Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» El fuego de tu cuerpo
Ayer a las 1:09 pm por caminandobajolalluvia

» Heladas rosas mojadas de fuego
Sáb Nov 18, 2017 11:00 am por caminandobajolalluvia

» Un solo sueño
Jue Nov 16, 2017 7:23 am por caminandobajolalluvia

» Me urge… (Para Andrea…)
Miér Nov 15, 2017 4:52 am por caminandobajolalluvia

» Moderna Esclavitud
Mar Nov 14, 2017 6:51 am por caminandobajolalluvia

» No era corazón.
Mar Nov 14, 2017 6:44 am por caminandobajolalluvia

» Palabra de rosa
Mar Nov 07, 2017 6:14 am por caminandobajolalluvia

» Es de noche…
Mar Nov 07, 2017 6:06 am por caminandobajolalluvia

» Juramento
Vie Nov 03, 2017 3:51 pm por eledendo

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 6 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 6 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Los posteadores más activos del mes

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Palabras claves

Galería



    Me urge… (Para Andrea…)

    Comparte
    avatar
    caminandobajolalluvia
    moderador de café poético
    moderador de café poético

    Masculino Mensajes : 8079
    Fecha de inscripción : 19/12/2009
    Localización : Buenos Aires, Argentina
    Humor : Muy gracioso en ocasiones súbitas, je

    Me urge… (Para Andrea…)

    Mensaje por caminandobajolalluvia el Miér Nov 15, 2017 4:52 am

    Me urge…

    (Para Andrea…)


    Me urge, pintar, con colores ambarinos
    el cuarto, de otoño de tu pelo:
    robarme ciertas bocas, de labio, ultramarinos
    y reír hacia el salobre azahar desde tu anhelo…
    Me urge, -me es indispensable- un solo vuelo
    que con tus alas pinte el mar, de verdes clámides,
    atesar el vano ardor, que libas con mi anzuelo
    y en tu rojo pudor, solombres verdes cúspides…

    Me canta, -no me destaca aún solas botellas,-
    de un rostro lascivo entre penínsulas,
    me evade aún, mi pluma, con mis máculas
    el rojo centro de estupor, el vuelo noble, que destellas…
    Me priva: -no me trasunta- me acobarda y me querella
    la sombra tenue que ha de morir entre mi fábula!
    La lóbrega sal de tu centella. Que me deambula
    por pasillos de cristal, ó de rocío, amanecer y estrella…

    Me asombra, la lentitud del claro,
    un atropello de oro, una gaviota lunar en sombra,
    un lento cristal, una nube de faro;
    un raro ademán, que el cuadro te ilumine: alumbra
    tu rostro al cautiverio de una poma,
    una lengua de miel, un hechizo de palabras
    un rostro, que al cincel, escude roma
    la mirada del clavel: de tus almendras…

    Me hace brisa, -la noche- en su solo clavel
    que te ilumina cual incesto, cual paloma de laurel:
    cual rostro tenso entre miradas de papel
    de tu agonía en la flor, en el clavel…
    Que por demás sucumbe entre mis dedos,
    entre palabras de tenor ya no franqueado
    un labio, con el hedor del claro, de la bruma,
    que mi boca entierra en un costado, de tus miedos…

    Me roba, me roba un solo hechizo de tu huella,
    la pordiosera bruma, que va cantando aquélla,
    lóbrega, sutil, y comandante sol, de sol y estrella:
    Aquélla mariposa que aclara al ruiseñor de tu doncella:
    Aquél verso enamorado que en horas no te empella,
    para vestir doncella… Y claros soles pueda,
    sonreír en la alameda, de tus pacientes söles,
    en brumas y amores, pintándote el color, de aquélla…

    Para franquear la luna. Aquella rosa insiste,
    -tu vulnerable prado- para reír, te embiste…

    Para soñar la luna. Aquella promesa es vulnerada
    como el costado más distante, elogio de las hadas…

      Fecha y hora actual: Jue Nov 23, 2017 7:41 am