Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» Roto el mar
Mar Dic 06, 2016 5:50 am por caminandobajolalluvia

» Colegio Canicouva de Vigo Navidad 2016
Mar Dic 06, 2016 4:11 am por caminandobajolalluvia

» Tu cuerpo en otra sombra
Lun Dic 05, 2016 6:30 am por caminandobajolalluvia

» El Casino Obrero Navidad 2016
Sáb Dic 03, 2016 7:30 pm por caminandobajolalluvia

» Verde, si llama
Sáb Dic 03, 2016 6:54 am por caminandobajolalluvia

» Mi corazón
Mar Nov 29, 2016 6:41 am por caminandobajolalluvia

» Verdad
Jue Nov 24, 2016 8:43 pm por caminandobajolalluvia

» Colegio Canicouva de Vigo erase una fiesta infantil
Miér Nov 23, 2016 7:07 pm por caminandobajolalluvia

» Dinoseto de vigo forma una familia
Vie Nov 18, 2016 6:12 am por caminandobajolalluvia

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Los posteadores más activos del mes

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    De pie junto al ocaso

    Comparte

    Oscar64
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado

    Masculino Mensajes : 8252
    Fecha de inscripción : 22/05/2010
    Localización : Santiago de Chile

    De pie junto al ocaso

    Mensaje por Oscar64 el Sáb Mar 21, 2015 5:02 pm

    De pie junto al ocaso

    Traté de ser feliz lo más que pude,
    pero hubo días en que tan sólo lloraba,
    en que cualquier cosa era un recuerdo,
    en que todo porvenir, un laberinto,
    y anduve sonriendo a las estrellas,
    alzando mi cabeza, dando abrazos,
    anduve con dolor y hecho pedazos
    sin que nadie notara que así era,
    sin que ninguno fuera responsable por mi causa,
    sin que nadie viniera a la hora del trasnoche.
    Por suerte no lo vieron, no hace falta
    que, aparte de sufrir, otros padezcan,
    no es cosa de llevar la carga a otros,
    no es cosa de exponerlos al fracaso,
    la vida fue feliz, aun a golpes,
    aun a dentelladas con la muerte,
    a diarias explosiones del que cae,
    a lentas agonías tras un rostro
    o un beso en que apoyar la sien caída,
    la noche en pleno pecho, la avalancha
    que impide respirar cuando te alcanza.
    Tendría que decir que la nostalgia
    fue tanto un pararrayos como un puzle,
    un diario en que escribir a quien no lee,
    un mudo aconsejar buscar la calma,
    y anduve en mil inviernos bajo el alma,
    en pozos sin brocal ni cuerda firme,
    en lentas aflicciones sin regazo,
    en largas tempestades sin sonido,
    y estoy aquí, me quedan dos mil años
    de arar la tierra con cada experiencia,
    de abrir el surco con cada alegría
    y echar allí semillas y cansancios.
    El llanto que regó muros y piedras
    también puede regar el crecimiento,
    dejar pasar el agua del resumen,
    esa que vuelve lo que toca un árbol nuevo.
    Y estoy aquí, me queda la esperanza,
    lo que viví lo guardo entre mis alas,
    lo que amé lo llevo en mis arterias,
    lo que aprendí lo olvido si no sirve,
    de nuevo, pues, me iré tras el camino,
    hay que buscar, buscar hasta encontrarse,
    hay que cantar, cantar hasta callarse
    y entonces, de reír, oír la vida,
    las olas del rumor de lo que fuimos,
    las costas del amor que nos espera,
    las noches del calor que ya encendido
    en cada estrella aguarda por nosotros.
    Ya lo intenté, ya fui feliz, lo soy de nuevo,
    sólo faltaba que dejara caer lastre,
    sólo faltaba dejar ir aquellas perlas,
    desnudo voy, no lloro más por esta tarde,
    mi sol ya está sobre mi pecho
    y yo lo abrazo.

    http://fuerteyfeliz.bligoo.cl/

    21 03 15

      Fecha y hora actual: Jue Dic 08, 2016 2:51 am