Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» Roto el mar
Mar Dic 06, 2016 5:50 am por caminandobajolalluvia

» Colegio Canicouva de Vigo Navidad 2016
Mar Dic 06, 2016 4:11 am por caminandobajolalluvia

» Tu cuerpo en otra sombra
Lun Dic 05, 2016 6:30 am por caminandobajolalluvia

» El Casino Obrero Navidad 2016
Sáb Dic 03, 2016 7:30 pm por caminandobajolalluvia

» Verde, si llama
Sáb Dic 03, 2016 6:54 am por caminandobajolalluvia

» Mi corazón
Mar Nov 29, 2016 6:41 am por caminandobajolalluvia

» Verdad
Jue Nov 24, 2016 8:43 pm por caminandobajolalluvia

» Colegio Canicouva de Vigo erase una fiesta infantil
Miér Nov 23, 2016 7:07 pm por caminandobajolalluvia

» Dinoseto de vigo forma una familia
Vie Nov 18, 2016 6:12 am por caminandobajolalluvia

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Los posteadores más activos del mes

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    Regresar

    Comparte

    Oscar64
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado

    Masculino Mensajes : 8252
    Fecha de inscripción : 22/05/2010
    Localización : Santiago de Chile

    Regresar

    Mensaje por Oscar64 el Vie Oct 24, 2014 9:15 am

    Regresar

     

    Nos queda soledad, lo que nos queda

    es esta soledad post paraíso,

    es esta rendición ante el imperio

    en que nada valió, sino intereses y oprimidos.

    El hombre ya perdió la vieja lumbre,

    se hacina en territorios sin verano,

    se enreda en mil oficios que no sirven,

    pues ninguno le resuelve la duda de estar vivo.

    Es todo transcurrir, abrir la boca

    para nombrar la nieve y la desgracia,

    las cuentas por pagar, las decepciones

    de un tiempo sin verdad, porque los rostros tienen miedo.

    Acaso el sexo fuera un patrimonio donde,

    como dos piedras al golpearse, la luz nace,

    pero no sucedió y la piel merece

    un mejor trato que el de un cuerpo que desechas.

    Acaso dormir más fuera el remedio,

    hay tantos que dormidos se quedaron

    en los campos de guerra, en hospitales,

    sin que se sepa aún con qué soñaban,

    qué mundo recorrían cuando el fuego

    de una bala o de la muerte, simplemente,

    no les dejó ya más abrir los ojos.

    Acaso no luchar fuera algo digno,

    el agua nunca lucha y se hace río,

    se deja ir y venir por mil orillas

    hasta que el padre mar bien la recibe,

    tampoco aquella nube frente al viento,

    más bien se deja inflar, subir, volverse

    de pronto un algodón de nieve suave,

    de pronto un lagrimón de lluvia verde

    o a veces temporal que todo inunda.

    Acaso la memoria es un sargazo,

    un cuerpo en una playa abandonada,

    salido del naufragio de los sueños,

    del hilo ya cortado del viejo laberinto,

    y, aunque pretende ser flama o tijera,

    escala, talismán, pozo del tiempo,

    no tiene más poder que una escafandra

    que sin la esperanza sólo se hunde en el abismo.

    En este mar estoy, en islas verdes,

    en este cavilar de olas profundas,

    el barco duerme ya, huesos adentro,

    y el alma otea aún los horizontes ya perdidos.

    ¿Ninguno volverá al querido puerto

    o es esto regresar, soñar que vuelves,

    oír desde la infancia a los amigos

    y oler el gran rosal de la alegría?

    No tengo soluciones, pero canto

    y una botella soy de aquel mensaje humano

    que al infinito va tras esas costas

    de un nuevo y familiar feliz comienzo.

     

    http://fuerteyfeliz.bligoo.cl/

     

    24 10 14

      Fecha y hora actual: Sáb Dic 10, 2016 3:28 pm