Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» A la luz de la palabra
Hoy a las 6:17 pm por caminandobajolalluvia

» La noche desplomada
Sáb Mar 25, 2017 12:56 pm por caminandobajolalluvia

» Labio peregrino
Vie Mar 24, 2017 12:42 pm por caminandobajolalluvia

» A TODOS LOS DEL FORO
Lun Mar 20, 2017 12:58 pm por caminandobajolalluvia

» Enciende de tu pluma…
Lun Mar 20, 2017 11:54 am por caminandobajolalluvia

» Mi vuelo
Vie Mar 17, 2017 7:58 am por caminandobajolalluvia

» Soledad en solsticio de verano II
Jue Mar 16, 2017 6:24 pm por caminandobajolalluvia

» Amanece…
Miér Mar 15, 2017 6:18 am por caminandobajolalluvia

» Un café y mil recuerdos...
Miér Mar 15, 2017 6:07 am por caminandobajolalluvia

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 6 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 6 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    Encuentro…

    Comparte
    avatar
    caminandobajolalluvia
    moderador de café poético
    moderador de café poético

    Masculino Mensajes : 7747
    Fecha de inscripción : 19/12/2009
    Localización : Buenos Aires, Argentina
    Humor : Muy gracioso en ocasiones súbitas, je

    Encuentro…

    Mensaje por caminandobajolalluvia el Dom Dic 21, 2014 10:29 am

    Encuentro…


    Miro… Me encuentro una piedra,
    entre otras piedras…

    Miro… hallo una luna que me habla de

    amor…

    Doy un beso al aire, de sombra enardecida…

    Recojo en mis manos como cuencas
    el agua que se vierte
    como caudalosa esperanza,
    entre las piedras…

    Espejo, soy espejo de la luna, del sol, de la mañana y de
    la noche…

    Mi rostro tiene huérfanas palabras, auroras de sueño, y golondrinas
    en mis ojos
    se abalanzan en la noche,
    y mi esperanza.

    Gimen otros reclamos en las piedras.

    Tacto en su furor, sobre la arena.

    Mi voz escribe un grito al sol.

    Mis ojos se cierran y desnudo
    canto una noche,
    y me abalanzo
    hacia el olvido.

    Mi cuerpo no es escándalo. Es breve entonación
    de lo pausado.

    Todo mi cuerpo

    está sobre las piedras,

    calientes por el sol.

    Me lleva el viento dos noches de esperanza.

    Me lleva el viento toda la esperanza.

    Mi boca, se abre
    y vuela una paloma.

    El mediodía me consume,
    y me aísla la palabra: Primavera.

    El mar, se escucha sediento, en noctámbulos desvelos
    maniatado,
    en oleaje que batalla con las islas.

    Mi silencio es otra aldea.

    Mi aldea es mi boca, donde se entreabren
    junglas espaciosas de
    claveles.

    Me vuelvo en el delirio.

    Extraigo una antena de luz: un espejo en la mirada…
    Mi cielo se conmueve, y me atiza.

    Me levanto con mis pies desnudos, y voy
    tras las orillas…


      Fecha y hora actual: Mar Mar 28, 2017 7:23 pm