Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» Roto el mar
Hoy a las 5:50 am por caminandobajolalluvia

» Colegio Canicouva de Vigo Navidad 2016
Hoy a las 4:11 am por caminandobajolalluvia

» Tu cuerpo en otra sombra
Ayer a las 6:30 am por caminandobajolalluvia

» El Casino Obrero Navidad 2016
Sáb Dic 03, 2016 7:30 pm por caminandobajolalluvia

» Verde, si llama
Sáb Dic 03, 2016 6:54 am por caminandobajolalluvia

» Mi corazón
Mar Nov 29, 2016 6:41 am por caminandobajolalluvia

» Verdad
Jue Nov 24, 2016 8:43 pm por caminandobajolalluvia

» Colegio Canicouva de Vigo erase una fiesta infantil
Miér Nov 23, 2016 7:07 pm por caminandobajolalluvia

» Dinoseto de vigo forma una familia
Vie Nov 18, 2016 6:12 am por caminandobajolalluvia

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 9 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 9 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Los posteadores más activos del mes

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    Cuiptamaka; 1era parte.

    Comparte

    darkdubito

    Masculino Mensajes : 441
    Fecha de inscripción : 19/04/2010
    Localización : CHILE.
    Humor : En vida, era alegre...

    Cuiptamaka; 1era parte.

    Mensaje por darkdubito el Dom Sep 19, 2010 4:47 pm

    Roberto caminaba con su mejor amigo a casa; Era una noche como cualquier otra, un día más de muchos días iguales.
    Su vida no era especial: Había terminado los estudios, y tras un bachillerato modesto, en donde los guarismos fuesen prohibitivos para proseguir sus educación se dedicaba a levantarse tarde, salir a la calle y vivir en la compañía de sus amigos de barrio

    Jugaba a la pelota, su mayor pasión y el motivo de lo tarde de su regreso a casa, y el Play Státion era su segundo nombre
    Roberto llegó hasta la esquina de su pasaje, le dio la mano a Luis, el arquero del equipo y la estrella aquella jornada deportiva en donde ganasen tres a cero a los chicos del otro pasaje, y se dirigió a paso calmo a su casa…Todo sucedía Ídem al día anterior, y al que había venido antes…Solo que esa noche el destino, señor de sombrero largo y mirada penetrante, tenía pensado otra cosa…..
    …Al poco andar pudo ver una luz de tonos verdes y naranjas pasar sobre él y perderse en su vector de trayectoria hacia el sector de los terrenos baldíos, que continuaban a su conjunto habitacional y la cancha donde jugaba futbol hasta hacen unos minutos. Intrigado, se quedó mirando hasta que la luz se precipitó al suelo…Y un sordo golpe, como un inmenso huevo de avestruz que se rompe, se sintió….Primero se quedo inmóvil, pero luego, y presa de la curiosidad, aquella que mató al gato, se puso a correr en esa dirección

    Al cabo de cinco minutos de trote regular llegó hasta los inicios del terreno eriazo. Como era un lugar olvidado por el municipio no existía ni una sola luz que derrotase la penetrante oscuridad que ya se adueñaba del ambiente. Roberto dudó, pero a esas alturas no desistiría de su investigación…
    Avanzó a paso lento, casi a horcajadas, no sin un cierto grado de temor; Después de todo...¿no es parte de nuestra programación más básica temerle a lo desconocido?

    Estaba “auscultando” el ambiente, esforzando al máximo sus ojos verdes, cuando una presión en su hombro derecho le sobresaltó…Sin poder evitarlo gritó como condenado y giró por reflejo tirando un golpe con su mano empuñada en movimiento negativo. Y producto de ello sintió que golpeó “algo” o a “alguien”; Y ese “algo” o “alguien” cayó al suelo. Roberto fijó la vista en dirección del punto que su oído le indicase como el lugar en que su desconocido y misterioso agresor quedase abatido…Extrajo su teléfono móvil del bolsillo, encendió la linterna en él, sintiendo en parte la culpa por la falta de iniciativa: Ya que aquella luz le hubiese, de haberla recordado antes, ahorrado avanzar a tientas y en total indefensión sobre el irregular terreno. Y al concentrar la vista, y acostumbradas sus retinas al escaso grado de luz generado por dicha lucecilla, pudo ver la figura de un muchacho de contextura delgada, pelo blanco y largo, y rostro pálido; Estaba parcialmente mareado por el golpe; Roberto observó que vestía una especie de buzo color amarillo metálico muy ceñido, y usaba botas de caña larga hasta más arriba de las rodillas de un material rutilante como el estaño fundido

    Era muy extraño todo…

    REYNA GALACTICA
    Admin de café poético
    Admin de café poético

    Femenino Mensajes : 2251
    Fecha de inscripción : 11/12/2009
    Localización : VENEZUELA
    Humor : ME GUSTA DISFRUTAR DEL SANO HUMOR

    Re: Cuiptamaka; 1era parte.

    Mensaje por REYNA GALACTICA el Sáb Sep 25, 2010 10:33 am

    UN COMIENZO DONDE EL SUSPENSO IMPERA! UN SONIDO COMO HUEVO DE AVESTRUZ QUE SE ROMPE, EXCELENTE COMPARACIÓN. FELICITO TU IMAGINACION!

      Fecha y hora actual: Mar Dic 06, 2016 4:52 pm