Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» Roto el mar
Ayer a las 5:50 am por caminandobajolalluvia

» Colegio Canicouva de Vigo Navidad 2016
Ayer a las 4:11 am por caminandobajolalluvia

» Tu cuerpo en otra sombra
Lun Dic 05, 2016 6:30 am por caminandobajolalluvia

» El Casino Obrero Navidad 2016
Sáb Dic 03, 2016 7:30 pm por caminandobajolalluvia

» Verde, si llama
Sáb Dic 03, 2016 6:54 am por caminandobajolalluvia

» Mi corazón
Mar Nov 29, 2016 6:41 am por caminandobajolalluvia

» Verdad
Jue Nov 24, 2016 8:43 pm por caminandobajolalluvia

» Colegio Canicouva de Vigo erase una fiesta infantil
Miér Nov 23, 2016 7:07 pm por caminandobajolalluvia

» Dinoseto de vigo forma una familia
Vie Nov 18, 2016 6:12 am por caminandobajolalluvia

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Los posteadores más activos del mes

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    La noche y tu regreso

    Comparte

    Oscar64
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado

    Masculino Mensajes : 8252
    Fecha de inscripción : 22/05/2010
    Localización : Santiago de Chile

    La noche y tu regreso

    Mensaje por Oscar64 el Dom Mar 15, 2015 5:13 pm

    La noche y tu regreso

    Cual fue tu primer paso, la palabra
    que primero dijiste a tus abuelos,
    de donde eran tus padres y que nombres
    tenían tus amigos y maestros?
    Recuerdas esos ojos, esa mano
    que te sostuvo en el amor primero,
    o todo ya ha pasado, como un río
    que no dejó ni orillas ni un espejo,
    donde se fue la voz que de tu infancia
    cantó cada mañana en tus adentros,
    creció, se hizo callada trasparencia,
    se sometió al mandato de los tiempos
    y en hombre te volvió, en un rostro ajado,
    en cifra entre los datos del silencio,
    en muda multitud, en obediencia
    que no guardó de aquel niño ni el eco,
    ninguna de las cartas que escribías
    con el dedo en la arena de los cielos
    ni con la tinta de tus sueños verdes
    ni con la sangre del primer tormento
    cuando casa y familia destruidas
    fueron por tantas olas de un secreto,
    el mundo se deshizo en una sombra,
    la página arrugada cayó lejos
    con todo lo que amabas y soñabas,
    con todo lo que ardía en tus proyectos.
    Un día despertaste ya sin nada,
    la vida era la vida y tú un cordero
    que bajo su piel frágil de mal lobo
    tan sólo supo herirse sin sosiego,
    cazar bajo la luna a la que aúllas,
    dormir sobre esa tinta de tu miedo
    y acaso alguna vez volver a casa,
    al tiempo en que no había más ensueños,
    allí donde se funden en un líquido
    la eternidad y aquel calor materno
    la eternidad en que ardes, fugitivo
    y das el primer paso hacia el recuerdo,
    y en que hoy, ya detenido todo, buscas,
    y en que hoy, ya en marcha todo, es sólo un hueco?
    No has de saber que fue de tu fortuna,
    no han de volver los días pasajeros,
    pero hay que proseguir, todo lo has dado,
    debes cruzar la noche sin consejo,
    que hay más allá, ninguno lo ha sabido,
    qué hay más acá, tus ojos lo eligieron
    y así pudiste ver en nuestras luchas,
    todo lo que callamos los que vemos
    cómo te vas, y dejas tantas dudas
    y tanto por querer en nuestro pecho.
    Un día nos dirás cómo está todo
    Una noche sabré cómo lo has hecho,
    un día hemos también de hallar la fuga,
    el punto en que se escapan los misterios
    y caen, como lágrimas sin nombre
    sobre la tierra en que pareces muerto.
    O sólo duermes, que al fin es lo mismo,
    pues duerme todo a ver si renacemos.
    Es ese el hilo, errar tras la luz justa
    y un día comprender que viviremos,
    que esto no ha sido más que un ejercicio,
    que no hay adiós, pues nos aguarda un beso,
    allí ha de florecer la vida nueva,
    allí sabré lo que hoy saber no puedo,
    lo que me das, lo que llevas en tu alma
    lo que no sé y que aquí al partir te dejo,
    durmamos que ya callan las estrellas,
    durmamos que al volver, recordaremos
    y habremos de entender toda la dicha
    que el mundo ha de encontrar tras tu regreso.
    Yo duermo igual que tu, pero en mi guardia
    lo digo al despertar, yo aquí te espero.

    http://fuerteyfeliz.bligoo.cl/

    15 03 15

      Fecha y hora actual: Miér Dic 07, 2016 5:12 pm