Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» Roto el mar
Mar Dic 06, 2016 5:50 am por caminandobajolalluvia

» Colegio Canicouva de Vigo Navidad 2016
Mar Dic 06, 2016 4:11 am por caminandobajolalluvia

» Tu cuerpo en otra sombra
Lun Dic 05, 2016 6:30 am por caminandobajolalluvia

» El Casino Obrero Navidad 2016
Sáb Dic 03, 2016 7:30 pm por caminandobajolalluvia

» Verde, si llama
Sáb Dic 03, 2016 6:54 am por caminandobajolalluvia

» Mi corazón
Mar Nov 29, 2016 6:41 am por caminandobajolalluvia

» Verdad
Jue Nov 24, 2016 8:43 pm por caminandobajolalluvia

» Colegio Canicouva de Vigo erase una fiesta infantil
Miér Nov 23, 2016 7:07 pm por caminandobajolalluvia

» Dinoseto de vigo forma una familia
Vie Nov 18, 2016 6:12 am por caminandobajolalluvia

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Los posteadores más activos del mes

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    El Tonto la Llaná IV parte

    Comparte

    Recaredo
    Poeta Autor-"Una Tarde De Café Musa Y Poesía"
    Poeta Autor-

    Mensajes : 3538
    Fecha de inscripción : 17/12/2009
    Localización : Barcelona (España)
    Humor : Mucho humor

    El Tonto la Llaná IV parte

    Mensaje por Recaredo el Miér Jun 09, 2010 6:29 am

    [b]Escamado por tanto silencio miré a mi alrededor, y aunque allí siempre reinaba el silencio y, aparte de los zagales que a veces usaban la sombra y el resguardo de la tapia para hacer sus juegos pecaminosos; que decía en padre Nicanor, nunca había nadie, aquel día el silencio era distinto.
    Las nubes que volaban arrastradas por el viento parecían más cercanas a la tierra; como si ellas quisieran ver también lo que allí estaba sucediendo.
    Algunos cuervos que tenían sus nidos en un tajo cercano, graznaban ahora posados sobre los tejadillos ruinosos de los nichos y movían la cabeza nerviosamente mientras me miraban con sus ojos rojizos. Las mariposas iban y venían libando las flores, ya medio marchitas, que contenían los floreros de lata que adornaban las lápidas de algunas tumbas.
    Entonces sentí una sensación extraña en todo el cuerpo, era algo así; como si todos los difuntos de aquel cementerio hubieran salido de sus tumbas y me estuviesen observando.
    Aquello debía ser el miedo... (pensé) Sí, ese temor del que tanto había oído hablar a las personas y que yo, hasta aquellos momentos, nuca había sentido.
    ¿Por qué no tengo yo miedo? Recuerdo que en más de una ocasión le había preguntado al padre Nicanor: -Porque tú eres un alma pura que no tiene pecado. Y, el miedo, Casimiro; casi siempre suele ser la consecuencia de nuestras malas acciones y de nuestros malos pensamientos. Tú no tienes ninguna de estas dos cosas, y por lo tanto, tampoco tienes miedo.-
    Me había respondido el padre. Y sí, así debía ser, tal como decía el padre.
    Porque yo veía que otros zagales de mi misma edad tenían miedo de ir de noche al cementerio, aunque fueran en grupo, o quedarse solos en la Iglesia con las puertas cerradas. En cambio, yo lo hacía a diario y nunca tuve miedo;
    bueno sí, para que voy a engañar... alguna veces si que sentí algo, que si no era miedo, era parecido. Y fue cuando la mujer del sacristán, la Encarna, me amenazaba con decirle al padre Nicanor lo que yo hacía a veces con mi cuerpo, cuando estaba a solas en mi cuarto. ¡Luego, terminó por decírselo! Cuando vio que yo no quise hacer lo que ella me pedía... Pues, quería hacer conmigo lo mismo que hacía doña Esperanza, que esté en gloria.
    A mí no me gustaba la Encarna; ni me gusta, es una mujer mala que siempre me trató mal. Me llamaba "tonto" nunca se dirigía a mí por mi nombre, como doña Esperanza; por eso no dejé que hiciera conmigo lo que hacía ella.
    Por eso digo que, algo sí que sabía del miedo. Pero, lo que yo sentía en aquellos momentos, viendo a la Sebastianilla allí tendida, muertecita sobre la grama del cementerio, era una cosa muy diferente que no sabría explicar.
    Claro, como soy tonto... mi cerebro, según dice el padre Nicanor, no funciona como el de las demás personas; sí claro, eso debe ser.


    Más en el próximo capítulo




    Myryn@
    Admin de café poético
    Admin de café poético

    Femenino Mensajes : 2715
    Fecha de inscripción : 10/12/2009
    Localización : Argentina
    Humor : humor?? mmmmmmmm

    Re: El Tonto la Llaná IV parte

    Mensaje por Myryn@ el Miér Jun 09, 2010 7:02 am

    Recaaaa pon pronto el próximo pués nos dejas con la espina de quien fué que mató a Sebastianilla!...te sigo, te sigo... Abrazo....


    _________________
    "cuando te das cuenta que nada te falta,
    el mundo entero te pertenece"

    M. Belagardi

    Masculino Mensajes : 351
    Fecha de inscripción : 10/12/2009
    Localización : Córdoba, Argentina
    Humor : para ser verdaderamente feliz lo importante es encontrar alguien a quien echarle la culpa

    Re: El Tonto la Llaná IV parte

    Mensaje por M. Belagardi el Miér Jun 09, 2010 7:19 am

    Con buenas armas te ganaste la atención de todos los lectores del foro, muy bueno, digno de un libro que sin dudas compraría.
    Un saludo.

    NEPHERTITI

    Femenino Mensajes : 395
    Fecha de inscripción : 16/04/2010
    Localización : MI MÉXICO LINDO Y QUERIDO
    Humor : SIMPATICO Y SIEMPRE NETA :D

    RECA!

    Mensaje por NEPHERTITI el Miér Jun 09, 2010 11:17 am

    Anda!! no seas maloso amigo, no me dejes con la espina, ya vez, sssss... Que me impaciento mucho con ese relato del cual he quedao prendada. 100000000000 y más puntos a tu fantástica pluma amigo.

    TE QUIERO Y TE MANDO ABRAZOS...

    NEPHERTITI.


    Shocked Razz tongue bom

    Contenido patrocinado

    Re: El Tonto la Llaná IV parte

    Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 11:06 pm


      Fecha y hora actual: Sáb Dic 10, 2016 11:06 pm