Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» Marchitas margaritas desojadas...
Ayer a las 7:31 pm por caminandobajolalluvia

» ¡Heroína de la vida y del rigor!
Ayer a las 7:22 pm por Queenire

» QUE LA VIDA NO TE ABURRA
Miér Feb 22, 2017 8:21 pm por caminandobajolalluvia

» Elogio al alba
Miér Feb 22, 2017 2:52 am por caminandobajolalluvia

» Sólo Arte
Dom Feb 19, 2017 6:18 am por caminandobajolalluvia

» Femenino contraste, apasionada nieve…
Sáb Feb 18, 2017 8:07 am por caminandobajolalluvia

» Cruzada al mar abierto
Miér Feb 15, 2017 5:42 pm por caminandobajolalluvia

» Recoge de la nieve
Miér Feb 15, 2017 5:29 pm por caminandobajolalluvia

» SALUDOS en el Día del Amor y la Amistad (14/2)
Mar Feb 14, 2017 10:09 pm por deliapc

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 8 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 8 Invitados

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Los posteadores más activos del mes

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    El mar

    Comparte

    caminandobajolalluvia
    moderador de café poético
    moderador de café poético

    Masculino Mensajes : 7724
    Fecha de inscripción : 19/12/2009
    Localización : Buenos Aires, Argentina
    Humor : Muy gracioso en ocasiones súbitas, je

    El mar

    Mensaje por caminandobajolalluvia el Miér Sep 24, 2014 7:54 am




    El mar, el mar que ríe
    furia de dos serenos mares
    alzado de su voz y los juglares,
    trenzando ya su ardor, su sombra críe…
    Mirada apenas en su voz, caliginosa
    encïerro que en sus alas vitupera
    ardor y jungla que yace en primavera:
    El mar, en su rapto de sal, más espumosa…

    El mar decrece y hacia su luna se pondera,
    alía trunco su bastión, luz altanera
    soles y espejos de la mar más vulnerada,
    sobre el océano de sal enamorada…
    Canción, desvelo que maniata tu locura
    pasión sumerge su distancia en lenta albura
    de rima quede aquella flor, nevada altura
    en su ribete hacia mi flor, alada, pura…

    Ya no sostengo de mis alas, devaneo
    inmersa fragua que me oscila destemplando
    aquélla luz que apareciere ó sol mudando
    tal el crepúsculo que ciego no lo horneo…
    En mil centellas el agua, explotan olas
    con la debacle de su furia anonadada
    de plata emerge ya su luz desorbitada
    en las corolas verde mar, estrellas solas…

    La fuga como el mar, tañido espera
    el sol, como palabra en primavera,
    mis alas en tu voz, desnuda, entera
    mis vuelos en tu flor, de primavera…
    Mi sueño se cobija al verde oírme
    tras el sendero de mi sol, ó derruirme
    con el arpegio ó con la sal, de su mirada
    tal la sirena de mi sombra, encarcelada…

    Muda mi acecho ya a tu voz, pasïva cumbre
    sobre el desgano de tu flor, endecha clara
    de sol y oliva ya tu sombra enamorara
    hacia el desvelo de mi balsa, de mi lumbre…
    Mi sola füente de tus alas, en la lluvia
    extasía un ángel de resguardo entre tus ojos
    y entre tu pecho, ya las aguas con lascivia
    recuperan la fragancia a mis despojos…

    Baldada suma, inmersa en el baldío,
    mi musa exprime el sol de aquél estío…


      Fecha y hora actual: Lun Feb 27, 2017 7:46 pm