Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» Roto el mar
Mar Dic 06, 2016 5:50 am por caminandobajolalluvia

» Colegio Canicouva de Vigo Navidad 2016
Mar Dic 06, 2016 4:11 am por caminandobajolalluvia

» Tu cuerpo en otra sombra
Lun Dic 05, 2016 6:30 am por caminandobajolalluvia

» El Casino Obrero Navidad 2016
Sáb Dic 03, 2016 7:30 pm por caminandobajolalluvia

» Verde, si llama
Sáb Dic 03, 2016 6:54 am por caminandobajolalluvia

» Mi corazón
Mar Nov 29, 2016 6:41 am por caminandobajolalluvia

» Verdad
Jue Nov 24, 2016 8:43 pm por caminandobajolalluvia

» Colegio Canicouva de Vigo erase una fiesta infantil
Miér Nov 23, 2016 7:07 pm por caminandobajolalluvia

» Dinoseto de vigo forma una familia
Vie Nov 18, 2016 6:12 am por caminandobajolalluvia

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 6 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 6 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Los posteadores más activos del mes

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    Sólo el silencio…

    Comparte

    caminandobajolalluvia
    moderador de café poético
    moderador de café poético

    Masculino Mensajes : 7685
    Fecha de inscripción : 19/12/2009
    Localización : Buenos Aires, Argentina
    Humor : Muy gracioso en ocasiones súbitas, je

    Sólo el silencio…

    Mensaje por caminandobajolalluvia el Dom Feb 22, 2015 7:08 pm




    Sólo el silencio quiebra, lo que opaca del delirio
    si mi voz tiñe el ocaso, de mi dulce, el extravío
    ó mi sombra no lo admite, cual fragancia aún en el brío
    de mi lenta luz en alba, ó sonrisa en mi martirio…
    Mi voz ágil cuenta llanos que la proeza desata,
    sobre campos sólo ciega, de mi noche la Vanguardia
    y se abate aún en tu seno el torcaz, bajo tu guardia
    y en el hielo pronuncia, mis campanillas de plata…

    Sólo fragancia en el lirio, sólo bóveda en el verso
    anida sobre las ascuas, tu prominente destello,
    que en el nácar de tu empello, yace silente, disperso
    el baluarte de mi insignia, tu destilado cabello…
    Muda si alaba ó denuncia, mi sombra yace encorvando
    la simetría de un ángel, que hace la vez de tu huella:
    la simetría en estrella, la delicada bravando
    de mi compás en la horma, de tu silencio, querella…

    Mi sombra sólo comparte las lunas de tu aquiescencia
    robando sólo las nïeblas de tu mirada de oprobio,
    latiendo sobre la fragua de tu distinta cadencia
    haciendo mía tu sombra, de tu mirada de labio…
    Muda si noche no amara, muda si ágil pudiera,
    la sombra de tu delirio, ó la fugaz pïedra gime,
    sobre la siembra que ríe, sobre el mar que no pluguiera
    lanzar mi bóveda, hïedra, que mi perfume no exime…

    De tu ribete desierto caben torcazas heridas
    balancëando de la noche aquél delirio de espadas,
    mudando sombra y llamadas, de verbo trágico hendidas
    sobre el tamiz de oro salvo, de mis canciones aladas…
    Sombra no críe el invento de ver una sombra amurada,
    sobre la hiel de mi espada, ó sobre el trágico invento
    de mi canción alborada, que sólo hombre sediento
    traspuso de su guitarra, cuando era ardid su tonada…

    El vilo que en mí traspuse, bajo la guardia al infïerno,
    de sólo noches hendidas, de sólo tacto tan tierno,
    sobre quemantes adornos, sufridos ó engalanados
    sobre tus ojos despiertos, sencillamente, besados,
    eran espejos de noche, y hambrïentos sólo de risas
    bajando por mis costillas senderos de aromas pasados
    caliginosos encüentros, y oro de tántalo y brisas,
    como aquéllos instrumentos, que fueron en mí gobernados…

    Sólo el silencio prohíba, todo torcaz en la noche
    vituperando tu fragua, y mudo si en mi destello
    la sombra de tu cabello, fuera si nieve, reproche
    hundido sándalo en flores, ó rosas en tu cabello
    para abrevarme el destello de mi silencio de mirlo,
    tan taciturno en mi aldaba, tal oropel en tu sello
    como al oceánico empello, de ver la bruma al asirlo,
    de mi bandada hecha vïento, ó sólo viento en tu cuello…

    Descubre mi huida ó coraje, blandida sólo tenaz,
    en mi repudio de alas, ó sólo perdido torcaz…

      Fecha y hora actual: Sáb Dic 10, 2016 11:40 am