Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» Roto el mar
Mar Dic 06, 2016 5:50 am por caminandobajolalluvia

» Colegio Canicouva de Vigo Navidad 2016
Mar Dic 06, 2016 4:11 am por caminandobajolalluvia

» Tu cuerpo en otra sombra
Lun Dic 05, 2016 6:30 am por caminandobajolalluvia

» El Casino Obrero Navidad 2016
Sáb Dic 03, 2016 7:30 pm por caminandobajolalluvia

» Verde, si llama
Sáb Dic 03, 2016 6:54 am por caminandobajolalluvia

» Mi corazón
Mar Nov 29, 2016 6:41 am por caminandobajolalluvia

» Verdad
Jue Nov 24, 2016 8:43 pm por caminandobajolalluvia

» Colegio Canicouva de Vigo erase una fiesta infantil
Miér Nov 23, 2016 7:07 pm por caminandobajolalluvia

» Dinoseto de vigo forma una familia
Vie Nov 18, 2016 6:12 am por caminandobajolalluvia

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Los posteadores más activos del mes

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    En ti mi boca

    Comparte

    caminandobajolalluvia
    moderador de café poético
    moderador de café poético

    Masculino Mensajes : 7685
    Fecha de inscripción : 19/12/2009
    Localización : Buenos Aires, Argentina
    Humor : Muy gracioso en ocasiones súbitas, je

    En ti mi boca

    Mensaje por caminandobajolalluvia el Dom Nov 16, 2014 1:10 pm



    Luz, y sólo cielo en la penumbra,
    luz, y sólo tierra bajo el polvo
    Canto y sola noche en mí se herrumbra
    muerto en mi mirada, pero a salvo…
    Trechos que suspiran sólo noches
    y fraguan lentos mares con saliva,
    del goce herido que mi sombra sólo priva
    la luna queda como hielo en el que luches…

    Sombra no ida y bajo el sesgo se atempera,
    de herida en alza, de voz en la primera
    de soga adusta que ya calla entre mi huerto
    pantera herida de mi sombra, que no ha muerto…
    Privanza hiela con el cirio a mi velamen
    y precipita de mis cierzos, lento crimen
    en el silencio que a mi sombra ojo la estrella,
    de tu mirada en lenta voz, y alba, querella…

    Yo soy el beso que fue mármol en la noche
    aquél destello de tus ojos en la siembra,
    aquél desnudo canto de mi hembra,
    latido y voz oscura, mi derroche…
    Çanto desierto que mi voz repara
    y entre mi beso, aquélla flor, mas no me amara
    si la doncella de tus labios en mi lecho
    hace las flores con adusta herida al pecho…

    Mi canto cierne la velada de mi vista
    clavel endrino que no baja hasta el vergel,
    desnudo trino en mi voz hasta que exista
    la sola nieve de tu sombra entre tu piel…
    Mi voz exige, ufana, aquél desdoro
    de solas nieves y de cantos, bajo el oro
    en tu silencio, tu mirada bienvenida
    que a mi sentencia de luz, quita la vida…

    Mi sol exige de mi Luna lentas noches,
    que flagelaran las estrellas con amantes,
    y, entre los besos más sórdidos, fragantes
    tu sola boca besara los reproches…
    Tal hermosura de mi nívea libertad
    entre tus senos sólo diera a la hermosura,
    aquél desmedro ó furia fiel de tu clausura
    negando el ala de mi sombra con bondad…

    Mi piel me ruge, como león a la Existencia,
    como querube de mi cielo ó desarmado,
    de mi destello de amor mío, nacarado
    entre tus huellas de amor frío, mi insistencia…
    Mi sola flor fue desmesura a tu semblante,
    caliginosa espera de tamiz, oro saciado
    que ni mi sed, olvida, ni te ha amado
    cual en tu rostro mi desdén, ó beso infante…

    Del niño olvida aquellos labios infragantes,
    pero no olvides mi silencio, unos instantes.


      Fecha y hora actual: Sáb Dic 10, 2016 3:55 am