Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» Rosa de crepúsculo en sombras
Hoy a las 6:47 am por caminandobajolalluvia

» Quiero verte hoy de tarde
Vie Ago 18, 2017 4:49 pm por Miguel Visurraga Sosa

» Sonetos, tres.
Vie Ago 18, 2017 12:16 am por caminandobajolalluvia

» HORIZONTES DESATADOS. IV
Jue Ago 17, 2017 8:22 pm por caminandobajolalluvia

» …De tu mano
Jue Ago 17, 2017 8:17 pm por caminandobajolalluvia

» EL DUENDE CON ALAS QUE NO PODÍA VOLAR.
Jue Ago 17, 2017 8:14 pm por caminandobajolalluvia

» INVIERNO EN EL CAMPO
Jue Ago 17, 2017 8:03 pm por caminandobajolalluvia

» Tarde enajenada
Jue Ago 17, 2017 7:55 pm por caminandobajolalluvia

» Tardes de primavera
Jue Ago 17, 2017 7:14 pm por Esperanzapaz

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 7 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 7 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Los posteadores más activos del mes

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    Una ciega rosa

    Comparte
    avatar
    caminandobajolalluvia
    moderador de café poético
    moderador de café poético

    Masculino Mensajes : 8000
    Fecha de inscripción : 19/12/2009
    Localización : Buenos Aires, Argentina
    Humor : Muy gracioso en ocasiones súbitas, je

    Una ciega rosa

    Mensaje por caminandobajolalluvia el Mar Nov 23, 2010 6:44 am

    De sus ojos el escoplo dulce de su aroma
    en su púrpura baño de miel en nacimiento
    acobarda al jardín, compite aliento
    la dulce función de las telas que ella toma.
    Un instante dócil, su quebranto es una flor
    y conjuga mi dolor, su aspa melancólica
    sempiterna gracia a sus pies ya mi dolor
    incita tierna la dulce pasión bucólica.

    Por ver y contemplar tanto mi aliento
    enamorada cabe en tu púrpura profundo
    el certamen de tu flor cual vagabundo
    errátil quimera de sumido asiento
    cual verano que a posar austera mía
    has perdido de tu efluvio la manzana
    que te quitó la vista soberana
    y el perfume quedó, en el agua lo bebía!

    Y era postrero el silencio matutino
    de tu caudal abierto y nemoroso
    cual sirena que en semblante repentino
    undócil eras llanto y verso primoroso!
    Ya el matiz de tu seno era el diluvio
    de tus alas, cual húmidas centellas
    que el divino trance cual pacer de ellas
    en las sombras del crepúsculo, eran tu Vesubio.

    Llanto sin ver, eran empapadas
    las horas que sin ser, el aliento consumías
    tus espinas acerabas las verdes espadas
    del ceñido intento por las ansias mías!
    De abrazarte, eran mis despojos
    misterioso aroma, aún desde mis ojos
    y el sencillo cauce, manantial en tus entrañas
    jurabas cielo, del remanso te adueñabas.

    Y el silencio escondía ya listo tu perfume
    cual aliento sobrio, tú, Oh rosa exangüe!
    de tu licor sediento el amor retome
    tu dócil recato y femenino amague
    hasta que el sol impregne tu rubor oculto
    y apague el astro el formidable día
    en que perdiste la luz por amar mi fría
    mano, mi alma, que quiere llevarte alto.
    avatar
    kaina
    Admin de café poético
    Admin de café poético

    Femenino Mensajes : 7301
    Fecha de inscripción : 14/12/2009
    Localización : buenos aires
    Humor : Siempre positiva

    Re: Una ciega rosa

    Mensaje por kaina el Jue Jun 09, 2011 6:12 pm

    Al lo alto cualquiera con estas letras desearía estar, ahi... donde las rosas tienen rostro.
    Un abrazo compañero y nos estamos leyendo.

      Fecha y hora actual: Lun Ago 21, 2017 11:59 am