Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» Roto el mar
Mar Dic 06, 2016 5:50 am por caminandobajolalluvia

» Colegio Canicouva de Vigo Navidad 2016
Mar Dic 06, 2016 4:11 am por caminandobajolalluvia

» Tu cuerpo en otra sombra
Lun Dic 05, 2016 6:30 am por caminandobajolalluvia

» El Casino Obrero Navidad 2016
Sáb Dic 03, 2016 7:30 pm por caminandobajolalluvia

» Verde, si llama
Sáb Dic 03, 2016 6:54 am por caminandobajolalluvia

» Mi corazón
Mar Nov 29, 2016 6:41 am por caminandobajolalluvia

» Verdad
Jue Nov 24, 2016 8:43 pm por caminandobajolalluvia

» Colegio Canicouva de Vigo erase una fiesta infantil
Miér Nov 23, 2016 7:07 pm por caminandobajolalluvia

» Dinoseto de vigo forma una familia
Vie Nov 18, 2016 6:12 am por caminandobajolalluvia

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Los posteadores más activos del mes

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    Luz (3)

    Comparte

    caminandobajolalluvia
    moderador de café poético
    moderador de café poético

    Masculino Mensajes : 7685
    Fecha de inscripción : 19/12/2009
    Localización : Buenos Aires, Argentina
    Humor : Muy gracioso en ocasiones súbitas, je

    Luz (3)

    Mensaje por caminandobajolalluvia el Sáb Ago 29, 2015 8:26 pm



    Advierte su luz anochecida, cristal
    de sombra henchido fuera un ascua
    rosa la cal del vuelo al mineral
    desëoso de la espuma, vacua…
    Recibe de su Sol, templada transparencia
    y moja cual sublime, rincón desde mi bruma
    desëosa de fortuna, incógnito suspiro en la demencia,
    su süeño me fulmina, de robo la templada suma…

    Ver, sobre un ósculo de fragua y nïeve,
    su música se atreve, resguardando
    el ocio que me lleve, predicando
    la dulce voz que aún llueve, en el relieve…
    Brisa, que antela la fortuita esbeltez
    del nacimiento, escoplo del alarde y el suspiro,
    por donde fragua la entremés de mi zafiro
    doblegando ya la mies, mi sombra pez…

    Desdora la cadencia de mi ojo, el cielo leve
    cual impregna de su ósculo la nieve,
    y funde y acapara su madeja cristalina
    la vertiente del ardor, supura adamantina...
    El flexo del amor, consume el füego
    brindada a su oropel, clemátide livïana
    por sobre la enmienda, verbo, rana
    de mi último desmán, alarga el rüego…

    Desune lento albor, casi disperso, casi un ego
    el solo ademán de mi fortuna, desarmando
    el sólo émulo placer que besa convidando
    su sïtio en una flor. Cadencia desde el fuego,
    rumiando en una gota displicente subterfugio,
    donde rebalsa en mi bastión y conmemoro, ansío
    tu cristal, tu noche, tu sol, todo rocío
    que abreva de tu voz, la miel de tu refugio…

    Ancestra voz endeble casi suspiro añeja claustros,
    de mi desván, sobre la testa, las estrellas, astros
    de sólo de mi bien, mirada enhiesta, cuasi llano,
    herrumbre colorada, sola miel de mis dos manos…
    Arrienda la vertiente en la caída otro Verano,
    sobre la miel henchida a fragua, ó adosa en tus arcanos
    figuras de oropel, donde despiertan ramos,
    casi el dosel de mi mirada, sobre tus mellas, vamos…

    Desisto del albor, y casi erige la palabra
    el solo aliento de la flor y la música del verso,
    donde declara así el amor, y la debacle del inmerso
    rufián de sol a sol, de música que labra…
    Así nomás, suspiro y aún henchido sol fragante
    en tu música veloz, cual suspiro de diamante
    de luz en el ardor, de ritos no mojados
    en el dïente de la flor, flor interpelados…

    Casi divino el albor, secunde la voz palabra
    de tu risa en que me labra, su suspiro en otra voz,
    donde el rito veloz, de mi contorno de fuga
    ariete de sombra halaga la sombra desde tu flor…
    Mi risa se vuelve gala, mi suspiro sol mediante
    la voz henchido un instante, de la sombra, una panoja
    donde la risa te escoja, cual querube un alma amante,
    el suspiro de un instante, y la sombra que despoja…

    Contorno de sol y bruma, espejo de luz danzante,
    hace nïeve de un instante, tu risa de sol fragante…



      Fecha y hora actual: Sáb Dic 10, 2016 3:55 am