Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» LA EXCURSIÓN DE LOS COCODRILOS
Sáb Oct 14, 2017 6:32 pm por G. Sarmiento

» EN SÍ
Sáb Oct 14, 2017 6:23 pm por G. Sarmiento

» SIN NOMBRE
Sáb Oct 14, 2017 6:17 pm por G. Sarmiento

» La banca
Sáb Oct 14, 2017 6:10 pm por G. Sarmiento

» ***Pinceladas Divinas***
Sáb Oct 14, 2017 3:30 pm por Oxwell

» CON DOLOR
Sáb Oct 14, 2017 11:07 am por G. Sarmiento

» COLORES
Sáb Oct 14, 2017 11:00 am por G. Sarmiento

» SIN CADENAS
Sáb Oct 14, 2017 10:54 am por G. Sarmiento

» Rojo atardecer… (2)
Vie Oct 13, 2017 9:58 pm por caminandobajolalluvia

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 8 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 8 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Palabras claves

Galería



    La luz

    Comparte
    avatar
    caminandobajolalluvia
    moderador de café poético
    moderador de café poético

    Masculino Mensajes : 8053
    Fecha de inscripción : 19/12/2009
    Localización : Buenos Aires, Argentina
    Humor : Muy gracioso en ocasiones súbitas, je

    La luz

    Mensaje por caminandobajolalluvia el Miér Sep 24, 2014 8:51 pm

    La luz

    La luz, que trueca tu silencio en agonía
    se pierde en un momento, tan sólo en un latido
    y frecuenta la osadía de querer naufragios solos
    hilvanando la belleza de tu nombre: -musitando…-

    Y sobre cielos almidonados de cumbres vespertinas
    cauces etéreos lastiman mi lágrima,
    y la voz precede un náufrago que emite la belleza

    de tu despertar

    anonadado.

    Es así, que sigo aquí, tras el silencio, tras la cima,
    tras el vértigo que orienta ya mi ruina;

    mi voluntad hecha pedazos
    se pregunta:
    por lodazales y alcornoques y bestias y de olimpos duraderos la demanda,

    de tu voz en el palenque, de tu risa hirviente

    donde exhiben los olores del campo aquél armiño de risas escondidas:

    -la mañana-

    la prudencia,

    de mi voz en la sotana

    de mi temple sustancial tras embelesos
    y causas que en la risa
    se hacen médano y azar perdido en el silencio, y en la sed

    de tu mirada…

      Fecha y hora actual: Lun Oct 16, 2017 10:08 pm