Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» Roto el mar
Mar Dic 06, 2016 5:50 am por caminandobajolalluvia

» Colegio Canicouva de Vigo Navidad 2016
Mar Dic 06, 2016 4:11 am por caminandobajolalluvia

» Tu cuerpo en otra sombra
Lun Dic 05, 2016 6:30 am por caminandobajolalluvia

» El Casino Obrero Navidad 2016
Sáb Dic 03, 2016 7:30 pm por caminandobajolalluvia

» Verde, si llama
Sáb Dic 03, 2016 6:54 am por caminandobajolalluvia

» Mi corazón
Mar Nov 29, 2016 6:41 am por caminandobajolalluvia

» Verdad
Jue Nov 24, 2016 8:43 pm por caminandobajolalluvia

» Colegio Canicouva de Vigo erase una fiesta infantil
Miér Nov 23, 2016 7:07 pm por caminandobajolalluvia

» Dinoseto de vigo forma una familia
Vie Nov 18, 2016 6:12 am por caminandobajolalluvia

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Los posteadores más activos del mes

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    Música al latir…

    Comparte

    caminandobajolalluvia
    moderador de café poético
    moderador de café poético

    Masculino Mensajes : 7685
    Fecha de inscripción : 19/12/2009
    Localización : Buenos Aires, Argentina
    Humor : Muy gracioso en ocasiones súbitas, je

    Música al latir…

    Mensaje por caminandobajolalluvia el Lun Ago 31, 2015 10:43 am




    Música al latir de tu elegancia, paloma süave,
    rincón de la esperanza nueva, alerce truena
    sin el ave, transcurso de predada nave
    rendida en el cimiento del mar; la música resuena…
    Delega el mar rotundo mar jocoso,
    vulnerado en el cimiento del rostro que amanece
    sirviendo de la aurora, la nube palidece
    durmïente mar aurora, velamen hecho gozo…

    Persiste de la huida, el rostro de mi nave,
    encarcelada, viva, la música persüade
    silente pero avara, la brida en mí no acabe
    pacïente mar sin velas, de sola alba no invade…
    Mirífica elocuencia, ardor que vuelve en gotas
    preludio de las aves, ropero entre silencios,
    mirada vuelta remos, y sombras los desprecios
    del alba en su mirada, de risas entre motas…

    Brindada en mí la tarde, desïertos en el silo
    del ave de aquel vilo, redado en elocuencias,
    do su ribete armado, de solas clemencias
    desnuda mi silencio, y embiste alas de tilo…
    A poco mar espuma, no lo mueve ya fragante,
    la ropa sincopante desnuda en otra testa
    verano que contesta, asido fuertemente
    del sol nevado, hiriente, del alba que detesta…

    Madeja de oro en vilo, alcurnia al cielo leve
    pasión en donde atreve, suspiro engalanado
    rincón de lo adueñado, palabra en sí no breve,
    transcurre en la diadema, del Sol enamorado…
    Helena, arde en silencios, de voz, toda de süeño,
    nevada ya en su oro, pasiva me desboca,
    y canta ya en su nieve, cardumen hecho poca
    distancia a mi albedrío, gemela en su proscenio…

    Aviva de su bruma, latencia en otro adarme,
    suspiro si se apaga, la risa de otra testa
    vagada en su protesta, de vuelo hasta que al darme
    heridas de clamor, insípidas no resta…
    La nave de la aurora se pierde en otro infante
    regala de la brizna, el cielo bajo llave,
    suspira y otro engaño, no lleva bajo el arte
    de su suspiro aleve, de su valuado amante…

    Brebaje de oropeles, en sú canción no imprime
    colegios de sonidos, y albas de pecado,
    por el retablo amado, de sú mirada enhiesta,
    suspiro que contesta a su roto labrado…
    Imparte si no besa, alquimias el verano
    de su roto desmedro, fantasía de sonido,
    invade entre la risa, su brisa, su debido
    aleve prisión calla, venablos de su mano…

    En risa su carbunclo, imitando de su llano,
    unánime verano, que la risa no concierta
    suspiro en alba gano, y elude y no despierta
    y brava y no se antela, fraguada de arte cano…
    Desluce la tarea, anieva febril copa,
    guirnalda del océano, pasïva certidumbre
    de rotas artimañas, y breva sola cumbre
    enero no subyace, paloma sobre ropa…

    Hiriente la madeja, de su suspiro a cuestas,
    vagadas del verano, que encintas oro mella
    cardumen que embotella, crisálida en estrella
    placida de oropeles, que juntan y que prestas…
    Desnuda su silencio, desnuda tu alma enhiesta
    palabras soñadoras, de tu verano a cuesta
    por sobre la mirada, del vino que tú testas,
    eleva el sino errante, magnolia de sus restas…

    Acaba dulcemente, el arte enamorado
    asiendo la mirada del cielo almidonado,
    plegaria que en el celo del arte enajenado
    abreva de las artes, palomas sobre el prado…
    Perfumes de silencios, eleva la matiz,
    del verbo de raíz, doblega sumo aroma,
    gallarda se redoma, suspiro bajo loma
    enero ya sonríe, con la vanguardia, anís…

    Perfume del desvelo, aúna sino acaba
    la mella de su arte, plegaria enamorada,
    de sú arte primero, endulza lo que roba
    la brisa de tu rostro, el alba que te invada…
    La luz envuelve el arte de su madeja ausente,
    por sobre la mirada más coherente
    y enciende en maravillas, las alas con coraje
    sumido en arbitraje de un cielo que trabaje…

    Redunda un cielo afable, perpleja sin un nimbo
    campana en otro cielo, de brumas y de engaño,
    por sobre la mirada, del arte que regaño,
    sin alba me supera, y vuelve hacia su limbo…
    Desnuda cabestrillo del arte de su cuello,
    campana en el pañuelo del alba, recupera
    fragancia, voz primera, desnuda en el empello,
    fraguada en dócil siervo, privada en Primavera…

    Eleva casto de Arte, suspiro en mi deidad,
    asombro lo atropella, al Sol, felicidad…

      Fecha y hora actual: Sáb Dic 10, 2016 3:55 am