Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» Roto el mar
Mar Dic 06, 2016 5:50 am por caminandobajolalluvia

» Colegio Canicouva de Vigo Navidad 2016
Mar Dic 06, 2016 4:11 am por caminandobajolalluvia

» Tu cuerpo en otra sombra
Lun Dic 05, 2016 6:30 am por caminandobajolalluvia

» El Casino Obrero Navidad 2016
Sáb Dic 03, 2016 7:30 pm por caminandobajolalluvia

» Verde, si llama
Sáb Dic 03, 2016 6:54 am por caminandobajolalluvia

» Mi corazón
Mar Nov 29, 2016 6:41 am por caminandobajolalluvia

» Verdad
Jue Nov 24, 2016 8:43 pm por caminandobajolalluvia

» Colegio Canicouva de Vigo erase una fiesta infantil
Miér Nov 23, 2016 7:07 pm por caminandobajolalluvia

» Dinoseto de vigo forma una familia
Vie Nov 18, 2016 6:12 am por caminandobajolalluvia

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Los posteadores más activos del mes

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    No sé más que su silencio

    Comparte

    caminandobajolalluvia
    moderador de café poético
    moderador de café poético

    Masculino Mensajes : 7685
    Fecha de inscripción : 19/12/2009
    Localización : Buenos Aires, Argentina
    Humor : Muy gracioso en ocasiones súbitas, je

    No sé más que su silencio

    Mensaje por caminandobajolalluvia el Jue Mayo 21, 2015 1:36 pm



    No sé más, que su silencio, y que el llanto lento ampara,
    su cordura bate en andas ya las alas de mi vientre,
    sol a sol desnudo mïente, sobre el llano ó sobre el hueso
    y es venablo de mi seso, el perfume en lo sombrío…
    No sé más que su delirio, sólo nieva bajo hechizo
    de las alas cual sumiso trovador de lo silente,
    Sólo habla y mudo miente, si no habla, no es preciso
    la vanguardia de su hechizo, como habla, fácilmente…

    Sólo nieva, no blasona, estandartes en la ruina
    sólo trova mi rendida sóla nieve en las edades
    de la niebla, a cantidades, que la fragua no trasnocha
    sólo siega su desmedro, cuando ciega su arrebato…
    Mella y cubre con ornato, de su fábula de peste
    la canción en lo celeste, de mi duna y de mi ornato,
    como fragua mi zapato ya muriendo entre mi alcoba
    sólo siega sobre escoba, la mirada en lo presente…

    Ruina empella con su boda, boda erige manantiales
    que su ósculo se sella con trivialidades,
    sólo embate mi crepúsculo, sólo niega cantidades
    de sus marcas en el seno, cual hundidas nimiedades…
    Sólo roba aquél centeno, que no brava en lo segundo
    mi marmórea pena helada de lo gualdo hasta la cumbre
    adorando mansedumbre, de lo innato a lo superfluo
    y el desgano de lo inmerso, sólo trova en multitudes…

    Sólo halla lo que niega, y no niega lo que halla
    en la cumbre desmintiendo, su amorío y su muralla
    sólo trova su cimiento, y entre el habla sólo alaba
    el suspiro de mi sombra corcoveándose en el tiempo…
    Mi marea es verde aurora, mi clemátide temprana,
    sólo es vista soberana, si su adarme está en el suelo,
    sin su fuga, sin su cielo, contoneándose al atisbo
    me murmura: -Soy yo mismo- y no espero libertades…

    Canta un ígneo ardor que fuere, la clemátide liviana
    de su azor en la imbuida, noche álgida que süeña,
    mi ribete de pandemia sobre el ala que lo erige
    a mi voluntad que finge, la bravura de su espalda…
    Mira el arte con oprobio, sueña el ala con su ala
    alas, dos, que más liviana, hacen gala a su estertor
    y en la llama de sus alas, salen mudas, en silencio
    con el grato adarme frío de su roto resplandor…

    Cobra cielos la añoranza de tu cara entre la nïebla,
    lo sombrío, lo que llama, y es la llama que me incendia,
    sobre cántaros de llama, y en la llama se desvelan,
    con el canto y la cautela de lo frío, de las algas…
    Sólo nieva en su silencio, sólo es noche en su misterio,
    sólo habla el cautiverio de la noche en lo porfío,
    sü silencio estima rüido de su bóveda liviana,
    no la sombra puede hermana dividir a lo que ansío…

    Llora el tiempo, llora el alba, su distancia cercenada
    mi resguardo canta el arte, de su risa enamorada…

      Fecha y hora actual: Jue Dic 08, 2016 7:03 pm