Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Los posteadores más activos del mes

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    Este no es un poema homosexual

    Comparte

    Oscar64
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado

    Masculino Mensajes : 8252
    Fecha de inscripción : 22/05/2010
    Localización : Santiago de Chile

    Este no es un poema homosexual

    Mensaje por Oscar64 el Mar Feb 10, 2015 4:34 pm

    Este no es un poema homosexual

    Yo soy homosexual como Madonna,
    como el papa Francisco, como Barney,
    yo soy homosexual como mi padre
    y el padre de mi padre allá en la tumba,
    como ese vendedor de sopaipillas
    y el guardia de palacio, como el coro
    de misa del domingo, como el loco
    que escribe sus poemas en la arena,
    como el reloj en que las horas se confunden
    y el bar en que las puertas no se cierran,
    aún cuando la poli lo clausure,
    aún cuando no quede ni vino en las botellas.
    Yo soy homosexual como un velero,
    como el taxi que tomas a la fiesta,
    como las carabelas de Colón, como la espada
    que cruza la edad media tras un trono,
    como Freud, como van Gogh, como la Thatcher,
    como Neruda cuando le gusta cuando callo
    o Allende antes de abrir las alamedas.
    Yo soy homosexual como cualquiera,
    como esa zanahoria de tu bolsa
    o ese caramelo entre tus labios,
    como ese dictador que no perdona
    pero que a solas llora por Puccini,
    yo soy homosexual como esos novios,
    que se besan, el de negro, ella de blanco,
    ellas de rosa, ellos dos de pálido celeste,
    y juran en la iglesia amor eterno,
    el mismo con que Dios nos dio a su hijo,
    el mismo con que el trigo se hace harina,
    el mismo con que el muerto resucita,
    el mismo con que marchas por la calle
    y a solas también lloras como un niño.
    Yo soy homosexual y nada importa,
    este poema pasa por lo mismo
    que el que gritó que somos oprimidos,
    que el que abrazó las causas del más débil,
    que el que quiso hacer visible cada herida,
    sólo que aquí ninguno llora, nadie exige
    que nos den un sillón en el congreso,
    que nos dejen avanzar en plena calle,
    que les importe quien soy yo, si yo tan sólo
    soy uno más, homosexual, indígena, terrestre,
    sencillo trabajador de las aldeas de mi patria,
    hermano de mi hermano, buen vecino
    de cada cual con su canción y su bandera.
    Yo soy homosexual, y antes, humano,
    antes un ser que vino como todos de la nada,
    que trajo aquí su amor, al que trajeron
    dos otros que se amaron, que no miden
    lo que va a suceder, sino que sueñan
    que existe aquí un lugar para que todos
    sencillamente hablemos de la vida y de la nada,
    sencillamente abramos el camino y demos fruto.
    Yo soy homosexual, y tú, ¿no lo eres,
    no escuchas la canción de cada nido,
    no crees que has nacido diferente,
    no tienes una voz que te ha marcado,
    no luchas por lo tuyo y, ya alcanzado,
    simplemente, por fin, descansas en tu casa?
    Yo soy homosexual, y, de no serlo,
    ¿me habrías de aceptar con menos culpa,
    me habrías de ignorar con más premura,
    me habrías de archivar como otro caso
    de tanta multitud que nos habita,
    de tanto que dejar para otro día,
    de tanto que olvidar en vez de aliarse
    con todos por igual para ser libres?
    No soy homosexual, pero he de serlo
    por cada ingratitud con cualquier hombre,
    no soy universal, pero lo he sido
    por cada situación en que alguien sufre.
    No importa lo que soy, lo que me importa
    es que tú no condenes a quien viene,
    es que no enjuicies nada más porque te asustas,
    es que te aceptes como todos te aceptamos
    y aceptes al que va sencillamente aquí a tu lado.
    Si soy homosexual, es un detalle,
    lo verdaderamente bello es que te quiero,
    que me amas porque sí, tal como a todos,
    tan sólo porque aquí cabemos siempre,
    tan sólo porque, si algo ha de durar,
    es el amor con que te muevas por la vida,
    el que repartas cada vez que alguien te nombre,
    con esa bella libertad de ser tú mismo,
    con esa eterna voluntad de hacer mejor nuestro destino.

    http://fuerteyfeliz.bligoo.cl/

    10 02 15

      Fecha y hora actual: Vie Dic 02, 2016 9:22 pm