Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» Colegio Canicouva de Vigo Navidad 2016
Hoy a las 7:42 am por ericmoreiraperez

» Tu cuerpo en otra sombra
Hoy a las 6:30 am por caminandobajolalluvia

» El Casino Obrero Navidad 2016
Sáb Dic 03, 2016 7:30 pm por caminandobajolalluvia

» Verde, si llama
Sáb Dic 03, 2016 6:54 am por caminandobajolalluvia

» Mi corazón
Mar Nov 29, 2016 6:41 am por caminandobajolalluvia

» Verdad
Jue Nov 24, 2016 8:43 pm por caminandobajolalluvia

» Colegio Canicouva de Vigo erase una fiesta infantil
Miér Nov 23, 2016 7:07 pm por caminandobajolalluvia

» Dinoseto de vigo forma una familia
Vie Nov 18, 2016 6:12 am por caminandobajolalluvia

» Colegio Canicouva de Vigo Tu vida llena de fantasia
Vie Nov 18, 2016 6:05 am por caminandobajolalluvia

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 5 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 5 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Los posteadores más activos del mes

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    Viaje en el tiempo

    Comparte

    Oscar64
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado

    Masculino Mensajes : 8252
    Fecha de inscripción : 22/05/2010
    Localización : Santiago de Chile

    Viaje en el tiempo

    Mensaje por Oscar64 el Sáb Sep 20, 2014 10:43 am

    Viaje en el tiempo

     

    En el sargazo de la voz de los recuerdos,

    en el miasma matinal de los relojes,

    en la lágrima virtual del desespero

    y en el pródigo rumor de olas sin nadie,

    entremos a la luz de lo que fuimos,

    bailemos en la nieve que nos rinde

    y abusa del temblor entre los labios

    y del nombre que guardamos, pero aflora,

    abordemos entonces el paso de los siglos viejos,

    la tímida verdad de ser felices juntos,

    la sangre que partió entre lagrimones

    en las guedejas muertas del desvelo

    y en el amor perdido para siempre

    y para siempre vivo entre centellas,

    entre pasto y hambruna de las tercas soledades,

    entre sueños vacíos por falta de una buena luna,

    y allí, ya dentro, allí, entre los cristales

    de la conjugación de lo que vieron

    tus ojos y mis ojos en la tarde

    en que el sol permitió nuestra observancia,

    nuestra mañana azul de besos y promesas,

    nuestra libre amistad de caminantes en la tregua,

    allí tú volverás al verde muro

    en que tu libertad trepó por frutos

    y en que todas mis camisas en el viento

    fundaron para ti nuevas ciudades de alegría,

    allí tú nos verás como no viste entonces,

    como no abrieron en tus ojos las ventanas

    para condecorar el ancho espacio,

    la enhiesta voluntad de resarcirnos

    de un mundo sin amor y sin abrazos,

    allí, justo es allí que te esperaba,

    cuando al rumor de tiempos de ignominia

    aún creía la flor en un campo en que entregarse,

    aún creía el mar en una playa para el canto

    y en una arena de oro en que extraviarse de locura,

    allí comprenderás que todo es cierto y vive,

    que todo lo jugamos, que fue libre,

    que la nieve que después nos cubrió de polvo

    era un olvido programado por la madre tierra,

    un gesto aterrador de represalia a la ternura,

    un solo atardecer en que dos cuerpos ya se alejan,

    no dudarás en confesar que duele,

    no dudarás en comprender que escapa

    de todo lo que somos lo que viene,

    de todo lo que fue el siguiente anhelo

    y de toda maldición el nuevo día,

    entonces que se enjuguen los pañuelos,

    que asciendan las estrellas de este pozo,

    que claven los maderos a la tierra

    para que, de esta cruz, verdes florezcan las semillas,

    entonces del vapor del horizonte

    vendrá la comprensión de lo que somos,

    errantes que jugaron a ser plenos,

    pacientes que no hallaron el buen surco,

    y entonces doblarás cada quimera

    como recién lavadas camisas del que espera,

    y en el crecer sin pauta de los nuevos tiempos

    el cielo asomará no bien planchado como el cutis

    de tus más recientes y doradas lágrimas inmarcesibles.

     

    http://fuerteyfeliz.bligoo.cl/

     

    20 09 14

      Fecha y hora actual: Lun Dic 05, 2016 1:34 pm