... que hacia un dìa que habìa parido....que tenìa catorce años...nada, no le importò nada.

    Tenìa que escapar pronto...no podrìa aguantar por mucho tiempo esto.



    seguirà







    ..




    deliapc
    Admin de café poético
    Admin de café poético

    Femenino Mensajes : 4390
    Fecha de inscripción : 12/01/2010
    Localización : Mendoza, Argentina

    Re: YO LA MARGINAL

    Mensaje por deliapc el Sáb Ago 18, 2012 7:49 pm

    Excelente relato, Bett.
    Terrible y triste realidad lamentablemente frecuente.

    Un abrazo


    _________________
    Delia

    "Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo pequeñas cosas, puede cambiar el mundo"
    Proverbio africano



    beatriz irene bardeci
    Poeta Gran Master - Miembro Del Jurado
    Poeta Gran Master - Miembro Del Jurado

    Femenino Mensajes : 2673
    Fecha de inscripción : 04/05/2010
    Localización : Buenos Aires. Argentina
    Humor : en general bueno...

    Re: YO LA MARGINAL

    Mensaje por beatriz irene bardeci el Sáb Ago 18, 2012 9:28 pm

    Si Delia, parte de èsto es cierto, la historia que me contaron de alguien que ya no està. Uno con su imaginaciòn pone detalles, pero es el proyecto de una novela, que el final serà otro....la vida siempre da oportunidades. Gracias por pasar amiga Besos BETT

    Contenido patrocinado

    Re: YO LA MARGINAL

    Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 1:51 am


      Fecha y hora actual: Sáb Dic 10, 2016 1:51 am