Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» Me iré...
Vie Ene 20, 2017 4:39 am por caminandobajolalluvia

» Cual el delito...
Mar Ene 17, 2017 5:55 am por caminandobajolalluvia

» Seré como...?
Dom Ene 15, 2017 6:18 am por caminandobajolalluvia

» Feliz Cumpleaños, Andrea!!!!
Vie Ene 13, 2017 3:20 am por caminandobajolalluvia

» Son rojos los labios
Mar Ene 10, 2017 4:47 am por caminandobajolalluvia

» Cual fauces locas
Sáb Ene 07, 2017 5:02 am por caminandobajolalluvia

» SEQUÍA
Vie Dic 30, 2016 6:18 pm por caminandobajolalluvia

» La flecha del tiempo
Jue Dic 29, 2016 12:17 pm por caminandobajolalluvia

» Versos a Lucila…
Mar Dic 27, 2016 4:31 am por caminandobajolalluvia

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 6 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 6 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Los posteadores más activos del mes

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    Mirada en torno a la ceguera

    Comparte

    caminandobajolalluvia
    moderador de café poético
    moderador de café poético

    Masculino Mensajes : 7702
    Fecha de inscripción : 19/12/2009
    Localización : Buenos Aires, Argentina
    Humor : Muy gracioso en ocasiones súbitas, je

    Mirada en torno a la ceguera

    Mensaje por caminandobajolalluvia el Jue Dic 17, 2015 7:44 am

    Mirada en torno a la ceguera


    Claudica mundo
    este privado ángel de soledad cabría, despierta noche
    sin estrellas
    cavilando lo marmóreo a la inútil fortaleza,

    los ojos que no duermen, ante la belleza,

    -las aves, siguen cantando, de todas formas-

    ante recatados lirios, navajas de dolor trinchan la noche en universos infinitos

    la huella de mi albor es oscura aunque amanece

    siempre amanece, tras el desvelo en sombra que desmedra vacuidades celestes
    y une la palabra
    huida de clemencia,

    ante la bajeza que confiere mi solo encierro,

    mi propia culpa

    mi sólo médano de ardor
    tras el océano.

    Inútil es nadar

    inútil el camino

    cuando se pierde la pobreza del amor,

    ó se retiene el canto ante la luna,

    mi sola estrella feroz, es un látigo de noche,

    un solo aliento feroz tras el aliento,

    el que sólo podría enmudecer mi ruina,

    el que sólo podría vestir de claridad

    y no se asemeja a la locura…

    tras el oceánico pudor sedimentado de la ausencia de pudor

    y de vergüenza,

    ya sólo el lirio amenazado tras la siembra,

    tras la mudez firme de una lluvia que es tormenta y que es ángel mudo

    que no viene para mí,

    que no alimenta

    este mundo

    con la claridad

    de la belleza

    que desnuda el amor.


    Tan sólo la fruta, el roce vacuo, inerte de una fobia que es austera y golondrina,
    pero no vuela un ápice de sombra, no amortaja este delirio
    no condena

    no es otra cosa que música hilvanando la marëa de voces desvalidas de amor propio

    tan solo el ébano, el latir desenfrenado de un ósculo que abreva en un suspiro
    cada amanecer

    la misma sombra


    la misma inercia


    la misma soledad

    que no florece


    la anticuada forma de llamar

    el presente

    antes de caer la noche

    y en desvelo

    tras el silencio ó no de un solo ruido

    albor que no promete aquél latido de humanidad, y por consiguiente

    su hermosura,


    la amistad vencida

    entre dos

    leones oscuros,

    rivales eternos,

    de la sombra y el albo resplandor de lo secreto,

    un parpadeo de mediodía en el aliento

    feroz, que desvanece las quijadas,

    y sólo puebla de polvo

    el polvo que desvanece aquel sudor frío

    de cálida estrechura anonadada,

    y sólo es gema,

    tardía,

    ya anegada…

      Fecha y hora actual: Mar Ene 24, 2017 4:23 pm