Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» Me iré...
Vie Ene 20, 2017 4:39 am por caminandobajolalluvia

» Cual el delito...
Mar Ene 17, 2017 5:55 am por caminandobajolalluvia

» Seré como...?
Dom Ene 15, 2017 6:18 am por caminandobajolalluvia

» Feliz Cumpleaños, Andrea!!!!
Vie Ene 13, 2017 3:20 am por caminandobajolalluvia

» Son rojos los labios
Mar Ene 10, 2017 4:47 am por caminandobajolalluvia

» Cual fauces locas
Sáb Ene 07, 2017 5:02 am por caminandobajolalluvia

» SEQUÍA
Vie Dic 30, 2016 6:18 pm por caminandobajolalluvia

» La flecha del tiempo
Jue Dic 29, 2016 12:17 pm por caminandobajolalluvia

» Versos a Lucila…
Mar Dic 27, 2016 4:31 am por caminandobajolalluvia

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Los posteadores más activos del mes

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    Corazón de cemento

    Comparte

    Oscar64
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado

    Masculino Mensajes : 8252
    Fecha de inscripción : 22/05/2010
    Localización : Santiago de Chile

    Corazón de cemento

    Mensaje por Oscar64 el Sáb Dic 22, 2012 10:58 am

    Corazón de cemento

    A las horas felices de autopista,
    de oferta en el salón, de tos a secas,
    avanzan con fervor los diligentes
    vecinos de la cruz que llaman urbe.
    Renuevan su clamor los hospitales
    cada vez que pierden un brazo las estatuas
    y los bancos visitan al loquero
    por perder y no perder su otoño en oro.
    Es casi un balancín el ojo de la gente
    que va de pies a piel de la cabeza rasurada,
    de zapato a cristal del ojo iridiscente,
    de la nuca al talón de los deseos reprimidos.
    Lean la novedad del muerto vuelto torre,
    del huérfano atrapado por malas salas cunas
    (ni el hijo se libró del abandono a cuotas,
    ni los padres del que explota hasta explotar lo inexplotable).
    Lean la explicación de los magnates de la tribu,
    que más se corresponden al detritus del almuerzo,
    al café de la cama de motel, a la ostia
    del domingo antes del próximo pecado.
    Y al cauce de los tiempos se han ido las victorias,
    las lágrimas de redención, la vieja fe del maltratado,
    y en autos, en carrozas,
    por esas calles diligentes viajan,
    se mueven, se trafican, se trasladan
    los orgasmos, las bajas ceremonias
    de la marea miserable, del sopor contagioso
    de los que no quieren que se sepa que se sabe.
    Abajo, hacia el dolor, los ministerios
    no relucen sino en consignas favorables
    a perpetuar sus privilegios y omisiones,
    y estallan y suspiran y vuelven al silencio
    las lentas intenciones de no cambiar lo que no ha cambiado.
    Aullemos de impresión sin que le importe a medio mundo,
    la yesca encenderá la rebelión cuando los leños estén secos.

    http://fuerteyfeliz.bligoo.cl/

    16 12 12

      Fecha y hora actual: Lun Ene 23, 2017 2:01 pm