Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» Danzando entre las moras…
Dom Abr 23, 2017 8:24 pm por caminandobajolalluvia

» Mi corazón, espectro de una nube
Vie Abr 21, 2017 7:53 am por caminandobajolalluvia

» Dosel de espumas
Vie Abr 21, 2017 5:37 am por caminandobajolalluvia

» VISIONES IMPREVISTAS
Mar Abr 18, 2017 8:23 am por caminandobajolalluvia

» Sombra, nieve, claro…
Sáb Abr 15, 2017 1:58 pm por caminandobajolalluvia

» YA NADA ES IGUAL
Jue Abr 13, 2017 10:02 am por caminandobajolalluvia

» NO PUEDO DEJAR DE AMARTE
Jue Abr 13, 2017 9:57 am por caminandobajolalluvia

» ¿cómo nacer en tus ojos?
Jue Abr 13, 2017 9:51 am por caminandobajolalluvia

» Mundo de gracia
Jue Abr 13, 2017 8:38 am por caminandobajolalluvia

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 6 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 6 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Los posteadores más activos del mes

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    Brisa…

    Comparte
    avatar
    caminandobajolalluvia
    moderador de café poético
    moderador de café poético

    Masculino Mensajes : 7768
    Fecha de inscripción : 19/12/2009
    Localización : Buenos Aires, Argentina
    Humor : Muy gracioso en ocasiones súbitas, je

    Brisa…

    Mensaje por caminandobajolalluvia el Lun Mayo 11, 2015 12:53 pm



    Brisa, al albor de una errabunda,
    mirada al océano que mide
    su desventura clásica decide
    verter en ancla, su suspiro funda…
    Muere y resucita con las olas
    la desventura clásica del vïentre,
    que su pasiva ola, doblez adentre
    con el coloquio de la ola de sus olas…

    De llano su goce se procura, invertebrado
    cual mar en la aventura,
    de su silencio y/ó música, cintura
    que no blasona y decrece, y hace a un lado…
    Sola respira, tras la ola y su simiente,
    desmiente un eco que acentúa su llamado
    y hace de pez y de fortuna que ha medrado
    su suspiro, nuevo pez, nueva crecïente…

    Ya su hidalguía, procura levantando
    sentir un eco en desmesura, noche cïerta:
    que su bandera haga bandera descubierta
    sobre la tëa de la luna, aún invitando…
    Celebra ascuas en la espuma,
    resarce trova lo que trueca en su graznido
    sepulta un eco profundo de su nido
    y vuelve al cielo, caduco, nace en bruma…

    La desmesura de su risa es mi fragancia,
    tan sólo el hecho de mi ruina, lo comparte,
    perfuma el mar, y sobre el ala su ala imparte
    la luz austera que hace vino su substancia…
    Hace del reino de su voz perpetua lira
    que sobre el llano de mi sombra, no me abate
    sólo transcurre de mi sombra el acicate
    de su llamada de silencio, de mi pira…

    Sólo se encinta a su voz y su llamado,
    sólo resguarda miel, nace el crepúsculo
    sobre la tea de su sömbra, no su ósculo
    rebate moralejas en su prado…
    Minerva acata su suspiro en las deidades
    profusamente hiela, de su goce, vanidades
    donde se aleja, pues, la musa en las verdades
    que hacen del cielo su ilusión, mientras me evades…

    Ya no la sombra, vitupera su alegato
    desmiente un eco de profundo gentilicio
    de albor ó trunco caimán en el suplicio
    de ser la sombra de una sombra que recato…
    Mi sombra excede lo que trunco desvaría,
    sobre aquél hielo, se hace pena su morada
    y se ilusiona de su tez, ya desventurada
    la misma hiel que en cielo, su goce no moría…

    Hace de luna cruel, vedando su blancura,
    estrellas besan a aquél, que su sombra le procura…

      Fecha y hora actual: Miér Abr 26, 2017 5:53 am