Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» SOLEARIYAS
Ayer a las 4:08 am por caminandobajolalluvia

» Ooh Doncella!
Sáb Jun 24, 2017 1:38 pm por caminandobajolalluvia

» Crepúsculos azules en tus labios
Sáb Jun 24, 2017 10:34 am por caminandobajolalluvia

» REFLEXIONES
Vie Jun 23, 2017 9:05 pm por caminandobajolalluvia

» TRANSFUSION
Vie Jun 23, 2017 8:39 pm por caminandobajolalluvia

» VERSOS EN SIELENCIO
Vie Jun 23, 2017 8:29 pm por caminandobajolalluvia

» Soneto Místico Realístico
Vie Jun 23, 2017 6:05 pm por caminandobajolalluvia

» ¡Heroína de la vida y del rigor!
Vie Jun 23, 2017 2:07 pm por Esperanzapaz

» Duele
Vie Jun 23, 2017 1:54 pm por Esperanzapaz

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    Deporte

    Comparte
    avatar
    caminandobajolalluvia
    moderador de café poético
    moderador de café poético

    Masculino Mensajes : 7817
    Fecha de inscripción : 19/12/2009
    Localización : Buenos Aires, Argentina
    Humor : Muy gracioso en ocasiones súbitas, je

    Deporte

    Mensaje por caminandobajolalluvia el Lun Sep 16, 2013 12:56 pm



    Asigno fiel alcuza de sudor sombrío
    iluminado por el sol yaciente, al descubierto
    solícito y delgado, en alba ó en el frío
    cadencia mineral del cuerpo bien despierto.
    Velamen desatado, de sol y sombra hecho
    doblez en la mirada, revés de compostura
    fría y natural, durmiente mar deshecho
    aliábase en el cuerpo, sencilla contextura.

    Correr, volar alto, nadar en círculos dispersos
    pasar la pelota al compañero, llegar a las estrellas
    el trote inalcanzable que muda las llanuras bellas
    el alba que consienta las deportistas bellas…
    Tus ojos en la sombra ven en una esquina
    aquél ángulo donde no alcanza el arquero
    tu mirada es compartir el sol, un cero
    se vuelve uno, y luego dos, y luego atina

    a ser un cuatro a cero, ó un seis a cuatro,
    ó un cuatro a seis, igual nos divertimos,
    y compartimos este cielo que idolatro
    y luego el agua, la sed es prueba que lo hicimos
    arremetiendo con el alba y la panoja
    y el verde prado, y la pileta tan mojada
    ó sin la esgrima ó al ajedrez una estocada
    y luego la tele, ó al libro que se arroja,

    El cielo mutuo, lo fraterno hecho fragancia
    el amor a lo prolijo, el sudor de la moral
    abasteciendo el recorrido hacia el sol de aquél trigal
    donde se lee en nuestros labios la música hecha ansia
    y el encordado en las redes, la paleta sobre mesa
    y la bandada de aquél ave, multiplicando la belleza
    de los crepúsculos rosados, hasta ser fuego violeta
    que llaman los hogares y el despedirse hasta la vuelta.

    No sé, si esto es el paraíso
    no sé cuántos amigos han pasado,
    cuánto deporte de mí se ha liberado
    en aquél tiempo de bondad y de júbilo macizo…
    No sé, si es éste el tiempo de volver ó de llegar
    tal vez otras auras cabalgan mis senderos
    tal vez las experiencias del alma han de trenzar
    aquellas cautas elegías de componer aleros,

    No lo sé. Pero tal vez es necesario aún el caminar,
    y ser música en el lirio, ó aún en el delirio de pensar.

      Fecha y hora actual: Mar Jun 27, 2017 11:36 am