Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» Marchitas margaritas desojadas...
Hoy a las 7:23 pm por Queenire

» QUE LA VIDA NO TE ABURRA
Miér Feb 22, 2017 8:21 pm por caminandobajolalluvia

» Elogio al alba
Miér Feb 22, 2017 2:52 am por caminandobajolalluvia

» Sólo Arte
Dom Feb 19, 2017 6:18 am por caminandobajolalluvia

» ¡Heroína de la vida y del rigor!
Sáb Feb 18, 2017 8:37 am por caminandobajolalluvia

» Femenino contraste, apasionada nieve…
Sáb Feb 18, 2017 8:07 am por caminandobajolalluvia

» Cruzada al mar abierto
Miér Feb 15, 2017 5:42 pm por caminandobajolalluvia

» Recoge de la nieve
Miér Feb 15, 2017 5:29 pm por caminandobajolalluvia

» SALUDOS en el Día del Amor y la Amistad (14/2)
Mar Feb 14, 2017 10:09 pm por deliapc

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 5 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 5 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Los posteadores más activos del mes

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    Acta de fe

    Comparte

    Oscar64
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado

    Masculino Mensajes : 8252
    Fecha de inscripción : 22/05/2010
    Localización : Santiago de Chile

    Acta de fe

    Mensaje por Oscar64 el Dom Jul 29, 2012 10:26 am

    Acta de fe

    Desde que la tierra dejó de estar segura
    de ser redonda o plana, de ser tierra,
    de rodar y rodar sin más por el espacio,
    desde que tuvo culpa, vanidad, preocupaciones,
    desde que repartió su azul tesoro en hemisferios
    y uno fue más o quiso ser mejor que el otro.
    (¿Cuándo esto fue, cuándo ha cesado?
    ¿Comenzó la llama en el chocar de dos pedruscos
    o en el sueño tenaz de quien no vio jamás la hoguera
    o en el sueño feraz de quien ni supo que ha soñado?
    ¿Y acaba allí, cuando se extingue la postrera lumbre
    o al apagarse los últimos ojos que la vieron
    o al cerrarse los ojos que en esos ojos vieron aquel fuego?)
    Desde, más bien, que dudo y hurgo con mis pares,
    también con mis impares y múltiplos futuros,
    desde que cuelgo en mi oración esta camisa
    de no poder saber sino que todo es tan incierto,
    pleno se azar, coartado en sinrazones,
    parcialmente eficaz contra la hambruna y el vacío,
    desde que estoy, en fin, desnudo cada ocaso,
    puedo decir, quiero decir, hermanos míos,
    que con mi mano y mi canción cuentan por siempre,
    que, sin saber la otra verdad del laberinto,
    mis propios hilos tejo aquí para abrigarnos.
    Desde que somos la verdad es una sola:
    nada sabemos, pero no por eso renunciamos.

    25 07 12

      Fecha y hora actual: Sáb Feb 25, 2017 10:08 pm