Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» ¡FELIZ CUMPLEAÑOS ROSALÍA!!!!!
Ayer a las 11:02 pm por caminandobajolalluvia

» Danzando entre las moras…
Ayer a las 4:48 am por caminandobajolalluvia

» sabes...?
Ayer a las 2:24 am por kin

» Hazme el amor y vete!
Ayer a las 2:17 am por kin

» El amor para algunas mujeres.
Ayer a las 2:14 am por kin

» "trizte recuerdo"...
Ayer a las 1:58 am por kin

» NO PUEDO DEJAR DE AMARTE
Ayer a las 1:49 am por kin

» YA NADA ES IGUAL
Ayer a las 1:29 am por kin

» Mi corazón, espectro de una nube
Vie Abr 21, 2017 7:53 am por caminandobajolalluvia

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 6 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 6 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Los posteadores más activos del mes

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    En lo humano

    Comparte
    avatar
    Oscar64
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado

    Masculino Mensajes : 8252
    Fecha de inscripción : 22/05/2010
    Localización : Santiago de Chile

    En lo humano

    Mensaje por Oscar64 el Mar Oct 07, 2014 5:15 am

    En lo humano

     

    El sánguche de la realidad

    fue devorado por ratas miserables,

    unas henchidas en un trono de oro,

    otras rodando por la sucia alcantarilla,

    eran migajas de viejos albedríos,

    era injusticia de alas repetidas

    y un hombre que murió vencido de hambre

    mientras los comensales disfrutaban del banquete.

    A nadie le dolió el color de ausencia,

    a nadie le extrañó la luna taciturna,

    el hombre que murió era un hombre como todos,

    algún rastro dejó, pero no tuvo seguidores.

    Así la realidad pasó de largo,

    fue un tímido timbal en la fanfarria de la noche,

    en el escándalo de luz de los amantes,

    en el espejo gris de los que vuelven

    sin saber por qué se fueron ni a qué regresan de ese viaje.

    La misma gris ruindad abrió la aurora

    como unas puertas oxidadas y temibles

    y el mundo que giró ya sin cabales

    no comprendió la muerte ni el mensaje del que sigue vive.

    El sánguche quedó deshecho en tierra,

    las ratas gobernaron desde entonces en lo humano.

     

    http://fuerteyfeliz.bligoo.cl/

     

    07 10 14

      Fecha y hora actual: Sáb Abr 29, 2017 7:26 pm