Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» Colegio Canicouva de Vigo Navidad 2016
Hoy a las 7:42 am por ericmoreiraperez

» Tu cuerpo en otra sombra
Hoy a las 6:30 am por caminandobajolalluvia

» El Casino Obrero Navidad 2016
Sáb Dic 03, 2016 7:30 pm por caminandobajolalluvia

» Verde, si llama
Sáb Dic 03, 2016 6:54 am por caminandobajolalluvia

» Mi corazón
Mar Nov 29, 2016 6:41 am por caminandobajolalluvia

» Verdad
Jue Nov 24, 2016 8:43 pm por caminandobajolalluvia

» Colegio Canicouva de Vigo erase una fiesta infantil
Miér Nov 23, 2016 7:07 pm por caminandobajolalluvia

» Dinoseto de vigo forma una familia
Vie Nov 18, 2016 6:12 am por caminandobajolalluvia

» Colegio Canicouva de Vigo Tu vida llena de fantasia
Vie Nov 18, 2016 6:05 am por caminandobajolalluvia

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 6 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 6 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Los posteadores más activos del mes

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    Contra el mar,

    Comparte

    caminandobajolalluvia
    moderador de café poético
    moderador de café poético

    Masculino Mensajes : 7683
    Fecha de inscripción : 19/12/2009
    Localización : Buenos Aires, Argentina
    Humor : Muy gracioso en ocasiones súbitas, je

    Contra el mar,

    Mensaje por caminandobajolalluvia el Dom Feb 15, 2015 8:23 am

    Contra el mar,

    Me obceco contra el mar, del silencio vulnerado,
    sobre el tálamo que luego vitupera su creatura
    sobre el mar que mi figura su carrera nunca ha hallado,
    por el muérdago que inflama el dulzor de su amargura…
    Vuela un ápice de luna, sobre el cristal de mi infancia
    corcoveándose en mil lunas de lo cruel a su hermosura,
    sobre Circe que enamora, de turpitud a fragancia
    y sobre el mar, su estancia, es jazmín de su dulzura…

    La carrera de mi pluma es el delirio de mi espada,
    donde yace antigua amada, sofrenada con orgullo
    la paciencia de su espada es jinete al pedregullo
    de mi bien a bienamada, sobre el légamo que evada…
    Mi dulzura yace pérfida tras lo cïego de los montes
    irradiando de sus fuentes el silencio, sus estrellas,
    donde jóvenes y bellas hacen pan y miel yacentes
    donde roba no mi herida sino el dulce a sus querellas…

    Suelo albor la brizna apañar en su vuelo,
    legitimando el perfume torcaza herida radiante
    sobre el dulzor del anhelo, su risa de oro, de infante
    ó aquél desvelado ya océano de aquél caminante de cielo,
    Donde roba el suspiro mis ganas de aquélla
    que funde en mi arte su oro y mi estrella
    castigando con besos de rüina mis álamos cïegos
    desnudos de sol, empinando sus füegos…!

    Recibe sus lauros gentil soberana la cumbre
    manantial en que alumbra morada despeña,
    sobre el jinete que süeña, su anhelo figura su orfebre
    caliginoso y se püeble, sobre sus calles enseña
    gentil ascua dulce de aguas que abrevan las aguas
    de sólo silencios de aldabas, moradas y cïegas
    matices de sombra entre luces y luces de sombra, de leguas
    que viajan encintas de llanos, y brazos que anegas…

    La voz entumece los cobres que el mudo zafir
    no lo importa, sobre aquél manantial debe huir
    la sombra de sombras y ardides, sobre flechas distintas,
    el goce del alba en sus mellas de sombras extintas
    y las obras del cielo que arrojan sus tintas,
    a aquél occidente que noches despiertan
    sobre lentas canoas que fueran precintas
    del cielo y la sombra que vuelve sus aves conciertan…

    Fraguado el declive de su oro en las nubes,
    designa su llave de mudos silencios
    sobre cielos y cobres, y azules espejos, anuncios
    por sobre las debacles del tiempo que robes
    hacia el delirio que brava su sombra y carmines
    desnudos de plumas y mortecinos recuerdos,
    sobre el valle que encima su luz y jardines,
    de sus horas de luz, y de sombra, los cardos…

    De nïeve el tiempo resiste, sus mellas
    aguando sus mismas estrellas,
    y nieva su prisma, su luz se asemeja
    al oro del vino, sandías de voz en tu reja…
    Mirada de sol y de bruma que acaudala su vino
    en el oro del dial, y su cuasi bermeja sapïencia,
    do el mar recibe sü ausencia
    y su luz esparce tu luz, tu voz en el trino…

    Estrella que aguarda bermeja su hora escarlata,
    no teje, no hila fulgores de plata…

      Fecha y hora actual: Lun Dic 05, 2016 7:52 pm