Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» Roto el mar
Mar Dic 06, 2016 5:50 am por caminandobajolalluvia

» Colegio Canicouva de Vigo Navidad 2016
Mar Dic 06, 2016 4:11 am por caminandobajolalluvia

» Tu cuerpo en otra sombra
Lun Dic 05, 2016 6:30 am por caminandobajolalluvia

» El Casino Obrero Navidad 2016
Sáb Dic 03, 2016 7:30 pm por caminandobajolalluvia

» Verde, si llama
Sáb Dic 03, 2016 6:54 am por caminandobajolalluvia

» Mi corazón
Mar Nov 29, 2016 6:41 am por caminandobajolalluvia

» Verdad
Jue Nov 24, 2016 8:43 pm por caminandobajolalluvia

» Colegio Canicouva de Vigo erase una fiesta infantil
Miér Nov 23, 2016 7:07 pm por caminandobajolalluvia

» Dinoseto de vigo forma una familia
Vie Nov 18, 2016 6:12 am por caminandobajolalluvia

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Los posteadores más activos del mes

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    UN BREVE MOMENTO DE NOSTALGIA COMPARTIDO

    Comparte

    Gice Silva
    Poeta Master - Miembro Honorario
    Poeta Master - Miembro Honorario

    Femenino Mensajes : 721
    Fecha de inscripción : 29/04/2010
    Localización : Morelia Michoacán(México)
    Humor : De los mejore humores SIEMPRE! ;)

    UN BREVE MOMENTO DE NOSTALGIA COMPARTIDO

    Mensaje por Gice Silva el Miér Ago 18, 2010 4:32 pm

    No podía dejar de recordar, lo acontecido unos años posteriores a la hospitalización de mi amigo, en mi mente solo rondaba la noticia de su aniquilante enfermedad.


    Era un sábado lluvioso, de la tarde del mes de junio;yo, estaba recargada en el enorme cristal del hospital en donde se encontraba mi amigo internado, muy delicado; su salud estaba condenada.

    Observaba como el cielo se tornaba de un gris oscuro, era inminente que la lluvia azotaría a la ciudad con más fuerza, mientras mi mano se desvanecía lentamente por el enorme cristal junto con las gotas de lluvia que afuera se extendían, el cielo estaba triste; quizá por lo que estaba pasando en aquel cuarto frió del hospital.

    Esa tarde que transcurría tan lenta y dolorosamente en mi vida, me recordó cuando mi amigo Victor, me confeso su enfermedad, así que mi memoria comenzó a reconstruir ese suceso; que yo creía olvidado. Pasado que ahora se hacía presente.








    Contemplaba por la ventana de aquel cuarto de madera, en el cual me encontraba, como la lluvia azotaba esa noche (creo que Dios fue muy grato con él, mi amigo, le fascinaban los días lluviosos) se escuchaban las gotas de lluvia golpetear las tejas de mi habitación; yo me encontraba viendo el cielo escuchando el aire que mecía los árboles, contemplado la noche, la lluvia; de pronto la luz se desapareció, así que encendí un par de velas que se encontraban en el viejo buró de mi cuarto.

    Regrese a mi ventana. Por un instante al ver la luz de un relámpago, observé entre la oscura noche la silueta de una persona recostada en el jardín de la casa; así que nuevamente mire con detenimiento, al caer nuevamente un relámpago más, vi que era mi amigo, recostado en el pasto; abrí mi ventana y escuche entre el incesante murmullo de la lluvia unos sollozos. Ese llanto sonaba con un dolor muy inmenso, de esos dolores que nos remueve todas las fibras de nuestro ser; mi piel se erizo, mi corazón se sobresaltó.

    Sentí algo muy extraño. Me levante del pequeño sillón, me dirigí a la puerta de la habitación, la abrí, se escucho el crujir de mis pisadas sobre el piso de madera ya vieja; salí de mi habitación, no sin antes tomar una chamarra y una toalla que encontré a mi paso, abrí la puerta, salí de mi alcoba; el aire soplaba fuertemente, los rayos se escuchaban estruendosos. Me dirigí al jardín, y desde el pequeño pórtico que separaba de la casita a este, le hable a mi amigo:

    -¿Que sucede contigo Victor? ¡Está lloviendo a cántaros y tu tumbado en el pasto!
    Debes venir adentro, ¡te enfermaras!-

    Yo continuaba hablando titiritando porque el viento era frío, pero el hacía caso omiso a mis palabras…

    -¡Vamos! ¡Entra! ¡Te hará daño si no dejas de mojarte!-

    -¡Déjame aquí!-

    Me respondió tajantemente:

    -¡Deja sentir la lluvia en mi rostro! ¡Deja que se cuele el aire por mis huesos!
    ¡Por mi piel por mis pulmones!… ¡respirar hondamente, profundamente!-

    Continuaba sollozando, pero su sollozo se tornaba amargo…doliente.

    -¡Deja ver como se moja el pasto! ¡las flores bailan con el aire!-

    -¡Déjame aquí tirado! -

    Me acerque a él. Tome su carita entre mis manos, le hablé con voz dulce:

    -¡Vamos! Ven dame tus manos, vamos a que te des un baño con agua caliente, ¡vamos levántate!-

    Mis palabras no mostraron efecto alguno en él:

    -¡Déjame! quiero llevarme el sonido del viento, el de la lluvia golpeando la tierra el olor de las plantas el oscuro de la noche… ¡Déjame!-

    De repente la lluvia estremeció la tierra, los rayos se esparcieron por cada rincón del cielo, entendí que la naturaleza estaba de acuerdo con el alma de mi amigo…

    -Lloraba el cielo-


    -Y mi amigo, Victor, se ahogaba junto con el inmenso oscuro de la noche-

    Apenas lo toque nuevamente para ayudarle a levantarse. Al decirle que nos metiéramos a la casa, mis rodillas estaban clavadas al piso, él se levanto bruscamente y me abrazo (Nunca olvidare ese abrazo, me sucumbió el alma, he hizo una catarsis en mi corazón) me apretaba tan fuerte que su abrazo era doloroso, pero sus lágrimas lo eran a un mas, así que lo abrasé tan fuerte como pude:



    -Vamos adentro y platicamos ¿De acuerdo?-

    -Esta bien- me respondió.

    Era inútil abrigarlo con la toalla que llevaba en las manos, porque estaba empapado, así que nos fuimos abrazados a su dormitorio.

    Ya dentro de su habitación busque unas tollas para que él secara su cuerpo; extendí mis manos para dárselas:

    -Toma, sécate; debes quitarte esa ropa que llevas.

    -Voy a mi cuarto a cambiarme, regreso.

    -¡no me dejes por favor!-
    -solo me cambio y regreso-

    -¡No Kiara! ¡No te vayas! ¡No me dejes solo esta noche!

    -Quédate conmigo, no te vayas por favor, no me dejes… déjame ver tus inmensos ojos amiga, deja grabarme tu sonrisa en mi mente… quiero llevarme tu carita en mi memoria…-

    No entendía en absoluto lo que estaba sucediendo, pero sentía como mi piel se estremecía, como mis ojos se clavaban en el mirar de mi amigo


    -por favor…solo por esta noche… quédate conmigo…solo por hoy…-

    -¿Qué es lo que sucede?- pregunté

    -¡Sólo quédate conmigo! si no quieres hablar, no lo haremos...-

    -esta bien, solo deja me cambio de ropa y regreso inmediatamente…me quedare toda la noche contigo, ¿de acuerdo?-

    Asintió con la cabeza

    -regreso en un momento, por lo mientras date un baño y cámbiate de ropas-

    Salí de su habitación, sentía como el frío me calaban los huesos. El aire estaba muy arrebatado, la lluvia continuaba cesantemente, así que se percibía que toda la noche llovería…

    Entré en mi pequeño cuarto y rápidamente me cambie de ropas, tome las velas que tenía en mi habitación y un par de cobijas, regresé por el mismo caminito me desvié a la cocina y prepare 2 cafés, la casa de rehabilitación estaba sola, en la cocina solo estaba la mujer que nos preparaba los alimentos la señora Cecilia., yo le llamaba “Cachito” de cariño


    -¿Niña Kiara que haces despierta a estas horas?

    Me cuestiono “Cachito”

    -Solo vine por un par de cafés “Cachito”, hace bastante frío…-

    -sí, hace mucho viento helado niña Kia, el cielo esta triste… algo no muy bueno se viene-

    -¿cree usted eso “Cachito”?-

    -¡vaya que lo creo pequeña! creo que Dios se pone triste al observar que a uno de sus ángeles no se le da el trato que merece, es decir que él manda a ciertos angelitos con forma humana para dar toda la atención a los demás...pero a él no se la dan… por eso manda este tipo de tormentas, estruendosas, con viento frío…hacen que la piel se erice cuando caen los rayos...-


    Por unos breves segundos me quede pensando en lo que “Cachito” la cocinera mencionó, aquello de: “Dios se pone triste al observar que uno de sus ángeles no se le da el trato que se merece...”

    -aquí están tus cafés niña Kiara, es hora de que te vayas a descansar…-

    Agradecí el par de cafés, dí las buenas noches a “Cachito”, salí de la cocina rumbo al la habitación de mi amigo. En el trayecto recordé cuando Victor llegó a la casa de rehabilitación, nadie se le acercaba por el aspecto físico que tenía: muchas cicatrices en sus brazos, su semblante triste, era sumamente delgado...el fue heroinómano...así que el estado físico que el llevaba puesto era deplorable, muy solitario… el Psicólogo del la casa Fernando, me respondió cuando le pregunte acerca de el:

    - solo viene a dar una pláticas Kia-

    -pero lo veo sumamente triste…-

    -¿Lo ves triste nena?-

    -sí-

    -Su mirada divaga y la sonrisa…no se dibuja en su rostro…-

    -su vida no es sencilla pequeña, lleva sobre sí…una honda pena…-

    -Porque no te le acercas Kia, hablas con él… tú eres muy hábil para relacionarte con la gente, para interactuar, me gustaría que tu te le acercaras, créeme, aprenderás bastante de él…-

    -¿Crees Fer? ¿Crees tú que yo pueda aprender algo de él?

    -Sí Kia, bastante…-

    -Sólo una cosa Kia, trátalo como a cualquier gente, como uno más de tus compañeros, no quiero que hagas ningún tipo de distinción
    Y así fué...


    Recuerdo cuando me le acerque por primera vez, su reacción fue bastante defensiva…

    -¡Hola! ¡Que tal! me llamo….-

    Me interrumpió tajantemente

    -Sé como te llamas niña… tú nombre es Kiara tienes 14 años, estás aquí en esta casa de rehabilitación porque eres adicta a la cocaína, eres muy platicona, sonríes todo el día, siempre traes un lápiz en mano y un par de hojas, escribes todo el tiempo, lo que no sé es porque te acercas a mi, en general todos me rehúyen, les propicio asco, temor…-

    Me veía fijamente, yo me sonreí porque me sentí gustosa de saber que una persona tan aislada como Victor, tenía conocimiento de que yo existía, cuando mencionó lo anterior, yo lo interrumpí:

    -¡Pués a mí no! sonreí…-

    De pronto vi como en su carita se dibujo un pequeño intento de sonrisa

    - ¡A mí me provocas curiosidad!-
    -
    Respondí abiertamente, el momento se hizo mágico…

    -¡jajajajajaja! ¿Te provoco curiosidad niña? ¡jajajajajaja!-

    -¡Sí! mucha curiosidad…-

    -¡jajajajaja! ¿Y me puedes decir cual es tu curiosidad acerca de mi niña?

    - mi curiosidad es…-

    - ¡ya sé!-

    Me interrumpió nuevamente

    - Te doy curiosidad porque tengo mucha cicatrices en mi cuerpo, o tal vez el porque estoy tan decrepito, o….-

    -¡No! ¡Nada de eso!

    Esta vez lo interrumpí yo

    -¡Estás equivocado!… mi curiosidad es el porque eres tan solitario-

    Su gesto se torno extrañado con lo que yo me estaba refiriendo a su persona

    -¿Te parezco solitario niña?-

    -Sí, independientemente de que la mayoría de los compañeros no se acerquen a ti, tú, buscas estar solo… por eso te apartas de toda la gente y te refugias en los jardines o en alguno de los salones-

    -eres muy observadora niña, me agradas...por sincera y directa…-

    Me extendió su mano y me dijo:

    -¡mucho gusto Kiara me llamo Victor! espero logremos ser buenos compañeros, ya el tiempo nos dirá que tan sólido puede ser nuestro compañerismo y convertirse en amistad…-

    De momento aquel semblante frío, que su rostro reflejaba, se transformo a uno tierno, pasivo… rostro que durante el largo camino de nuestra amistad permaneció…

    Un rayo aparto de mis pensamientos aquellos recuerdos que divagaban en el subconsciente de mi memoria, me sobresalte…

    Respire hondo, quite mi mano del cristal.
    Observé como el Doctor salía de la habitación de mi amigo, se acercó a mí…

    - Su salud es débil, la pulmonía que pesco, lo ha devastado, sus defensas son muy bajas… le hemos colocado un aparato para que pueda respirar…-

    -Doctor… ¿él?...-

    -El no tiene esperanza alguna…-

    Mi corazón se acelero, mi estómago estaba revuelto mis manos temblaban, pero lo que más sentía, era como una parte dentro de mi ser se hacía trizas… algo interno se cristalizaba y como tal se hacía añicos...polvo…me ocasionaba un dolor agudo...latente…

    -No podemos hacer nada más...su vida estaba condenada desde el diagnóstico de su enfermedad, eso lo sabíamos…-

    No pude evitar que se derramaran unas cuantas lágrimas de mis ojos, pero las seque inmediatamente, aín cuando yo sabía que su muerte era inminente, no estaba preparada para despedirme de él, por más que me diera valor, no podía contener el llanto

    -Tranquila, quiere verte… necesitas pasar al cuarto de higiene, sígueme…-

    En el corto trayecto (que partícularmente se me hizo eterno) hacia el cuarto de higiene, mi memoria retomo el momento aquel, en el cual mi amigo me confesaba su trágica condena que llevaría acuestas en vida….


    Cuando abrí la puerta de su cuarto, encendí las velas que llevaba en las manos, al irradiar un poco de luz de estas, fue decadente el panorama, mi amigo se encontraba tumbado en el piso con una fotografía de su familia abrazada a su pecho (no se cambiaba de ropas) el cuarto se encontraba fuera de orden, coloque la velas en el piso y el par de cafés a un costado de la puerta…



    - ¿Victor, todavía no te cambias?… te enfermaras…-

    -ya estoy enfermo Kia… ya que más da una simple gripe…-

    -Traté de cambiar el tema, la verdad que seguía con el presentimiento de que su enfermedad era delicada de hablar, aún no teniendo conocimiento de cual era

    -¡vamos! levántate y cámbiate-

    Mis palabras seguían sin tener efecto alguno en el, así que levante las cobijas que estaba a su lado y lo abrigue

    -¿Kia, no te doy asco?

    Levanté rápidamente mi mirada y la fije en la suya, la pregunta me había confundido

    -¡No! ¡Claro que no Victor!-

    -¿repulsión, miedo?-

    -¡No! ¡Nada de eso!, ¿asco? ¿Por qué? ¿Repulsión? ¿De que?
    ¿Miedo?.... ¡miedo a la ignorancia! ¡A esa sí le tengo miedo!-

    - ¿A la ignorancia amiga?-

    -Sí…a la ignorancia… aquella en la cual el conocimiento se encuentra ausente total y completamente de las personas…-

    - no te entiendo pequeña… ¿a que te refieres?-

    Respire profundo, acerque las velas a mi costado junto con el par de cafés que llevaba, le ofrecí uno…seque con mis manos su cara...afuera, seguía lloviendo. Lo mire y le sonreí…

    - Los humanos tenemos, aun no defino muy bien si el hábito , costumbre o es algo nato, de adelantarnos a juzgar a los demás IGNORAMOS las razones que con llevan a una persona a tomar tal o cual decisión, es decir no tenemos CONOCIMIENTO de absolutamente NADA de la vida de otra gente, cuando ya damos por SABIDAS muchas cosas acerca de ella, aun sin conocerla… así que la IGNORANCIA nos lleva a lastimar con criticas a otros seres humanos.-

    Mi amigo me ofreció una pequeña sonrisa de sus labios, pero un enorme obsequio para mi… sobre todo de haber compartido con el un momento de soledad doliente en su vida

    - tienes razón pequeña, lastimamos con nuestra ignorancia a los demás…-

    Sin embargo después de ese momento lindo, se desdibujo su semblante tierno y regreso un semblante sombrío, atemorizante…
    Justo cuando el intentaba decirme algo un estruendoso rayo se hizo presente, la voz de mi amigo se escucho en el silencio ensordecedor de aquella habitación…

    - Kiara, amiga…Tengo SIDA… estoy condenado a esperar la muerte en vida...-

    Al escuchar esas palabras me quedé suspendida en el aire, helada, petrificada, esa confesión me abría un camino diferente dentro de mi vida, un camino por el cual el paso de nuestro andar se vería lleno de espinas… sobre todo la IGNORACIA se haría presente, latente en el diario de nuestra vida, a lo que yo más temía, alguien o algo me acercaba a vivirlo….

    Volví a mi realidad cuando la voz del Doctor me dijo:

    -¿Te encuentras bien?- necesito que te cubras la boca.-

    -¿Kiara? ¿Estas bien?-

    -Sí, doc., me encuentro bien, un poco aturdida…-

    -Esta bien Kiara, solo te digo que Victor esta bastante cansado, su estado de salud es crítico, así que por favor no lo hagas hablar mucho… lo menos que se pueda fatigar…esta exhausto.-

    -Esta bien Doc., solo pasare únicamente a verle un ratito…-

    -Muy bien Kia, puedes entrar, te advierto que su aspecto físico esta devastado-

    -esta bien Doc.…-
    - llevaba una semana queriendo entrar a verle, pero me habían prohibido el paso ya que tenían que estabilizarlo, me la pase pegada en el ventanal del hospital día y noche, no podía dormir, comía lo necesario… pero el cansancio no me vencía, quería que el supiera que yo estaba esperando verle…que contaría conmigo hasta que el me dijera…adiós...



    Abrí la puerta de la habitación de mi amigo si titubear siquiera, lo que a continuación vi fue tan doliente que aun no encuentro que palabra emplear para tal panorama…

    Me acerque a su cama… su cuerpo se encontraba inerte, devastado por el medicamento, la fatiga que tenía para respirar era más que evidente, todo el cubierto de tubos, una máquina que permitía escuchar los latidos de su corazón, mangueras, suero… sin cabello, ya que había aparecido un tipo de cáncer llamado SARCOMA de KAPOSI (asociado comúnmente al SIDA) la piel de mi Amigo estaba llena de nódulos, que decir del peso en el cual se encontraba… mi corazón no dejaba de latir aceleradamente cada vez que me aproximaba a su cama, en cuanto llegue escuche (con una voz muy débil) a mi amigo que me decía…

    -Kia…-

    -Shhh, calla Vic, no digas nada, no quiero fatigarte amigo-

    Pero estaba por demás que le dijera que no hablara, era necio, así que entre palabras acortadas y otras más sin sonido...me dijo:

    -Kia... mi pequeña grande amiga, quiero que me digas solo una cosa amiga-

    -Si, Vic ¿dime?-
    -¿Me quieres pequeña?-

    -Cuando escuche esa pregunta mis ojos se inundaron de un mar salado, intentaba modular mi voz pero se quebraba...mis labios temblaban, por más que trataba de morderlos para contener el temblor, no podía…tome su mano, al sentirla mi alma se sintió confortada por la calidez que aquel hombre irradiaba, la coloque sobre mi pecho, le respondí sollozante:

    -¿Amigo mío, sientes el latido de mi corazón mi Vic? ¿Lo sientes?-

    -Sí…-

    -Cada latido que ha dado mi corazón desde que te conocí,, hasta el día de hoy te ha dicho y te dice que te quiero…-

    No podía evitar el llanto, sentía un dolor tan profundo, agudo…

    -Kia…no llores, necesito descansar pequeña… ya mi cuerpo esta muy débil-

    -no quiero que me dejes amigo… pero aun con todo y el dolor que siento, no quiero verte sufrir más…-

    -Gracias pequeña… por no ser egoísta y pensar solo en tu sufrimiento, gracias por pensar en mi dolor… te adoro amiga –


    Mi amigo partió unos días después.


    Con el aprendí muchas cosas; la IGNORANCIA a la que se enfrento diariamente fue bastante, la gente SUPONIA que el era homosexual, no fue así, su contagio se debió al uso compartido de agujas durante su adicción a la heroína, pero el ahínco que mostraba en las conferencias era estupendo, la capacidad con que se desarrollaba en la lucha constante de ayuda con otras personas con su misma enfermedad, la fuerza para levantarse al diario, aun con el estado de salud deteriorado.

    Se enfrento a muchas cosas: el rechazo, la discriminación… la soledad… fueron partícipes en el deterioro de su salud, ya que lo que más acabo con el fue el Abandono total de su familia, esta se presento 2 días antes del deceso de Victor, su familia de mi amigo enfrento a la soledad más dolorosa que atraviesa cualquier ser humano en vida:

    La AUSENCIA de mi amigo, su ausencia de este para ellos, porque cuando lo tuvieron en verdad, ellos, su familia… no quisieron estar ahí…con él.

    A mi se me fue una parte de mi alma con la ausencia de mi amigo, pero no la vida… vida que me gusta, aunque esta sea tan corta… eso es lo que él me enseño… a VIVIR, la vida...en vida…



    Gicela Silva Rodríguez 10/07/ 2008


    Última edición por Gice Silva el Vie Ago 27, 2010 10:57 am, editado 1 vez

    Victor E. Alonso Alvarez
    Poeta Master - Miembro Honorario
    Poeta Master - Miembro Honorario

    Masculino Mensajes : 1084
    Fecha de inscripción : 31/07/2010
    Localización : Puerto Rico
    Humor : Mi humor... es bastante bueno... eso dicen.. jajaja

    Re: UN BREVE MOMENTO DE NOSTALGIA COMPARTIDO

    Mensaje por Victor E. Alonso Alvarez el Jue Ago 19, 2010 2:34 am

    ... u.u

    un abrazo y un beso en la frente para ti Gice...

    ... u.u (suspiro) un relato... que me puso el estomago revuelto desde el comienzo de esa noche lluviosa y tormentosa... muy doloros y dificil...

    Gice Silva
    Poeta Master - Miembro Honorario
    Poeta Master - Miembro Honorario

    Femenino Mensajes : 721
    Fecha de inscripción : 29/04/2010
    Localización : Morelia Michoacán(México)
    Humor : De los mejore humores SIEMPRE! ;)

    Re: UN BREVE MOMENTO DE NOSTALGIA COMPARTIDO

    Mensaje por Gice Silva el Mar Ago 24, 2010 10:38 am

    Victor E. Alonso Alvarez escribió:... u.u

    un abrazo y un beso en la frente para ti Gice...

    ... u.u (suspiro) un relato... que me puso el estomago revuelto desde el comienzo de esa noche lluviosa y tormentosa... muy doloros y dificil...


    Hola Victor!Smile

    Gracias por pasar, disculpa la demora en agradecerte, pero mis tiempos son corticos... sí es un relato triste, pero el mensaje es bello.

    Un abrazo grande para ti!

    Gracias por el beso! Smile

    Gice

    claudia zarate
    Poeta Gran Master - Miembro Del Jurado
    Poeta Gran Master - Miembro Del Jurado

    Femenino Mensajes : 3521
    Fecha de inscripción : 09/04/2010
    Localización : parana, argentIna
    Humor : excelente

    Re: UN BREVE MOMENTO DE NOSTALGIA COMPARTIDO

    Mensaje por claudia zarate el Mar Ago 24, 2010 9:43 pm

    Mi querida Gice,
    es tu relato una puerta a los corazones que en ignoracia no comprenden
    lo que se sufre al tener una enfermedad que no sabe distinguir de sexos, edades ni condiciones sociales.
    La ignorancia mata mas que la misma enfermedad.
    Un abrazo.

    beatriz irene bardeci
    Poeta Gran Master - Miembro Del Jurado
    Poeta Gran Master - Miembro Del Jurado

    Femenino Mensajes : 2673
    Fecha de inscripción : 04/05/2010
    Localización : Buenos Aires. Argentina
    Humor : en general bueno...

    Re: UN BREVE MOMENTO DE NOSTALGIA COMPARTIDO

    Mensaje por beatriz irene bardeci el Miér Ago 25, 2010 11:16 pm

    Tristisimo amiga....pero cuanta realidad en tu relato....un beso BETT

    Recaredo
    Poeta Autor-"Una Tarde De Café Musa Y Poesía"
    Poeta Autor-

    Mensajes : 3538
    Fecha de inscripción : 17/12/2009
    Localización : Barcelona (España)
    Humor : Mucho humor

    Re: UN BREVE MOMENTO DE NOSTALGIA COMPARTIDO

    Mensaje por Recaredo el Jue Ago 26, 2010 7:55 am

    [b]Amiga mía; tu relato me ha emocionado profundamente, tanto por la forma de narrarlo; para mí literalmente perfecta, como por el mensaje tremendamente humano que transmites en él.
    Tu exquisitez poética y narrativa es inmejorable, amiga mía; también los sentimientos hermosos que intuyo en tu corazón a través de tus letras. Recibe mis más cordiales felicitaciones y mis fraternales abrazos.

    Gice Silva
    Poeta Master - Miembro Honorario
    Poeta Master - Miembro Honorario

    Femenino Mensajes : 721
    Fecha de inscripción : 29/04/2010
    Localización : Morelia Michoacán(México)
    Humor : De los mejore humores SIEMPRE! ;)

    Re: UN BREVE MOMENTO DE NOSTALGIA COMPARTIDO

    Mensaje por Gice Silva el Vie Ago 27, 2010 10:58 am

    claudia zarate escribió:Mi querida Gice,
    es tu relato una puerta a los corazones que en ignoracia no comprenden
    lo que se sufre al tener una enfermedad que no sabe distinguir de sexos, edades ni condiciones sociales.
    La ignorancia mata mas que la misma enfermedad.
    Un abrazo.


    Gracias nena por lo que mencionas...
    Un abrazo!

    Gice Silva
    Poeta Master - Miembro Honorario
    Poeta Master - Miembro Honorario

    Femenino Mensajes : 721
    Fecha de inscripción : 29/04/2010
    Localización : Morelia Michoacán(México)
    Humor : De los mejore humores SIEMPRE! ;)

    Re: UN BREVE MOMENTO DE NOSTALGIA COMPARTIDO

    Mensaje por Gice Silva el Vie Ago 27, 2010 10:59 am

    beatriz irene bardeci escribió:Tristisimo amiga....pero cuanta realidad en tu relato....un beso BETT

    Hola Beti! Gracias por pasar; sí,mucha realidad tristemente.
    Un abrazo mujer!

    Gice Silva
    Poeta Master - Miembro Honorario
    Poeta Master - Miembro Honorario

    Femenino Mensajes : 721
    Fecha de inscripción : 29/04/2010
    Localización : Morelia Michoacán(México)
    Humor : De los mejore humores SIEMPRE! ;)

    Re: UN BREVE MOMENTO DE NOSTALGIA COMPARTIDO

    Mensaje por Gice Silva el Vie Ago 27, 2010 11:05 am

    [quote="Recaredo"][b]Amiga mía; tu relato me ha emocionado profundamente, tanto por la forma de narrarlo; para mí literalmente perfecta, como por el mensaje tremendamente humano que transmites en él.
    Tu exquisitez poética y narrativa es inmejorable, amiga mía; también los sentimientos hermosos que intuyo en tu corazón a través de tus letras. Recibe mis más cordiales felicitaciones y mis fraternales abrazos.[/quote

    Mi querido amigo Recaredo Smile , hola! es un gusto para mi que me hayas leído este relatillo, gracias sinceras por lo que refieres de mis letras; Uy! mis sentimientos ( Me has escubierto ) estás letras sí que lo desnudan a uno de la piel y carne que llevamos puesta) Embarassed
    Gracias enormes por tus felicitaciones, y los abrazos van de vuelta hasta tu alma.. cuidate muchote!
    Besos!
    Gice

    NEPHERTITI

    Femenino Mensajes : 395
    Fecha de inscripción : 16/04/2010
    Localización : MI MÉXICO LINDO Y QUERIDO
    Humor : SIMPATICO Y SIEMPRE NETA :D

    Re: UN BREVE MOMENTO DE NOSTALGIA COMPARTIDO

    Mensaje por NEPHERTITI el Lun Oct 04, 2010 5:32 pm

    Oye mujeeeer, yo no se que pretendes con tus relatos jajajaja, pero quedan estupendamente geniales y mágicos, sigo leyendo los que escribes y cada vez me convenzo mas de que eres mi preferida en este espacio Very Happy y creeme, lo digo totalmente de corazón, no me apena decirlo, me encanta tu forma de escribir los relatos, claaro me encanta tambien como lo haces en otros temas, la poesía igual, pero para mi, aqui eres la reyna Very Happy jajaja.

    BESOS Y ABRAZOS AMIGA, CON SINCERIDAD... NEPHER.

    Gice Silva
    Poeta Master - Miembro Honorario
    Poeta Master - Miembro Honorario

    Femenino Mensajes : 721
    Fecha de inscripción : 29/04/2010
    Localización : Morelia Michoacán(México)
    Humor : De los mejore humores SIEMPRE! ;)

    Re: UN BREVE MOMENTO DE NOSTALGIA COMPARTIDO

    Mensaje por Gice Silva el Mar Oct 05, 2010 5:17 pm

    NEPHERTITI escribió:Oye mujeeeer, yo no se que pretendes con tus relatos jajajaja, pero quedan estupendamente geniales y mágicos, sigo leyendo los que escribes y cada vez me convenzo mas de que eres mi preferida en este espacio Very Happy y creeme, lo digo totalmente de corazón, no me apena decirlo, me encanta tu forma de escribir los relatos, claaro me encanta tambien como lo haces en otros temas, la poesía igual, pero para mi, aqui eres la reyna Very Happy jajaja.

    BESOS Y ABRAZOS AMIGA, CON SINCERIDAD... NEPHER.

    ¡Hola mujer!Smile
    Pués en realidad no prentendo nada mi niña, la verdad que éste escrito, es de hace muchos ayeres; alguien lo leyó y me pidió que lo colocara aquí y lo compartiera.

    Gracias grandotas por lo que me dices... Smile

    Un gusto recibirte en mi mundillo de letrillas...

    ¡Abrazos de vuela! ¡Besos!

    Contenido patrocinado

    Re: UN BREVE MOMENTO DE NOSTALGIA COMPARTIDO

    Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 11:07 am


      Fecha y hora actual: Jue Dic 08, 2016 11:07 am