Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» INVIERNO EN EL CAMPO
Hoy a las 3:59 pm por Esperanzapaz

» EL DUENDE CON ALAS QUE NO PODÍA VOLAR.
Hoy a las 3:08 pm por Esperanzapaz

» …De tu mano
Hoy a las 3:01 pm por Esperanzapaz

» HORIZONTES DESATADOS. IV
Hoy a las 2:55 pm por Esperanzapaz

» HORIZONTES DESATADOS II
Hoy a las 2:53 pm por Esperanzapaz

» TRISTEZA DEL ÁRBOL TALADO.
Ayer a las 8:23 pm por Esperanzapaz

» SIN NOMBRE
Ayer a las 8:20 pm por Esperanzapaz

» RETAZOS
Ayer a las 8:18 pm por Esperanzapaz

» Quiero verte hoy de tarde
Ayer a las 9:53 am por caminandobajolalluvia

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 7 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 7 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Los posteadores más activos del mes

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    Tarde enajenada

    Comparte
    avatar
    caminandobajolalluvia
    moderador de café poético
    moderador de café poético

    Masculino Mensajes : 7993
    Fecha de inscripción : 19/12/2009
    Localización : Buenos Aires, Argentina
    Humor : Muy gracioso en ocasiones súbitas, je

    Abrazos Tarde enajenada

    Mensaje por caminandobajolalluvia el Jue Ago 10, 2017 4:45 am

    Tarde enajenada


    Me visita el destiempo de versos inmersos
    en sonidos que a poco, canturrean el silencio,
    de nieves, que en la búsqueda de versos,
    son aguas cristalinas de sombras que sentencio
    lejanas de un nombre, tatuadas en la bruma,
    en el ocio adarme de mil cantos y cizañas
    en vuelta de crisálidas, sollozando espuma,
    como aquellas gallardas y ubicuas artimañas…

    Que son rostro en las arenas. Me dobla el tiempo
    un sollozo de canto ermitaño y pasatiempo,
    golondrina hostil, inmersa en albedrío
    que sofoca el cieno de verdes ágoras y río…
    En la maleza, sostenida de cielos que se caen
    en el horizonte, que son relámpago de crepúsculo
    tronando ciego el cantar de los colores que retraen
    en los silencios, las huestes de sombras, cual opúsculo

    Arde en la penumbra llamaradas de ego
    vulnerando el sollozo del fuego tras los muros
    de la doble belleza de tus ojos. Ó tan solo fuego
    de irisadas penumbras de raíz, conjuros
    en tus altos párpados, la medianoche de mi juego,
    es el lento crepitar de la tea que se inflama
    cantando soberana, en el rostro de la noche.
    Te ama el canto de mi pecho, que desama…

    Abrigo; sin el salaz arduo ó decrépito palacïego
    de mi nombre cristalino en tu sollozo,
    como verdes senderos de miel ó tras el gozo
    de sonidos acristalando la nieve de mi fuego:
    El doble altar de tu promesa verdinegra,
    en una sombra corpórea de mil trazos iguales
    que desenjalma la roca, de rostro en pedregales
    ó verdes sombras en el árbol que te integra…

    Sombras, livianas sombras aun en el latido
    de verdes pechos de noches de noctámbulos hechizos
    contemplando la llama que va dejando tu hermosura
    en el nido de vientres de sólida belleza, cautivando
    los silencios de marmóreos robles en copas de sollozo,
    como un contenido gozo: bajo ciegas estrellas
    de oro. Tu cuerpo, es la sombra que atenúa
    las batallas, que ciega tu cuerpo. Y la prisión

    Que busca tu mirada, es aun la noche
    que sofoca el arduo crepitar de mi derroche…

      Fecha y hora actual: Miér Ago 16, 2017 11:51 pm