Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» Mi corazón, espectro de una nube
Vie Abr 21, 2017 7:53 am por caminandobajolalluvia

» Dosel de espumas
Vie Abr 21, 2017 5:37 am por caminandobajolalluvia

» VISIONES IMPREVISTAS
Mar Abr 18, 2017 8:23 am por caminandobajolalluvia

» Sombra, nieve, claro…
Sáb Abr 15, 2017 1:58 pm por caminandobajolalluvia

» YA NADA ES IGUAL
Jue Abr 13, 2017 10:02 am por caminandobajolalluvia

» NO PUEDO DEJAR DE AMARTE
Jue Abr 13, 2017 9:57 am por caminandobajolalluvia

» ¿cómo nacer en tus ojos?
Jue Abr 13, 2017 9:51 am por caminandobajolalluvia

» Mundo de gracia
Jue Abr 13, 2017 8:38 am por caminandobajolalluvia

» Noche de claras doncellas
Dom Abr 09, 2017 8:50 am por caminandobajolalluvia

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Los posteadores más activos del mes

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    Silencio con gaviotas

    Comparte
    avatar
    Oscar64
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado

    Masculino Mensajes : 8252
    Fecha de inscripción : 22/05/2010
    Localización : Santiago de Chile

    Silencio con gaviotas

    Mensaje por Oscar64 el Jue Sep 04, 2014 6:17 am

    Silencio con gaviotas

     

    Cuando los teléfonos servían para amar

    y las gaviotas eran más que carroñeras,

    entonces entendíamos el sol

    como un misterio y no como otra cárcel.

    Y no hace mucho que era así, que sonreías

    porque era sano sonreír, no por burlarte

    de aquel que se cayó o de la usura

    en tus afanes o en tu propio beneficio.

    Llamabas esperando oír la voz,

    hablabas con el pecho estremecido

    y eran tan ciertas tus palabras que

    la semana siguiente ambos llegaban a la cita.

    Ahora no oyes voces, no hay recados,

    sólo mensajes que, cual esos de botella,

    nunca se sabe si llegan o no al puerto,

    nunca convencen de que en serio estás soñando,

    nunca serán más que un naufragio del que te hartas.

    Ahora es cosa de desechos ver la lista

    de contactos y de números, de muchos

    que ni recuerdas, de muchos que

    son apenas alimento de mil egos.

    Esperas la llamada, tú la esperas,

    pero ya no hay teléfonos y todo

    lo que fue para comunicarnos está siempre

    ocupado en aislarnos más y más, día tras día.

    Por eso no contestas, si te llaman no contestas,

    y por eso sigo aquí, marcando números sin encontrarte

    como quien marca palabras y palabras

    de un mundial y antisocial silencio con gaviotas.

     

    http://fuerteyfeliz.bligoo.cl/

     

    04 09 14

      Fecha y hora actual: Dom Abr 23, 2017 1:39 am