Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» ¡FELIZ CUMPLEAÑOS ROSALÍA!!!!!
Ayer a las 11:02 pm por caminandobajolalluvia

» Danzando entre las moras…
Ayer a las 4:48 am por caminandobajolalluvia

» sabes...?
Ayer a las 2:24 am por kin

» Hazme el amor y vete!
Ayer a las 2:17 am por kin

» El amor para algunas mujeres.
Ayer a las 2:14 am por kin

» "trizte recuerdo"...
Ayer a las 1:58 am por kin

» NO PUEDO DEJAR DE AMARTE
Ayer a las 1:49 am por kin

» YA NADA ES IGUAL
Ayer a las 1:29 am por kin

» Mi corazón, espectro de una nube
Vie Abr 21, 2017 7:53 am por caminandobajolalluvia

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Los posteadores más activos del mes

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    Encendido

    Comparte
    avatar
    caminandobajolalluvia
    moderador de café poético
    moderador de café poético

    Masculino Mensajes : 7770
    Fecha de inscripción : 19/12/2009
    Localización : Buenos Aires, Argentina
    Humor : Muy gracioso en ocasiones súbitas, je

    Encendido

    Mensaje por caminandobajolalluvia el Mar Dic 16, 2014 8:10 pm




    Encendido en ardor, cual te proclama el sueño estrecho
    la bruma, lo invisible, el atroz segmento de porfía que luego se libera a lo beato
    cual roble en su sinergia abate un páramo
    y siega dulce otro abismo de luz, bajo su sello…
    Alondra bella que separa mar durmiente de palomas indecisas
    en la cuna de mi amor, donde frasean las palabras las quimeras,
    y envuelve, pálido tu pecho, la hojarasca de mi albor
    donde trasciende en aquel hecho la sutil cosmogonía de las aves…
    De rotas sílabas, de místicos espejos, miríficos deslumbran su perdida esbeltez
    tras el zafiro, tras el bogar de las olas en la espera, ya la esperanza hendida
    es otra ruina… Llamando ardor su mismo temple, cual destello
    ó porcelana transgredida por el sable de amor del aire bruno
    de la noche desierta, sin estrellas…

    Ó cabe andar, tras el abismo invertido de tu llanto, aquélla misma palabra gris
    tras el sonido cauto de mil sedes, que abaten en la impronta de su empello
    la golondrina ufana de mi nombre ya perdido…

    Vejar aquéste lirio de rotundos carmesíes
    de sonidos pulcros, tras las olas de azabache, perdida en desnudez
    tu cobardía… Ó derroche, ó ensamble de vigor tras lo celeste…

    Mi horma es éste pan, perdido y ganado en alegría.

    Mi frío vaivén, tu sollozo escondido al pedernal de la gloria,
    imbuido mi pecho para amarte

    para aglomerar mi desdén y ya hecho copla

    mi pasión ciega en el imán de tu alegría...!

    Se van, se van por estos lirios, los vendavales que al unísono rebaten
    de lo amorfo de la luz, aquél vendaval hecho pelëa, en el trago atroz
    de un único relámpago, indeciso…

    …En el solo quieto ademán de aquél instante, tras la huida…

    tras el sendero calmo de un único despertar, hendido en tu misterio…

    Oh, mano oscura! Oh! Sed de luz, que recuerda…!

    Oh, plegaria de naciente mediodía enclaustrado en la diadema
    de tu templar, bajo la noche y el destino del crepúsculo…!

    Cuando se abate más tu forma de niñez, tu sombra encima en tu cordaje
    la misma miel que encuentre, ya vestida de tu aliento

    gozando el periplo inmaculado que aboga en tu sonrisa…

      Fecha y hora actual: Sáb Abr 29, 2017 11:09 pm