Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» Marchitas margaritas desojadas...
Ayer a las 7:31 pm por caminandobajolalluvia

» ¡Heroína de la vida y del rigor!
Ayer a las 7:22 pm por Queenire

» QUE LA VIDA NO TE ABURRA
Miér Feb 22, 2017 8:21 pm por caminandobajolalluvia

» Elogio al alba
Miér Feb 22, 2017 2:52 am por caminandobajolalluvia

» Sólo Arte
Dom Feb 19, 2017 6:18 am por caminandobajolalluvia

» Femenino contraste, apasionada nieve…
Sáb Feb 18, 2017 8:07 am por caminandobajolalluvia

» Cruzada al mar abierto
Miér Feb 15, 2017 5:42 pm por caminandobajolalluvia

» Recoge de la nieve
Miér Feb 15, 2017 5:29 pm por caminandobajolalluvia

» SALUDOS en el Día del Amor y la Amistad (14/2)
Mar Feb 14, 2017 10:09 pm por deliapc

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 13 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 13 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Los posteadores más activos del mes

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    Dos sillas

    Comparte

    Oscar64
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado

    Masculino Mensajes : 8252
    Fecha de inscripción : 22/05/2010
    Localización : Santiago de Chile

    Dos sillas

    Mensaje por Oscar64 el Sáb Oct 04, 2014 8:08 am

    Dos sillas

     

    A salvo y sin control, adentro mío,

    allí donde en el árbol veo al bosque

    y en todos un amor que necesito,

    allí te quiero ver cuando te encuentre,

    allí te quiero dar unas miradas

    que te dejen bien claro que soy uno,

    que todo lo que tengo te lo he dado

    y lo que queda aún aquí lo ofrezco,

    no es cosa pues de que sea egoísta,

    es cosa de entender que sigo vivo,

    que te amo, que recuerdo cada paso

    y cada porvenir que compartimos,

    adentro va la paz del que sonríe,

    la estrella del que duerme tras mirarte

    y el sano corazón de quien no olvida

    ni el tiempo ni el amor que abrió la puerta,

    adentro me verás y, cuando pases,

    bien te puedes sentar a hablar conmigo,

    a salvo ya estarás pues todo es simple,

    mi corazón de pie dice lo suyo

    y el tuyo tú sabrás donde navega,

    la cosa es que bien sabes lo que siento,

    la cosa es que también sé que lo sabes,

    el resto son dos sillas que se abrazan

    y un cielo que alcanzar sencillamente

    cuando las naves al volar toquen el puerto.

     

    http://fuerteyfeliz.bligoo.cl/

     

    04 10 14

      Fecha y hora actual: Lun Feb 27, 2017 3:30 pm