Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» Roto el mar
Mar Dic 06, 2016 5:50 am por caminandobajolalluvia

» Colegio Canicouva de Vigo Navidad 2016
Mar Dic 06, 2016 4:11 am por caminandobajolalluvia

» Tu cuerpo en otra sombra
Lun Dic 05, 2016 6:30 am por caminandobajolalluvia

» El Casino Obrero Navidad 2016
Sáb Dic 03, 2016 7:30 pm por caminandobajolalluvia

» Verde, si llama
Sáb Dic 03, 2016 6:54 am por caminandobajolalluvia

» Mi corazón
Mar Nov 29, 2016 6:41 am por caminandobajolalluvia

» Verdad
Jue Nov 24, 2016 8:43 pm por caminandobajolalluvia

» Colegio Canicouva de Vigo erase una fiesta infantil
Miér Nov 23, 2016 7:07 pm por caminandobajolalluvia

» Dinoseto de vigo forma una familia
Vie Nov 18, 2016 6:12 am por caminandobajolalluvia

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Los posteadores más activos del mes

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    A dos estrellas, por dos navíos

    Comparte

    caminandobajolalluvia
    moderador de café poético
    moderador de café poético

    Masculino Mensajes : 7685
    Fecha de inscripción : 19/12/2009
    Localización : Buenos Aires, Argentina
    Humor : Muy gracioso en ocasiones súbitas, je

    A dos estrellas, por dos navíos

    Mensaje por caminandobajolalluvia el Mar Sep 08, 2015 4:02 am



    Mi rojo amor marino es ésta noche
    trenzada en ruiseñor, mi casta albura,
    majada en mí la flor, sola y tan pura
    como el silencio de mi sol, derroche…
    Desune el casto abrigo mi mudanza,
    enciende mi amor luego, ya no avanza
    la sola cresta de mi albor, ó mi esperanza,
    blindada en ti la flor, la flor descansa…

    Por un navío rojo, hacia tu bucle impera
    fraguada nota de rota primavera:
    en ti la noche alcanza verde ahínco,
    de mudo mar no cierne, sólo cinco…
    Abreva de su luna, sol, rocío
    que mi peñasco encarece ó tiembla,
    bajo el púrpura resguardo que me asembla
    la luz cortina de mi nudo, de mi estío…

    Éste descansa en la marea. Tal es el Otro,
    bajel que me encubriera, la noche
    del astrolabio del imán, púrpura aceche,
    tras el silencio de mi ruina hasta mi cetro,
    nevando el heno de mi fuga en sol cinéreo…
    Busca y emerge, ya son dos pasivos cauces
    que del Verano, ahora la miel de tu venéreo,
    trova la sien delgada en tu misterio, avances

    De la flor sobre la testa del océano tan puro.
    Mirada emerge, cual Citerea apaña
    su lento cauce de su flor, nevando duro,
    doblez que invita a tu regaño, en voz engaña
    sola altivez de tu murmullo, voz endibia…
    Sola y nevada, tras el cetro de mi cuna,
    Calíope envenena su aire con histeria pruna,
    y en la nevada magisteria, el agua nívea

    Dulce prepara Sol a sol, risco y pelëa.
    Adusta en vuelo, sobre testa más oscura
    nevada usura cae, destemplando la frescura,
    anidando la belleza de tu sombra, que desëa
    ya la flor, incubando la mirada que planea,
    deslumbrar con el ágata de lluvias
    Sola sirena, envuelta y goce oprobias…
    La sombra emerge del mar, y brota rea…

    Contemplo la mirada indescifrable en tu Misterio,
    cual sola lluvia cautivada entre diademas,
    sola se eleva y se hace púrpura de gemas
    negada al astro que confina sobre hesperio…
    Mi rosa alivia de su púrpura racimo,
    la voz tan descubierta de su ramo,
    en la mirada de su flor, egoísta hasta que el tamo
    eludido de la flor, encubriera su ritmo…

    Ya la noche, egocéntrica busca de su luna
    sólo altiva placidez, cual es engaño
    en la mirada, sol a sol, cual ermitaño
    busca y agrega de su luz, sombra desuna…
    Embriaga su cinética proeza desmembrada
    de su rapto, sobre la fiel undosa fuga,
    el querubín desatado en su tortuga
    aleja ruin, un desmedro, sombra evada…

    Tal es el ceño de mi casta poderosa,
    sombra y añil cual es un trago iridiscente
    ó sólo era, hasta que al fin, la copla ardiente,
    de su figura hasta su fin, desarma y goza…
    Undoso abrigo, Himeneo alba descubre
    sobre la gema que al plañir la sombra cubre
    y elude un ramo que al vestir elude y dora,
    la sombra rémora, el motor ya de la Aurora…

    Busca y presiente la primera ganadora,
    de su altivez hedionda sobre el muelle
    a sola fragua del temor que imponedora,
    de su mirada, el Oro, la hace fuelle…
    Oh, fuelle de amor, sombra que anega,
    Calíope, la dulce, luz entrega
    y en su marmórea tez, la luna acaba
    por contonear el bucle, que éste paga…

    Mi risa es luz, ante caricia vencedora,
    de sola miel, Citerea me bronceara
    la luna endeble, que mi suspiro, gemidora
    bribón encuentra en mi reparo, que desëara…
    Desde su arte, sola albura me compara
    sus dos silencios, clama vísperas tan hondas
    cual el suspiro vagabundo entre sus fundas,
    la regia Aurora, y la Noche, las buscara…

    Citerea besa al fin, y me procura,
    Calíope, desnuda, y yace oscura…

      Fecha y hora actual: Jue Dic 08, 2016 6:56 pm