Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» Roto el mar
Hoy a las 5:50 am por caminandobajolalluvia

» Colegio Canicouva de Vigo Navidad 2016
Hoy a las 4:11 am por caminandobajolalluvia

» Tu cuerpo en otra sombra
Ayer a las 6:30 am por caminandobajolalluvia

» El Casino Obrero Navidad 2016
Sáb Dic 03, 2016 7:30 pm por caminandobajolalluvia

» Verde, si llama
Sáb Dic 03, 2016 6:54 am por caminandobajolalluvia

» Mi corazón
Mar Nov 29, 2016 6:41 am por caminandobajolalluvia

» Verdad
Jue Nov 24, 2016 8:43 pm por caminandobajolalluvia

» Colegio Canicouva de Vigo erase una fiesta infantil
Miér Nov 23, 2016 7:07 pm por caminandobajolalluvia

» Dinoseto de vigo forma una familia
Vie Nov 18, 2016 6:12 am por caminandobajolalluvia

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Los posteadores más activos del mes

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    Conversacion entre dos extraños, capitulo 4

    Comparte

    PoEtEsS
    Poeta Autor-"Una Tarde De Café Musa Y Poesía"
    Poeta Autor-

    Femenino Mensajes : 537
    Fecha de inscripción : 11/12/2009
    Localización : Mira las estrellas y me hallaras en ellas...
    Humor : Tratando de escribir nuevamente

    Conversacion entre dos extraños, capitulo 4

    Mensaje por PoEtEsS el Dom Jul 25, 2010 1:19 am

    POV Arturo

    Después de que Paula despertó no podía dejarla ni siquiera ir a trabajar, ese día tenia clases en la escuela pero tampoco quería separarme de ella así que en cuanto deshizo su abrazo aproveche para levantarme y dirigirme a la cocina, tenía que prepararle algo de comer no?

    Me levante de su lado, incluso sentía dolor al verla, fingir, dormir; tal vez pensaría que ya me iba. Tome el teléfono de la sala y marque a la oficina para disculparla, a esta hora ya debía de estar por lo menos Dante.

    El teléfono sonaba y nadie contestaba, cuando estaba a punto de colgar alguien tomo el auricular del otro lado de la línea.

    -Impresiones para Jóvenes Talentos…-era de esperarse, Dante ya estaba en la oficina
    -Hola Dante, habla Arturo
    -Hola Arturo, si estas buscando a Paula ella no ha llegado a la imprenta
    -Lo sé, de hecho te buscaba a ti
    -A mi? Y eso para qué
    -Paula no irá hoy a trabajar, ¿puedes hacerte cargo de todos los pendientes?
    -¿Porqué no vendrá, está bien?
    -Si claro, ella se encuentra bien solo un poco cansada
    -Oye espera!!!... Qué haces tú en su casa a esta hora- sus celos se hicieron presentes
    -Solo la cuido, eso es todo- aunque sabía que no tenía nada de malo haber estado con ella, sabía que Dante la quería así que solo omití parte de esta verdad para no herirlo
    -Está bien, comprendo. Hoy hay cita con proveedores eso lo puedo atender yo, sin embargo tenía varias citas con algunos jóvenes para las publicaciones, esas las tendremos que agendar para la siguiente semana.
    -Ok, ella confía plenamente en ti y yo también.
    -Espero que se reponga pronto
    -Yo también…- sabía que no le pasaba nada pero yo esperaba que se repusiera de otro dolor.- Bueno… te dejo ya se ha despertado y tengo que llevarle de desayunar.
    -Ok, buena suerte

    Mientras hablaba con Dante, había preparado algo de desayunar. Ya me imagino su cara al llevarle toda esta comida, pan, cereal, jugo, café, huevos; creo que era demasiada comida para dos.
    Entre de nuevo a la recamara y pude ver como sonreía de nuevo a pesar de que sus ojos reflejaban ya un poco de distancia.

    -Pensé que te habías marchado a la escuela- dijo ella
    -Hoy no pienso ir y ya te disculpe en la oficina- le dije con esa sonrisa picara que tanto le gustaba- No pienso dejarte ir, Dante se hará cargo de atender a los proveedores y las citas que tenias con aquellos jóvenes las agendara para la próxima semana
    -Y yo no me voy a separar de ti… hoy- había notado el segundo de espacio que había entre las últimas palabras.- Tengo hambre jajá
    -Te traje de desayunar.- le extendí la charola que llevaba.- Qué se te antoja, traje huevos, pan, café,…- empezó a reír a carcajadas, era tan lindo verla reír- qué, qué pasa
    -¿A que batallón vas a alimentar?
    -Solo seremos tú y yo
    -Solo tú y yo.- me abrazo con fuerza y me beso nuevamente

    Encendimos la televisión mientras desayunábamos, ella estaba muy callada y bastante distante, como la noche anterior.

    -Qué pasa cariño.- le pregunte con tanto dolor en la voz que ella se acerco a mi
    -Nada mi amor, no pasa nada.- me acaricio la mejilla y me beso, su beso reflejaba que algo pasaba pero que no podía insistir porque ni ella misma sabía que era lo que le pasaba.- Tengo algo para ti.- dijo y salió de la cama envuelta en una sabana.

    POV Paula

    No sabía que iba a suceder a partir de ese momento, pero fuera lo que fuera no permitiría que Juan llegara a mover nuevamente mi universo, ya estaba cansada de él y de que apareciera cuando las cosas no iban nada bien en su vida.
    Arturo entro de nuevo a la habitación, pensé que se habría marchado a la escuela, sonreí ampliamente, tendría que llamar a la oficina, no pensaba dejarlo ir y yo no quería ir ni siquiera a la oficina, pero tantos pendientes… Tendría que hablar con Dante…

    -Pensé que te habías marchado a la escuela- le dije con una sonría dibujada en el rostro
    -Hoy no pienso ir y ya te disculpe en la oficina…- ya no escuche lo demás, confiaba plenamente en que Dante se haría cargo de todo

    Salí de la cama enredada en tan solo la sabana una vez que termine de desayunar

    -Tengo algo para ti, espera aquí… - Salí de la habitación y me dirigí al estudio, Arturo no se paraba por ahí a menos que yo no pudiera salir por todo el trabajo que llevaba a casa debido a la imprenta. Saque de uno de los armarios una caja que había estado guardando desde hace unos días. Entre de nuevo a la habitación, él tenía en sus manos también una pequeña caja
    -Te amo, lo sabes verdad? – le pregunte en un tono preocupante quería que estuviera seguro de todo lo que él significaba para mi, aunque Juan… no sabía qué era lo que realmente sentía ahora por él, no podía seguir amándolo o si?
    -Lo sé mi amor, lo sé más que nunca - note algo de tristeza en su tono, pero lo deje pasar.

    Me acerque a él poco a poco y lo bese, no podía resistir la idea de verlo sufrir y menos por mi causa, le extendí la caja, pero la dejo de lado y me tomo entre sus brazos, para no dejarme escapar de allí hasta que estuvieron satisfechos nuestros labios, nuestras manos. Lleno de caricias y de besos mi cuerpo desnudo y tan solo me deje llevar, me perdí en sus caricias y deshice mis manos recorriendo nuevamente su cuerpo.
    Cuando desperté de mi ensoñación no quería dejarle ir, escapar de mi abrazo, así que tan solo enrede mis piernas a las suyas y lo bese nuevamente,…

    -Tengo algo para ti – dije de nuevo – me dejaras dártelo o seguirás besándome hasta el anochecer? – dije esperando que su respuesta fuera la segunda
    -Eso no tengo ni que pensarlo - y empezó a besarme de nuevo
    -Ok, ok eso era lo que esperaba oír pero quiero darte algo, jajá
    -Ok, yo también tengo algo para ti- me dijo sin dejar de besarme

    Le extendí la caja y él me dio la suya.

    -Qué es – nos preguntamos al unisonó mientras rompíamos las envolturas, empezamos a reír.

    En su caja había para mí una rosa roja tallada en madera y un dije con forma de cometa, en mi caja para él había un único libro con todo lo que había escrito para él en todo el año que llevábamos de relación, era el único o por lo menos el primero que escribí exclusivamente para él.

    -Un libro? – pregunto casi desconcertado
    -No me veas así, no es cualquier libro, ábrelo – en la primera pagina había una dedicación para él y se leía que era la primera y única edición

    “Para el hombre que ha ayudado a que cada uno de mis sueños se hagan realidad, quien ha estado a mi lado en los momentos más difíciles de mi vida y que me ha tendido su mano para poder levantarme. A aquel que ha luchado por conseguir sus sueños y quien ha renunciado a varias de sus camisas por dejarlas manchadas con mis lagrimas. Para ti mi amor, porque sé que pase lo que pase siempre estaremos juntos. Te amo.”

    Era la leyenda que se dibujaba en la primera página. Empezó a hojearlo y se dio cuenta de que, efectivamente, era el único libro en su especie.

    -Este no vas a publicarlo? – me dijo casi sorprendido
    -No, este es tuyo, para ti, por cada día de tu vida que me has dedicado
    -Mi vida es tuya mi amor.
    -La rosa sé lo que significa, pues ha sido el símbolo de nuestro amor desde el primer día, pero el dije? – no sabía que significaba ese dije en nuestra relación
    -El dije es porque eres la estrella que poco a poco se enciende al tocar cada uno de sus sueños, porque has llegado a mi vida cuando menos lo esperaba y cuando más lo necesitaba y porque , como si fuera poco, has venido a traer luz a mi vida y por supuesto porque me has devuelto al camino para poder alcanzar mis metas, por eso, mi amor; solo es por eso
    -Solo por eso? – Dije con una sonrisa dibujada en el rostro, - nadie me había dicho esas palabras, bueno si, tú, jajá- me acerque y lo bese nuevamente.

    El teléfono de la casa sonó

    -Debe ser Dante, debe de estar preocupado- me dijo y tomo el teléfono – diga?

    REYNA GALACTICA
    Admin de café poético
    Admin de café poético

    Femenino Mensajes : 2251
    Fecha de inscripción : 11/12/2009
    Localización : VENEZUELA
    Humor : ME GUSTA DISFRUTAR DEL SANO HUMOR

    Re: Conversacion entre dos extraños, capitulo 4

    Mensaje por REYNA GALACTICA el Miér Jul 28, 2010 10:30 am

    BUENO AMIGA! TERNURA, AMOR, DEDICACION, UN ROMANCE VIENTO EN POPA! FELICITACIONES

      Fecha y hora actual: Mar Dic 06, 2016 7:13 am