Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» Seré como...?
Ayer a las 6:18 am por caminandobajolalluvia

» Feliz Cumpleaños, Andrea!!!!
Vie Ene 13, 2017 3:20 am por caminandobajolalluvia

» Son rojos los labios
Mar Ene 10, 2017 4:47 am por caminandobajolalluvia

» Cual fauces locas
Sáb Ene 07, 2017 5:02 am por caminandobajolalluvia

» SEQUÍA
Vie Dic 30, 2016 6:18 pm por caminandobajolalluvia

» La flecha del tiempo
Jue Dic 29, 2016 12:17 pm por caminandobajolalluvia

» Versos a Lucila…
Mar Dic 27, 2016 4:31 am por caminandobajolalluvia

» QUE LA VIDA NO TE ABURRA
Vie Dic 23, 2016 7:41 pm por caminandobajolalluvia

» Ornamental labio
Lun Dic 19, 2016 6:50 am por caminandobajolalluvia

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Los posteadores más activos del mes

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    Mapa de estrellas

    Comparte

    Oscar64
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado

    Masculino Mensajes : 8252
    Fecha de inscripción : 22/05/2010
    Localización : Santiago de Chile

    Mapa de estrellas

    Mensaje por Oscar64 el Vie Dic 19, 2014 1:39 pm

    Mapa de estrellas

    Aferrado a mis huesos, que serán polvo un día,
    al aire que respiro, que se quema en mis venas,
    a lo que ven mis ojos, seguros espejismos,
    a lo que habla mi boca, tan falta de palabras,
    ahíto de un amor que no sé de dónde viene,
    pero que sé que habita en mis células y espasmos,
    en cada habitación en que penetro con mis dudas
    para salir al sol con mi verdad hecha pañuelo,
    alegre porque sí, porque es posible lo contrario,
    porque quizá ni importa si igual nos desharemos,
    nos vamos a volver resabio o polvo de las horas,
    cenizas de la luz, escuadra de cadáveres,
    alegre, insisto, alegre, porque optamos por la gracia,
    por la crepitación del que combate por su sueño,
    del que anda por ahí, sabiéndose perdido,
    pero consciente, en paz, y digno de hallar rumbo,
    así es como sonrío, confiado en lo que tengo,
    que bien sé que no es mío, sino de algo más, más grande,
    o bien de algo pequeño, como es siempre lo infinito,
    como suele suceder con las alianzas invisibles,
    la cosa es que es de paso es, como tú, como millones,
    que vengo, que me agito, que traigo melodías
    y acampo en la ciudad en que mis padres me procrearon,
    avanzo a la estación de compartir mis viejos sueños,
    los mismos que de niño ya soñaba junto a un río,
    los mismos que encontré entre los abrazos fraternales,
    en noches de dolor, entre las tardes de alegría,
    en la común pasión de conquistarle un rumbo al paso,
    un sitio a la canción, una esperanza a la rutina,
    y es que si en vano soy, no en vano quiero que bailemos,
    que andemos por la tierra sin zapatos ni metralla,
    que hablemos del amor como un amigo que se sienta
    con nosotros y que trae misteriosos regalitos,
    aliado a todo el mar, que nos meció desde esas cumbres
    en que fue nieve, hielo y voz de los recién nacidos,
    o sea de los ríos ancestrales, hijos fieles
    de lágrimas del cielo, de guerras con la nada,
    y abajo se lanzó con su guitarra hecha de hierbas,
    de musgos, de pequeños pececitos azulados,
    que de ser gotas de agua conquistaron las agallas,
    la hélice caudal de un nuevo ser en los abismos,
    y así hasta levantarse de las aguas en las costas
    de un tiempo inmemorial y que cada día se repite,
    atado, pues, al sol, de cada día en que nacemos,
    que alzamos otra vez como esa copa de la vida,
    como si nada antes hubiera, como si todo ya existiese
    y sólo con gozar de estar aquí fuésemos plenos,
    así es que vengo y voy, que te saludo con campanas,
    con besos, con ardor como de lava recién roja,
    con una única voz en la que somos todos juntos
    la vieja humanidad que cada vez renace a gritos,
    con cantos, con trabajos, con tímidas verdades
    y con un mismo porvenir que construir en nuestras manos,
    hermano tuyo soy, como tú lo eres de la vida,
    y el resto es sonreír y lo mejor de nuestras pieles
    dejar aquí por fin como una ofrenda de esperanza.

    http://fuerteyfeliz.bligoo.cl/

    19 12 14

      Fecha y hora actual: Lun Ene 16, 2017 12:13 pm