Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» La noche desplomada
Ayer a las 3:48 pm por caminandobajolalluvia

» QUE LA VIDA NO TE ABURRA
Ayer a las 12:52 pm por Miguel Visurraga Sosa

» A la luz de la palabra
Ayer a las 11:06 am por caminandobajolalluvia

» Labio peregrino
Vie Mar 24, 2017 12:42 pm por caminandobajolalluvia

» A TODOS LOS DEL FORO
Lun Mar 20, 2017 12:58 pm por caminandobajolalluvia

» Enciende de tu pluma…
Lun Mar 20, 2017 11:54 am por caminandobajolalluvia

» Mi vuelo
Vie Mar 17, 2017 7:58 am por caminandobajolalluvia

» Soledad en solsticio de verano II
Jue Mar 16, 2017 6:24 pm por caminandobajolalluvia

» Amanece…
Miér Mar 15, 2017 6:18 am por caminandobajolalluvia

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    Casiopea

    Comparte
    avatar
    caminandobajolalluvia
    moderador de café poético
    moderador de café poético

    Masculino Mensajes : 7750
    Fecha de inscripción : 19/12/2009
    Localización : Buenos Aires, Argentina
    Humor : Muy gracioso en ocasiones súbitas, je

    Tu Puedes Casiopea

    Mensaje por caminandobajolalluvia el Miér Nov 25, 2015 9:32 pm

    Casiopea

    Bella, nocturna, del abril no era su noche,
    cual beso insistiera en su manto, su vestido
    intrincándole a la luna, suspiros y a un gemido
    bermeja boca la trasciende, en mi fantoche…
    Discurso en otros velos, no es adarme lo que un cuerpo
    prefigura mortal; tal es la rüina, de mi debacle en otro incierto,
    cual su melena de amor, envuelve el oro que despierto
    invade el frenesí, no la cópula, que acuerpo…

    Mirada en mí la noche, no prefigura su belleza
    cual luna amante, desigual, causa en la artesa,
    figura de otro manto, sutil, envuelve penas
    ó tan trizada la charca, en verde arenas…
    Disolviendo su mesura, cual copioso regimiento,
    perfuma en mí la noche su suspiro siento
    cual estampado furor mi corazón acecha,
    de tu desnudo amor, inigualable flecha…

    Mi rojo desatino, fue su discurso helado
    fragante en mí la rosa, con su suspiro alado;
    besando su jolgorio, boca presa
    su distinguido beso, nevando su belleza…
    Mi roca no he de hallar, cual de su ostra, mano
    desnuda en su verano, tan desasir su musa,
    ó contorno de su huesa, cual el latir, intrusa
    ó desacierto hallado, gentil, mas no desamo…

    Figura en mí nevada, cual soliloquio, noche
    y se apresura, nieve, de su blancura, el lirio
    cual terciopelo alado, ó ya la alcuza, cirio,
    nevándose a mi lado, entre sus pies no luche…
    Besando la manera de descubrir sus piernas
    cualquier atardecer tuviera, de mi ponzoña helada,
    tan incipiente beso, para candil, mi amada
    entre sus muros lisos, la alcurnia y las lucernas…

    Besando el pretil vago, de su entusiasta ramo
    adoro su verano, cual estimado beso,
    entre sus labios caros, me fundo ante el regreso:
    sus obstinados labios, me funden ante el beso…
    Besando su furia loca, su bastión y su oro amante
    legitimando ausencia, pretil de mi conjuro:
    estimo, lacerante, de mi canción, lo juro,
    que mi pasión obtiene, cual la ventura, infante…

    Mi rubia Casiopea, de su belleza, el lujo,
    tan contoneado beso, desde tu boca, influjo…

      Fecha y hora actual: Jue Mar 30, 2017 6:48 am