Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» Colegio Canicouva de Vigo Navidad 2016
Hoy a las 7:42 am por ericmoreiraperez

» Tu cuerpo en otra sombra
Hoy a las 6:30 am por caminandobajolalluvia

» El Casino Obrero Navidad 2016
Sáb Dic 03, 2016 7:30 pm por caminandobajolalluvia

» Verde, si llama
Sáb Dic 03, 2016 6:54 am por caminandobajolalluvia

» Mi corazón
Mar Nov 29, 2016 6:41 am por caminandobajolalluvia

» Verdad
Jue Nov 24, 2016 8:43 pm por caminandobajolalluvia

» Colegio Canicouva de Vigo erase una fiesta infantil
Miér Nov 23, 2016 7:07 pm por caminandobajolalluvia

» Dinoseto de vigo forma una familia
Vie Nov 18, 2016 6:12 am por caminandobajolalluvia

» Colegio Canicouva de Vigo Tu vida llena de fantasia
Vie Nov 18, 2016 6:05 am por caminandobajolalluvia

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Los posteadores más activos del mes

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    VENTANAS AL AIRE

    Comparte

    Gice Silva
    Poeta Master - Miembro Honorario
    Poeta Master - Miembro Honorario

    Femenino Mensajes : 721
    Fecha de inscripción : 29/04/2010
    Localización : Morelia Michoacán(México)
    Humor : De los mejore humores SIEMPRE! ;)

    VENTANAS AL AIRE

    Mensaje por Gice Silva el Sáb Oct 02, 2010 11:35 am




    Abrí mis ojos para evitar que el dolor penetrara por ellos cuando estos se encontraran cerrados.




    Mis piernas colgaban en aquel muelle, yo, las columpiaba mis manos se mantenían recargas en los tablones viejos y apolillados de aquel pintoresco lugar.

    Fije la vista en el lago, a lo lejos se veían unos patos nadando, unos pájaros al vuelo y el sol tratando de escapar de la montaña. Respire tan hondo como pude…


    La realidad de las cosas es que todos mis sentidos estaban más que puestos en aquel hombre que para mí y lo vivido con él, me daban como resultado haberle amado tanto, por todo y con mi todo.

    Mis sentidos se perdían en breve cuando algún recuerdo latente en mis memorias se hacia presente.

    Si veía el cielo, el paisaje, la gente, los lugares; su figura se hacía presente. Mis manos se sentían vacías, desnudas, porque no encontraba de que manera acariciar su ausencia, o que camino tomar para evadir la sensación de su piel entre mis dedos, con estos, podía dibujar al aire o en mi cama cada parte de su ser que aún llevaba grabada entre mi mente, mis manos y mi mirada.

    Mis labios se encontraban entumidos, tanto por el frío que se sentía en esa mañana de otoño como por el crudo invierno que los vistió desde aquel momento de nuestra separación.

    El aire que respiraba, olía a él… a esa complicidad que juntos buscamos y deseamos compartir; aún se percibía el aroma de la pasión que su cuerpo con el mío cuando entre tardes, madrugada; tal vez una que otra noche se enredaban y terminaban extasiados, cansados, agotados por el inmenso placer que nos teníamos; que decir de sus gemidos, aunados con los latidos de su corazón y las notas musicales de la cadencia de sus caderas amalgamándose a las mías aún podían resonar como música suave dentro de mis oídos, me embriagaba de ellos…

    Escucharle, era algo que extrañaba, su voz, me hacía falta, su te amo…estaba vestido de luto hoy.






    Me levante de aquel lugar, miré en mi reloj que ya era hora de ir a mi trabajo.
    Comenzaba nuevamente otro día, lo iniciaba pensando en él…


    Levante mi vista nuevamente, pero ahora la fije en el horizonte, entre mis labios con voz baja dije:



    “Te mando muchos besos envueltos en el aire, espero te lleguen donde quiera que estés Omar...”


    Di marcha atrás.


    Me lleve mis manos a los bolsillos del pantalón y camine rumbo a mi vehiculo.


    A mi paso veía la lluvia de hojas secas que dejan al desnudo los grandes árboles que se encontraban allí. Resultaban ser imponentes esos grandes abedules y pinos, uno que otro roble que a mi paso encontraba, pero su imponencia quedaba frágil ante la estación del año, ante el tiempo…ante la vida.


    Omar me llevaba 18 años cuando nos conocimos, yo contaba con 20 años de edad en ese entonces, aún recuerdo la primera cita que tuvimos…

    - ¡Hola Amanda! Que gusto es verte corazón, pensé que no vendrías.

    Sonreí.

    - ¿Por que no habría de venir?


    Me diste un beso en la mejilla, como olvidar esa sensación tan rica cuando sentí tus labios rozando mi mejilla, tu fragancia a suave olor a maderas me invadió sutilmente, penetrando cada uno de mis sentidos. Mi mirada se encontró con la tuya, esos segundos fueron cruciales entre nosotros, entonces, dentro muy dentro de mí, algo me decía que sería algo importante dentro de mi vida, sólo que no sabía que tanto podría ser…


    Retiraste la silla de la pequeña mesa donde me habías invitado a tomar café.

    - No lo sé Amanda, quizá estos lugares no son para gente de tu edad.



    -jajajajaja - se disparo mi carcajada


    - ¿De mi edad? ¿A que te refieres con eso Omar?

    - Me sonreíste- nuevamente latía mi corazón aceleradamente cuando te veía.

    - A que eres joven, que deberías estar con gente de tu edad y no con un viejo como yo;
    Pero soy sincero, me agrada que estés aquí conmigo, me gusta verte Amanda, me gustas tú...

    Cuando recordé esas palabras , me sentí nuevamente en ese tiempo. Me invadió la nostalgia.


    Me pasaban mil preguntas por mi mente, pero no había quien les diera respuesta, porque quien las tenía era él, y no se encontraba presente. Llegue a mi vehículo, subí nuevamente a éste, me dirigí a mi trabajo
    Al dar marcha me pregunte como estaba, si él al igual que yo pensaba en mí, me preguntaba una y otra vez el porque se había marchado de mi vida sin decirme absolutamente nada…


    Los recuerdos volvieron.

    - ¿Amanda? Mi amor...nunca te olvides de mi nena, por favor...

    - ¿Qué pasa Omar? ¿A que viene eso que me dices?

    - Nada nena, sólo no quiero que te olvides de mí.

    Besaste con ternura mi frente, suspiraste…


    Besé tu boca, la desnude lentamente con mi lengua, escuché cuando tu voz varonil me decía dulcemente, te amo Amanda…



    Pare en seco mi auto porque el llanto me impedía ver la carretera, golpeé fuerte el volante y lo maldecía…

    A gritos, entre golpeteos con la voz entrecortada...doliente al decir su nombre le
    Preguntaba a la nada:



    -¿Porque me dejaste Omar?
    -¿Porque fuiste y no me dijiste nada?
    -¿Para que me decías que me amabas y que no me olvidara de ti?
    -¡Para que! ¡Si tú eres quien se olvido de mí! ¡Ni siquiera sabes como estoy!

    Lloré…simplemente volví a llorar, después de dos años sin saber nada de él, aún en mi interior corría el veneno del dolor por su ausencia, aún en mí había agua en el desierto de mis ojos…



    Necesitaba buscar que hacer conmigo, con mi vida, necesitaba con urgencia buscar un escaparate para mis sentidos; pero por donde comenzar, si la vitrina en donde se encontraban resguardados no estaba y la llave para liberarlos la llevaba con él en su ser...




    Última edición por Gice Silva el Mar Oct 05, 2010 5:22 pm, editado 1 vez

    REYNA GALACTICA
    Admin de café poético
    Admin de café poético

    Femenino Mensajes : 2251
    Fecha de inscripción : 11/12/2009
    Localización : VENEZUELA
    Humor : ME GUSTA DISFRUTAR DEL SANO HUMOR

    Re: VENTANAS AL AIRE

    Mensaje por REYNA GALACTICA el Mar Oct 05, 2010 9:46 am

    Huella profunda dejó él en ella, después de dos años lo recuerda con fuerza, con pasión. Hay dolor, ira, nostalgia, dulce placer del recuerdo, detallada descripción del entorno. Te felicito, en especial, porque con todos los recursos que usas, trasnmites emociones humanaas!

    Gice Silva
    Poeta Master - Miembro Honorario
    Poeta Master - Miembro Honorario

    Femenino Mensajes : 721
    Fecha de inscripción : 29/04/2010
    Localización : Morelia Michoacán(México)
    Humor : De los mejore humores SIEMPRE! ;)

    Re: VENTANAS AL AIRE

    Mensaje por Gice Silva el Mar Oct 05, 2010 5:25 pm

    REYNA GALACTICA escribió:Huella profunda dejó él en ella, después de dos años lo recuerda con fuerza, con pasión. Hay dolor, ira, nostalgia, dulce placer del recuerdo, detallada descripción del entorno. Te felicito, en especial, porque con todos los recursos que usas, trasnmites emociones humanaas!

    Sí... ese hombre le dejo huellas... pero aún falta ver que sucederá; sí Reyna, para mí sentarme a escribir es apasionarme de tal manera que esas emociones humanas las siento al redactar.

    ¡Gracias por la visita!

    Recaredo
    Poeta Autor-"Una Tarde De Café Musa Y Poesía"
    Poeta Autor-

    Mensajes : 3538
    Fecha de inscripción : 17/12/2009
    Localización : Barcelona (España)
    Humor : Mucho humor

    Re: VENTANAS AL AIRE

    Mensaje por Recaredo el Jue Oct 07, 2010 7:43 am

    [b]Se nota que sientes esas emociones, amiga; pues bien las dejas plasmadas en tus hermosas letras. Me gusta tu estilo, pulcro y sincero; perfecto. Abrazos. Gice.

    Gice Silva
    Poeta Master - Miembro Honorario
    Poeta Master - Miembro Honorario

    Femenino Mensajes : 721
    Fecha de inscripción : 29/04/2010
    Localización : Morelia Michoacán(México)
    Humor : De los mejore humores SIEMPRE! ;)

    Re: VENTANAS AL AIRE

    Mensaje por Gice Silva el Mar Oct 12, 2010 5:58 pm

    Recaredo escribió:[b]Se nota que sientes esas emociones, amiga; pues bien las dejas plasmadas en tus hermosas letras. Me gusta tu estilo, pulcro y sincero; perfecto. Abrazos. Gice.


    ... sí mi Recaredo, siento mucho las letras que escribo... me encanta narrar y crear personajes dentro de mi cerebrillo;
    ¡Hombre gracias por lo referido! Smile ¡Uy! Que bella tarde he tenido con sus comentarios.. ¡Un abrazote!

    Contenido patrocinado

    Re: VENTANAS AL AIRE

    Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 9:37 am


      Fecha y hora actual: Lun Dic 05, 2016 9:37 am