Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» Verde, si llama
Hoy a las 6:54 am por caminandobajolalluvia

» El Casino Obrero Navidad 2016
Hoy a las 4:43 am por ericmoreiraperez

» Tu cuerpo en otra sombra
Jue Dic 01, 2016 7:39 pm por irene blanc

» Mi corazón
Mar Nov 29, 2016 6:41 am por caminandobajolalluvia

» Verdad
Jue Nov 24, 2016 8:43 pm por caminandobajolalluvia

» Colegio Canicouva de Vigo erase una fiesta infantil
Miér Nov 23, 2016 7:07 pm por caminandobajolalluvia

» Dinoseto de vigo forma una familia
Vie Nov 18, 2016 6:12 am por caminandobajolalluvia

» Colegio Canicouva de Vigo Tu vida llena de fantasia
Vie Nov 18, 2016 6:05 am por caminandobajolalluvia

» El hospital de los dulces y golosinas
Vie Nov 18, 2016 5:52 am por caminandobajolalluvia

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Los posteadores más activos del mes

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    Negativa en flores

    Comparte

    caminandobajolalluvia
    moderador de café poético
    moderador de café poético

    Masculino Mensajes : 7679
    Fecha de inscripción : 19/12/2009
    Localización : Buenos Aires, Argentina
    Humor : Muy gracioso en ocasiones súbitas, je

    Negativa en flores

    Mensaje por caminandobajolalluvia el Miér Nov 18, 2015 7:02 am

    Negativa en flores

    No, tu reflejo no tardía alcoba sollozaba,
    de vero casto albor la risueña palabra
    que con ilusiva crianza sepultaba
    el lento ardor de mi gemelo corazón, sobraba…
    No, tus arcas el velero de mi amor
    concluían la huella de un camino ruiseñor,
    y en la nevada alcurnia de mi desvelo
    sonorosa estirpe de llanero concluía…

    Licor de lumbre en mi destierro
    llave que nunca abrirá un regazo,
    palabra hondonada, sesgada matriz
    de júbilo que desquita la mente de un Pegaso,
    al tosco ademán de un sueño en el encierro,
    sesgada, nocturna, altiva, directriz
    que sobre las astas rotas de la lluvia,
    encona salvajemente el ardor de la novia…

    Mirada desnuda la palabra de una sílaba
    sílabas entrelazan la ciega palabra oída,
    tras la sílaba de otra palabra percudida
    …y lo cierto es que me afronta y nunca hilaba,
    tenor de lo cïego, de un carbunclo hecho verano
    sino que capturaba el fuego de un sollozo de miel,
    de fuga y de roce, en el vago alimento por tu mano
    encendido en mi boca; aleve trazo de rocío…

    Nieve que preparaba en su blancura la inerme fortaleza
    de un cielo diluido en el bosquejo de hiel
    otrora canto de un mismo hendido bajel,
    de lúgubre vista, y fuego entre los leños, su belleza
    entrona mis ojos con ambos recuerdos brillantes
    sobre la tendida blancura, hendida, fría,
    aleve, masculla su oropel donde voz mía
    encïerra su laurel, en trizas de verdes diamantes…

    Juramento de un silencio torcaz, y álveo,
    sucumbiendo a la sombra de tus labios,
    herrado momento a tus labios concedido,
    de rocoso tiento, envuelto mi delirio
    en mutuos resplandores, incinerados besos,
    de lluvia, miradas tiernas, que no buscan en su celo
    tendidos albores, sucumben con su Canto,
    privados de su seno, albores, racimos, de húmedo cerezo…

    Pies que buscan en tu vida el mismo camino sollozado,
    vituperando alcores, sosegando muros y estertores
    cavilando sömbras y azores, preguntas de humo lacerado
    esquinas de miel, flores y semillas de verde sobre el viento
    buscan tus labios cercanos en el vüelo de mi boca,
    tendidos en la asida roca de perdida herida,
    y no, no nieva en tu blancura aquélla vida
    de manzanas perfumadas sólo teas las relucen –estrellas-

    Gotas, estrellas, laberintos de dulzura en el espacio
    oscuro de luces, vacío de soledad, atisbo de campanas
    sueño, búsqueda, limones dorando las nieves leoninas
    de un esfuerzo por medir los rayos de tu boca
    con un beso que abreva de las aguas, la misma lejanía
    y sosiega la misma blancura que, perdida en tu rigidez
    de espanto, se libera a la dulzura y regocija…
    Pieza maestra de un lujo pintado con atardeceres de espasmo,

    Y música dorada, y óleo, y sombra en la nieve,
    pasión, erige tu beso süave sobre una mejilla descuidada…


      Fecha y hora actual: Sáb Dic 03, 2016 6:50 pm