Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» Abrid, abrid al sol de la alegría
Ayer a las 8:25 pm por caminandobajolalluvia

» Por el alma del trovador
Ayer a las 4:37 pm por Miguel Visurraga Sosa

» Insomnio
Ayer a las 4:34 pm por Miguel Visurraga Sosa

» Equinoccio primaveral amor reverencial
Ayer a las 4:31 pm por Miguel Visurraga Sosa

» Eres cual estampido…
Ayer a las 5:22 am por caminandobajolalluvia

» Mi ángel
Vie Ene 18, 2019 11:05 pm por caminandobajolalluvia

» todo se paga
Vie Ene 18, 2019 10:54 pm por caminandobajolalluvia

» Sonetos para Érica
Vie Ene 18, 2019 10:44 pm por caminandobajolalluvia

» En temprano rocío...
Vie Ene 18, 2019 10:41 pm por caminandobajolalluvia

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 4 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 3 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

N.O.


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Los posteadores más activos del mes

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    Del nuevo ser humano

    Comparte

    eledendo

    Masculino Mensajes : 31
    Fecha de inscripción : 23/08/2017

    Del nuevo ser humano

    Mensaje por eledendo el Jue Ago 30, 2018 10:37 am






    ... si todo dolor, toda tristeza, ira y furia del mundo cayeran de repente sobre mí,
    ¿ podría, podría contenerlos, resistirlos, y, con sólo el ápice del corazón, concluir el poema...?
    pues qué estruendo, qué desorden y revolución, qué golpe sufrirían la luz y voz que quedasen,
    cómo, cómo serían el escalofrío sentido y el hito vivo de la muerte,
    en qué se convertirían los fuegos álmicos, en qué,
    y por dónde, por dónde, me pregunto, huiría la piedad herida,
    con qué gesto o temblor,
    bajo qué recuerdo,
    y cómo, cómo y hacia dónde, hacia quién...
    ... porque si con ello el mundo resultase instruido y puro
    y en paz,
    y libre...
    ... hay, hay noches con simas o cumbres que saben a consciencia y a intuición infinita,
    y el oro de las horas se acrisola en pensar tan sólo en el simple y mero tiemblo de vivir;
    [... por tanto, aquí y ahora, contra mi antiguo ADN y esta indolencia de hoy, densa y mía,
    contra el aún presente e inmemorial carbono,
    contra este ajuar de conducciones inútiles con sus caducas e infructuosas réplicas,
    contra mi cuerpo, digo, sí, contra mi viejo y querido caballo trotón, contra él, con amor,
    y contra mi tea-antorcha con pábilo ancestral, agraz e inservible ya para el arte de fulgir]
    ... quiero ser del 3000, del 7000 y el 20000:  por ello, me construiré de oxígeno, de sílice y cristal.


    http://www.oriondepanthoseas.com

      Fecha y hora actual: Dom Ene 20, 2019 8:24 am