Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» Roto el mar
Ayer a las 5:50 am por caminandobajolalluvia

» Colegio Canicouva de Vigo Navidad 2016
Ayer a las 4:11 am por caminandobajolalluvia

» Tu cuerpo en otra sombra
Lun Dic 05, 2016 6:30 am por caminandobajolalluvia

» El Casino Obrero Navidad 2016
Sáb Dic 03, 2016 7:30 pm por caminandobajolalluvia

» Verde, si llama
Sáb Dic 03, 2016 6:54 am por caminandobajolalluvia

» Mi corazón
Mar Nov 29, 2016 6:41 am por caminandobajolalluvia

» Verdad
Jue Nov 24, 2016 8:43 pm por caminandobajolalluvia

» Colegio Canicouva de Vigo erase una fiesta infantil
Miér Nov 23, 2016 7:07 pm por caminandobajolalluvia

» Dinoseto de vigo forma una familia
Vie Nov 18, 2016 6:12 am por caminandobajolalluvia

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Los posteadores más activos del mes

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    Tras de la luz

    Comparte

    Oscar64
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado

    Masculino Mensajes : 8252
    Fecha de inscripción : 22/05/2010
    Localización : Santiago de Chile

    Tras de la luz

    Mensaje por Oscar64 el Mar Jul 20, 2010 9:29 pm

    Tras de la luz

    Ninguna solución me han dado tantos siglos
    ni los héroes ni los íncubos ni los labios amatorios.
    En torno a mi glorieta a solas giro,
    sediento, calcinado, viendo abrirse,
    las cuencas de la historia sin respuesta.
    Tan sólo el abandono toca el piano,
    la música en los techo no es la lluvia,
    la sola condición de la esperanza
    dejó su rastro azul en el cadalso,
    sin cuota ni placer, sin veredicto
    más que la fe vendida en un molino,
    más que la cruz que gira en las turbinas
    de un gran motor de dientes desolados.
    En él busqué, en el sabor de los veranos,
    en la camisa que quité del moribundo,
    en el vestido que cayó junto a mis pantalones,
    en la botella que no abrí por conservar aquel menaje,
    en el valor de la mañana que exagera
    con su moneda mordida en los portales
    por usureros, por mendigos, por empleados
    que llegan al ocaso sin saber qué es la alegría.
    Y vi sangrar ese homenaje del eterno,
    esa canción que el infinito nos dedica,
    en el ocaso yo mordí mis propios labios
    y no podría descifrar qué vi más rojo,
    más triste, más sin sal en el orgullo,
    si el sólo solitario sol perdido
    o el viejo corazón que se hace llanto,
    como un ficticio mar en que acunar la misma muerte.
    Por eso, soledad, por eso, multitudes,
    exijo conocer lo que me espera en esta aldea,
    tengo un mantel de estambres amarillos,
    tengo un corcel que corre por mis venas
    y se hace cabellera, fogata, lápiz rojo
    y estrella por arder en la pasión de un par de rostros.
    Exijo dominar tanta agonía,
    que no se transa mi dolor ni en la floresta,
    ni en la postal que me anunció el fin de la guerra,
    con su soldado ya muerto en la estampilla,
    ni en la aguerrida soledad del blues que añoro
    o del rock que combatió contra los cuervos,
    ni en las estelas del cohete computado
    como vanguardia cuando por siglos las gaviotas
    van y vienen entre estrellas y galaxias,
    ni en la mezquina claridad del eremita
    que se masturba para hablar después del cielo,
    ni en el asesino que lavó muy bien sus manos
    para llegar a tiempo al cumpleaños de sus hijos,
    ni en la marmota cuyos senos se ofrecieron
    por un diamante al dios senil de la chequera.
    Domino, pues, apenas mi escafandra,
    sospecho que el oxígeno es un medio,
    no el fin de tanto pecho mal inflado,
    declaro que mi flor es la alegría,
    si quieres deshojarla será tuya,
    persistirá su aroma tras el rastro de tus pétalos,
    un libro ha de guardar tu polvo inmarcesible.
    Persisto, sin embargo, en mi aventura,
    en mi desilusión, en el color que te interroga
    y en este pozo simplemente busco el agua
    que de tu sed procederá en hallar milagro.
    Mi abrazo pues te doy, toma mi copa,
    repártela en el vino de tus risas,
    concédela en la piel de los perdidos,
    hazla brillar en la canción que brota en tu alma.

    25 05 10

    Recaredo
    Poeta Autor-"Una Tarde De Café Musa Y Poesía"
    Poeta Autor-

    Mensajes : 3538
    Fecha de inscripción : 17/12/2009
    Localización : Barcelona (España)
    Humor : Mucho humor

    Re: Tras de la luz

    Mensaje por Recaredo el Vie Jul 23, 2010 8:39 am

    [b]Hay que tomar aliento, para seguir leyendo este poema. Es una maravilla, amigo Óscar. Tu forma de escribir es a la par exquisita y tormentosa; tus adentros se abran hacia fuera con un torrente de realismo puro. Abrazos.

      Fecha y hora actual: Miér Dic 07, 2016 7:26 am