Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» Quiero verte hoy de tarde
Vie Ago 18, 2017 4:49 pm por Miguel Visurraga Sosa

» Sonetos, tres.
Vie Ago 18, 2017 12:16 am por caminandobajolalluvia

» HORIZONTES DESATADOS. IV
Jue Ago 17, 2017 8:22 pm por caminandobajolalluvia

» …De tu mano
Jue Ago 17, 2017 8:17 pm por caminandobajolalluvia

» EL DUENDE CON ALAS QUE NO PODÍA VOLAR.
Jue Ago 17, 2017 8:14 pm por caminandobajolalluvia

» INVIERNO EN EL CAMPO
Jue Ago 17, 2017 8:03 pm por caminandobajolalluvia

» Tarde enajenada
Jue Ago 17, 2017 7:55 pm por caminandobajolalluvia

» Tardes de primavera
Jue Ago 17, 2017 7:14 pm por Esperanzapaz

» Soledad en solsticio de verano II
Jue Ago 17, 2017 1:44 pm por Miguel Visurraga Sosa

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 7 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 7 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Los posteadores más activos del mes

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    Tango sin mar

    Comparte
    avatar
    Oscar64
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado

    Masculino Mensajes : 8252
    Fecha de inscripción : 22/05/2010
    Localización : Santiago de Chile

    Tango sin mar

    Mensaje por Oscar64 el Vie Ago 01, 2014 8:26 pm

    Tango sin mar

    Era el uno de agosto, compañeros,
    volvía yo a mi casa tras bailar y beber,
    abría ya mi puerta, cuando en cueros
    se atravesó en mis brazos un cuerpo de mujer.
    Que la bese, me dijo, que la cubra de amores,
    yo la metí en mi cama, la tomo, la perdí,
    del resto no me acuerdo, salvo que había flores
    y yo la más hermosa corté de aquel jardín.
    Veinte años ya pasaron, me hice viejo,
    me fui con mi comparsa de sueños y traición,
    de pronto, uno de agosto, al verme en el espejo
    detrás de mí un muchacho entró por el balcón.
    Es mi rostro, me digo, al verlo en el reflejo,
    y es de aquella muchacha su boca, su mentón,
    adónde está tu madre, muchacho, eres mi hijo,
    lo sé, me dijo el pibe, y me clavó un facón.
    Desde entonces no bebo, no fumo ni le exijo
    al mundo nada a cambio de ser para no ser,
    de la casa no salgo y, en tanto escribo, duermo
    sin sueños, sin más vino, sin hijos ni mujer.

    http://fuerteyfeliz.bligoo.cl/

    01 08 14

      Fecha y hora actual: Dom Ago 20, 2017 12:19 am