Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» El Casino Obrero Navidad 2016
Hoy a las 7:30 pm por caminandobajolalluvia

» Verde, si llama
Hoy a las 6:54 am por caminandobajolalluvia

» Tu cuerpo en otra sombra
Jue Dic 01, 2016 7:39 pm por irene blanc

» Mi corazón
Mar Nov 29, 2016 6:41 am por caminandobajolalluvia

» Verdad
Jue Nov 24, 2016 8:43 pm por caminandobajolalluvia

» Colegio Canicouva de Vigo erase una fiesta infantil
Miér Nov 23, 2016 7:07 pm por caminandobajolalluvia

» Dinoseto de vigo forma una familia
Vie Nov 18, 2016 6:12 am por caminandobajolalluvia

» Colegio Canicouva de Vigo Tu vida llena de fantasia
Vie Nov 18, 2016 6:05 am por caminandobajolalluvia

» El hospital de los dulces y golosinas
Vie Nov 18, 2016 5:52 am por caminandobajolalluvia

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Los posteadores más activos del mes

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    La cosa es que al final me muero

    Comparte

    Oscar64
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado

    Masculino Mensajes : 8252
    Fecha de inscripción : 22/05/2010
    Localización : Santiago de Chile

    La cosa es que al final me muero

    Mensaje por Oscar64 el Dom Ago 10, 2014 5:25 pm

    La cosa es que al final me muero

    Muero porque deliro, muero
    porque me dejas, muero
    porque te alejas, muero
    porque respiro, muero
    porque las cosas se acaban, muero
    porque mis ojos caminan, muero
    porque no vi que me clavan, muero,
    tus ojos que se terminan, muero,
    tus labios que hoy son de acero, muero
    porque sí, porque hace falta, muero,
    porque en la cinta del día
    se cortó tu compañía
    y aquel hachazo me asalta, muero,
    y el golpe y el desespero
    y el fruto que no halla enero
    para caer de la mata,
    yo muero porque me matan
    tu ausencia y mi desespero,
    yo muero porque aún te espero,
    muero débil, muero fuerte,
    muero lleno de alegría,
    muero de toda mi muerte
    y de otras tantas todavía,
    muero con mi cruz sombría
    y en mi cielo verdadero,
    muero amando, muero artero,
    disputando tu fantasma
    con mis fiebres, con el asma
    de mi pluma y mi puchero,
    de mi almohada y mi sendero,
    de mi fe y mi cataplasma,
    muero, caigo sin dinero,
    sin collar en mi agonía,
    sin anillo en la utopía,
    sin casarme ni ir sincero,
    muero en falso y no coopero
    con la muerte más que andando,
    más que como el mar, llorando
    junto al mar que es mi agujero,
    muero, por la chita cómo muero,
    sin lucrar ni hacer dinero,
    sin arar ni ser de cuero,
    sin cemento, sin alero,
    sin dios ni viejo pascuero,
    sólo, tímido, extranjero
    de mi patria y su destino,
    de mis huesos y mi tino,
    del tirano al que entrevero,
    muero trigo y sin molino,
    bello, errante y compañero,
    sacrificado y soltero,
    sin un dedo, sin un guante,
    ni un rubí que me levante
    de esta sangre el vertedero,
    de esta lluvia el paradero,
    de esta muerte el sólo instante
    en que sueño ser tu amante,
    ya que no fui tu madero,
    ni tu amor ni tu velero,
    ni tu piel ni tu sextante,
    muero como el caminante
    que no tiene más sendero,
    ni peajes ni granero,
    ni sandalias ni cuadrante,
    y se orina en el camino
    sobre un junco, sobre el lino
    de una acequia o de un estero,
    donde luego duerme fiero,
    donde muerde su mendrugo,
    donde clava aquel tarugo
    de tu adiós en su sesero,
    muero por ser quien no quiero,
    por perderme en mi hidalguía,
    por brindar en carestía
    con los vinos del te espero,
    y sencillamente muero,
    no por flojo, no por libre,
    no porque al fin me equilibren
    ni la flor del panteonero,
    ni la fosa en que me entero
    que he de ser quien me asesine,
    como quien no deja el cine
    sino hasta que el barrendero
    lo despierta o el letrero
    de los créditos culmine,
    simplemente es porque quiero,
    porque te amo y porque espero
    que ya muerto se termine
    tu no estar junto a mi apero,
    que el doctor que me examine
    diga a todos, muy severo,
    ya no sufre, ya es entero,
    ya nada que hacer había,
    si yo muero, en ese día
    no me digas que me muero,
    que hasta entonces vivir quiero
    y es que te amo, vida mía.

    http://fuerteyfeliz.bligoo.cl/

    10 08 14

      Fecha y hora actual: Sáb Dic 03, 2016 8:59 pm