Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» INVIERNO EN EL CAMPO
Ayer a las 3:59 pm por Esperanzapaz

» EL DUENDE CON ALAS QUE NO PODÍA VOLAR.
Ayer a las 3:08 pm por Esperanzapaz

» …De tu mano
Ayer a las 3:01 pm por Esperanzapaz

» HORIZONTES DESATADOS. IV
Ayer a las 2:55 pm por Esperanzapaz

» HORIZONTES DESATADOS II
Ayer a las 2:53 pm por Esperanzapaz

» TRISTEZA DEL ÁRBOL TALADO.
Mar Ago 15, 2017 8:23 pm por Esperanzapaz

» SIN NOMBRE
Mar Ago 15, 2017 8:20 pm por Esperanzapaz

» RETAZOS
Mar Ago 15, 2017 8:18 pm por Esperanzapaz

» Quiero verte hoy de tarde
Mar Ago 15, 2017 9:53 am por caminandobajolalluvia

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 5 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 5 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Los posteadores más activos del mes

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    Ornamental labio

    Comparte
    avatar
    caminandobajolalluvia
    moderador de café poético
    moderador de café poético

    Masculino Mensajes : 7993
    Fecha de inscripción : 19/12/2009
    Localización : Buenos Aires, Argentina
    Humor : Muy gracioso en ocasiones súbitas, je

    Ornamental labio

    Mensaje por caminandobajolalluvia el Lun Dic 19, 2016 6:50 am

    Ornamental labio

    Besa tu luz, causa de sombras,
    la noche que embellece tus pupilas:
    cual si la noche de tu rostro, asombras,
    entre las sombras proliferan y destilas…
    Cual si la mella del desierto se condena
    en otra espuma, que los mares adormece;
    en otra ciénaga de cauces no refrena,
    y sólo evade, y sólo anhela lo que empece…

    La llama que perdura y se blasfema,
    en otra distinción, estática, si llama,
    en otro tronar de su despecho,
    que sólo bulle: acierto de su hecho…
    Contraria amante, ya la forma de su lirio,
    ó condenado espera, ó brama en su delirio
    ajeno cual semblanza opaca en su dialecto,
    cual si no fuera la rosa, espina de su efecto.

    Ó ya no languidece: es feria su retrato
    cual otro amante espera, pronuncia ó descabella
    su flor en otra estrella: de júbilo la estrella,
    centella de oro, cauce, aceradamente mato…
    Prisión, que aun no obstante, quimera no resguarda,
    atesorando heridas, del Salmo que empobrece
    la luz que no demanda, ó llama, ó que perece
    en otra sombra herida, y anhela lo que aguarda…

    Ó sólo de su cielo, no empequeñece el trato
    de su constante fïebre, de lechos en la cuna,
    vanagloriando mellas, del sesgo de fortuna
    en otra fiebre herida, solícita que abato…
    Mojada plata enciende, su corolario: brumas,
    ó resguardado acero, se funde en otro imperio,
    cual sesgo en otra duna, enoja cual si en serio
    su rostro fuera noche, de astros que me abrumas…

    Ó caldo de murallas, que cielos no conciben,
    en otros cielos castos, del cielo que me inhiben
    vanagloriando mellas, de otros, la vanguardia
    en otra estrella amante, del cielo, cineraria…
    Madeja del suspiro, que claudicando mella
    osados, perspicaces, oriundos de su bella,
    contornos sino faustos, heridas apremïantes,
    en otras vanaglorias, de júbilos, diamantes…

    Es la batalla hendida, ornamental tu labio
    en otro labio, bocas, que a tu delirio, cabe,
    ya murmurar la nave, de otro ademán más sabio
    que el beso de tu boca, ardiente, no se acabe…
    Es labio mi delirio, es boca de tu rosa,
    el beso de tu cara, en otra rosa hermosa:
    cual si tu boca fuera, palabra primorosa
    de otra voz que profiera, el lirio de tu rosa…

    Tus labios sólo fueran, unánimes, por rosa,
    precarios aranceles, de mi lujuria hermosa.

      Fecha y hora actual: Jue Ago 17, 2017 4:04 am