Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» INVIERNO EN EL CAMPO
Ayer a las 3:59 pm por Esperanzapaz

» EL DUENDE CON ALAS QUE NO PODÍA VOLAR.
Ayer a las 3:08 pm por Esperanzapaz

» …De tu mano
Ayer a las 3:01 pm por Esperanzapaz

» HORIZONTES DESATADOS. IV
Ayer a las 2:55 pm por Esperanzapaz

» HORIZONTES DESATADOS II
Ayer a las 2:53 pm por Esperanzapaz

» TRISTEZA DEL ÁRBOL TALADO.
Mar Ago 15, 2017 8:23 pm por Esperanzapaz

» SIN NOMBRE
Mar Ago 15, 2017 8:20 pm por Esperanzapaz

» RETAZOS
Mar Ago 15, 2017 8:18 pm por Esperanzapaz

» Quiero verte hoy de tarde
Mar Ago 15, 2017 9:53 am por caminandobajolalluvia

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 4 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 3 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Esperanzapaz


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Los posteadores más activos del mes

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    Cuanto la edad dorada…

    Comparte
    avatar
    caminandobajolalluvia
    moderador de café poético
    moderador de café poético

    Masculino Mensajes : 7993
    Fecha de inscripción : 19/12/2009
    Localización : Buenos Aires, Argentina
    Humor : Muy gracioso en ocasiones súbitas, je

    Cuanto la edad dorada…

    Mensaje por caminandobajolalluvia el Jue Sep 24, 2015 9:47 am

    Cuanto la edad dorada…

    Canas de plata, ya de oro,
    lucen el tiempo ya, crespando adusto
    por sobre el médano del oro y de Procusto,
    tu sola llama, que fulge mi desdoro…
    Labios amantes, aún silencian el resguardo
    la palabra fatal, la vista eximia
    cuanto baluarte escoge en voz, su alquimia
    no mi vejez, adora lo que aguardo…

    Mirada sirve, la neblina en la esmeralda,
    acopia tu satén, bajo el oscuro
    finita el mar, desde tu mar, y ya tu gualda
    precisa verbo en paz, desdora el muro…
    …Y ya tu falda, acoge tu verano,
    enfatizada por tus piernas, luces
    cual golondrinas amantes, gentil cruces
    hasta el reparo de tu vientre, de tu mano…

    La mella al Arte, no desnuda sino fausto,
    de mi clemátide, lumbrera en minifalda,
    la voz austera de tu goce en la esmeralda
    tus ojos quieren la debacle, el arma gusto…
    De la perpleja asidua noche, nos templara
    el rimbombante sainete de lujuria,
    cual la imprecisa sola amante, entre tu furia
    toda la bella de mi abrazo, no gozara…

    Tremando escudo en tu homenaje, ver la brida
    que no confronta tu cabello, aún laquëada,
    de tu finura el oro amante, enamorada
    sol de cabello, tu cintura extrovertida…
    Mis ojos sueñan con tus besos, ó tus labios
    contra besos que regresan de tus besos,
    soles rojos que las rosas de tus sabios
    oropeles tan adustos, buscan besos…

    Tus ojos sïenten el Verano en tus pupilas,
    tu noche cïega de mi alcurnia, vanidades
    Oh senectud, llamea el viento las Náyades
    que sopla mis suspiros, apabilas…
    En mi arrojo, mi silencio turba el cielo
    tan desnudo de tu océano, tu pelo,
    y alaba el ego de mi rostro en voz alquimia:
    de tu oro mi recelo, te hace mía…

    Llama el oro de tu noche, tacto: pïedra:
    en la muralla de tu piel, nace la hïedra…

      Fecha y hora actual: Jue Ago 17, 2017 11:37 am