Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» DESOLADO
Ayer a las 8:26 pm por caminandobajolalluvia

» Con voz marina
Ayer a las 3:59 am por caminandobajolalluvia

» Noche oscura (2)
Jue Sep 21, 2017 6:14 pm por caminandobajolalluvia

» Llanto enmudecido
Jue Sep 21, 2017 6:11 pm por caminandobajolalluvia

» Rosa de sombras
Lun Sep 18, 2017 5:21 am por caminandobajolalluvia

» Blanca paloma ó cisne…
Jue Sep 14, 2017 7:43 am por caminandobajolalluvia

» Las flores alegran la vida
Miér Sep 13, 2017 4:19 pm por caminandobajolalluvia

» CRÓNICA MARGINAL (1) (2)
Miér Sep 13, 2017 2:06 pm por Miguel Visurraga Sosa

» HASTA SIEMPRE
Mar Sep 12, 2017 4:18 pm por Miguel Visurraga Sosa

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 4 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 4 Invitados

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Los posteadores más activos del mes

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Palabras claves

Galería



    Desvelada Aurora blanca de tu mano

    Comparte
    avatar
    caminandobajolalluvia
    moderador de café poético
    moderador de café poético

    Masculino Mensajes : 8036
    Fecha de inscripción : 19/12/2009
    Localización : Buenos Aires, Argentina
    Humor : Muy gracioso en ocasiones súbitas, je

    Tu Puedes Desvelada Aurora blanca de tu mano

    Mensaje por caminandobajolalluvia el Lun Jun 06, 2016 5:40 am

    Desvelada Aurora blanca de tu mano



    Desvelada Aurora blanca de tu mano,
    ni cruel, ni ligera, en otro pie responde
    tu alma buena. En otro peñasco vano
    se ironiza, la fría espada leve que se funde…
    Su roto albor primero en otra estrella,
    no tan süave ni bella, mas me temo
    que el oro de tu ruina es una estrella,
    que copia con fulgor la rima al Crisantemo…

    Herido en pie veloz, mi amor no funde
    la diadema, en otra saëta de mi amor,
    descalza liba, el perejil que su prendado olor se hunde,
    en el colapso de tu amor, tras el dolor
    de una quimera errante, vagamente rota
    por la espada en la pared. Tal es la suerte
    del delgado frenesí de adusto día, que denota
    aquél suspiro no leve… Y si la muerte

    En otro pie confuso, volviera,
    atormentado fuere, que si el empello,
    del delgado tronador de verso bello
    se acentúa, el garabato ornara
    la sosegada miera de Miguel Hernández,
    cual el luto, en otra sierpe llama, la pradera
    de una renombrada Primavera.
    Y en su fusta, aquél dentello nos expandes.

    Tal es el sitio, de la doblegada Musa,
    al verso inspirador. Cual es el Trino,
    de su difusa miel en labrador camino
    que, si la estrella, en rota flor, celosa,
    tasa al término que ofusca el albedrío,
    ya no llegara, odiosa, imperturbable en el estío
    a confrontar aquella sombra, procelosa…
    Tal es el sitio, de la doblegada Musa.

    Y en su camino, tan destinado muere aquél albor
    incierto en su pasado, cual es el lance,
    moribundo, cual recela el afincarse
    tras los pasos de aquélla Flor…
    Y, entre su río, ya no pudiera mi amorío
    aletargar su sombra, con orgullo,
    cual el cedazo de amor, que desde el frío,
    arroja la bermeja crin de un canto tuyo.

    Sola se eleva, al fin, en tu capullo,
    el venerado crisantemo de tu Flor, que es Tuyo.

      Fecha y hora actual: Lun Sep 25, 2017 5:51 am