Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» Heladas rosas mojadas de fuego
Sáb Nov 18, 2017 11:00 am por caminandobajolalluvia

» Un solo sueño
Jue Nov 16, 2017 7:23 am por caminandobajolalluvia

» Me urge… (Para Andrea…)
Miér Nov 15, 2017 4:52 am por caminandobajolalluvia

» Moderna Esclavitud
Mar Nov 14, 2017 6:51 am por caminandobajolalluvia

» No era corazón.
Mar Nov 14, 2017 6:44 am por caminandobajolalluvia

» Palabra de rosa
Mar Nov 07, 2017 6:14 am por caminandobajolalluvia

» Es de noche…
Mar Nov 07, 2017 6:06 am por caminandobajolalluvia

» Juramento
Vie Nov 03, 2017 3:51 pm por eledendo

» Ánimo de rosas en tus labios…
Vie Nov 03, 2017 7:36 am por caminandobajolalluvia

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 6 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 6 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Los posteadores más activos del mes

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Palabras claves

Galería



    La pasión ciega

    Comparte
    avatar
    Oscar64
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado

    Masculino Mensajes : 8252
    Fecha de inscripción : 22/05/2010
    Localización : Santiago de Chile

    La pasión ciega

    Mensaje por Oscar64 el Sáb Oct 25, 2014 4:49 pm

    La pasión ciega

     

    ¿Acaso la pasión nos ciega,

    nos cierra el porvenir, vuelve presente

    el beso que te di y el que no he dado

    y borra lo demás, mundo incluido?

    ¿Acaso hay alguien más que tú y nosotros,

    cuando la gente parte rauda hacia sus casas

    y sólo tú en las calles, en los montes,

    en el mar te me desnudas y te bebo?

    Mira aquel cuervo, cómo nos condena,

    aquel obispo, cómo nos maldice,

    mira al ministro, que debe ir a roncar a sus sesiones,

    cómo nos envidia por ser simples, tan simples

    como el pan de la alegría o las mañanas

    llenas de llamaradas rojas en el aire.

    Por suerte muchos tanto se aman cual nosotros,

    muchos ya saben que sí, que nada existe

    aparte del fervor de estos hallazgos,

    de la erección fecunda y dulce de mi mástil

    y del fragor aciago del naufragio victorioso.

    Dos cuerpos aparecen en la arena del tiempo,

    del espacio, de la muerte, pero ambos resucitan,

    cobran nombre y entonces ya lo nunca visto

    tiene dueños, las pupilas lo recrean,

    los párpados descubren lo olfateado

    y el paisaje se llena de ciegos que, felices,

    apoyados uno en otro se regresan a su claro cielo.

    La pasión cierra los ojos de la muerte,

    abre los de la vida, que comienza

    con el roce de dos cuerpos en que todo es infinito.

    Ciego yo voy, es claro que no dudo,

    ciego yo soy, y esta visión me basta

    para iluminarme el alma y entre dos hacernos rumbo.

     

    http://fuerteyfeliz.bligoo.cl/

     

    25 10 14

      Fecha y hora actual: Lun Nov 20, 2017 2:53 am