Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» A la luz de la palabra
Ayer a las 8:55 pm por caminandobajolalluvia

» La noche desplomada
Sáb Mar 25, 2017 12:56 pm por caminandobajolalluvia

» Labio peregrino
Vie Mar 24, 2017 12:42 pm por caminandobajolalluvia

» A TODOS LOS DEL FORO
Lun Mar 20, 2017 12:58 pm por caminandobajolalluvia

» Enciende de tu pluma…
Lun Mar 20, 2017 11:54 am por caminandobajolalluvia

» Mi vuelo
Vie Mar 17, 2017 7:58 am por caminandobajolalluvia

» Soledad en solsticio de verano II
Jue Mar 16, 2017 6:24 pm por caminandobajolalluvia

» Amanece…
Miér Mar 15, 2017 6:18 am por caminandobajolalluvia

» Un café y mil recuerdos...
Miér Mar 15, 2017 6:07 am por caminandobajolalluvia

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 6 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 6 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    Tiempo en la muerte

    Comparte
    avatar
    Oscar64
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado

    Masculino Mensajes : 8252
    Fecha de inscripción : 22/05/2010
    Localización : Santiago de Chile

    Tiempo en la muerte

    Mensaje por Oscar64 el Dom Oct 05, 2014 11:00 am

    Tiempo en la muerte

     

    Qué ráfaga de soledad la de tu aliento,

    aquí, dormido aquí, justo a mi lado,

    que, en vez de palpitar como esa estrella

    con la que hablo, apenas hace que oye,

    y, en vez de sostener mi mano tibia,

    qué forma de hacer hielo del contacto,

    tú, con quien converso sin que sepas,

    sin que te enteres ni si me estás viendo,

    qué forma de escapar de ser tú mismo,

    qué variante de invierno la de tu alma.

    Prefiero una amistad con el buen lobo,

    con la cigarra que cantó en la fiesta

    que con un corazón con tantos muros,

    que con una ciudad que no palpita.

    Qué tiempo sin vivir este contigo,

    pegado a tu impiedad, a tu silencio,

    qué ganas de saber lo que ha pasado,

    pero ni tú al andar sabes qué ha sido.

    Y, si lo sabes, corres y enmudeces,

    entonces la ciudad se mete al río,

    ahoga sus torreones y sus guardias,

    no deja calles más que para ahogarse.

    Entonces la verdad es que no estamos

    sino perdiendo el tiempo en vez de amarnos,

    entonces ya me voy, toma tu abrigo,

    que este hielo te cubra si eso quieres,

    que a mí con el buen sol de cada tarde

    me resulta bastante para aún sentirme vivo.

     

    http://fuerteyfeliz.bligoo.cl/

     

    05 10 14

      Fecha y hora actual: Lun Mar 27, 2017 12:31 pm