Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» Roto el mar
Mar Dic 06, 2016 5:50 am por caminandobajolalluvia

» Colegio Canicouva de Vigo Navidad 2016
Mar Dic 06, 2016 4:11 am por caminandobajolalluvia

» Tu cuerpo en otra sombra
Lun Dic 05, 2016 6:30 am por caminandobajolalluvia

» El Casino Obrero Navidad 2016
Sáb Dic 03, 2016 7:30 pm por caminandobajolalluvia

» Verde, si llama
Sáb Dic 03, 2016 6:54 am por caminandobajolalluvia

» Mi corazón
Mar Nov 29, 2016 6:41 am por caminandobajolalluvia

» Verdad
Jue Nov 24, 2016 8:43 pm por caminandobajolalluvia

» Colegio Canicouva de Vigo erase una fiesta infantil
Miér Nov 23, 2016 7:07 pm por caminandobajolalluvia

» Dinoseto de vigo forma una familia
Vie Nov 18, 2016 6:12 am por caminandobajolalluvia

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Los posteadores más activos del mes

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    La canción de las personas

    Comparte

    Oscar64
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado

    Masculino Mensajes : 8252
    Fecha de inscripción : 22/05/2010
    Localización : Santiago de Chile

    La canción de las personas

    Mensaje por Oscar64 el Miér Jun 18, 2014 6:46 am

    La canción de las personas

    Sólo somos personas que tienen sus problemas,
    ardillas, delincuentes, abortos clandestinos
    y algunos millonarios con casas en la luna
    y algunos mercenarios que aún van sin castigo,
    pacientes somos, pasamos tiranías,
    torturas, laberintos de fúnebres mercados
    y a palos aprendimos a no ser como el ogro
    o el trágico indolente que salvó sólo su culo.
    Somos creyentes, ateos, solidarios,
    somos demócratas, anarcos, publicanos
    y niños y mayores y jóvenes y hermanas,
    algunos bisexuales, otros heteros y vírgenes
    y algún homosexual que nos leyó a Lorca llorando.
    Somos seres comunes, sin sitio en el Congreso,
    ni familia en la Corte ni arreglos con la banca,
    trabajando ocho horas, o diez si es necesario,
    cumpliendo dignamente con labores degradantes,
    con sumiso agradecer el simple sueldo que nos salva
    para poder comer con ese hermano que no tiene,
    no estamos para nada de acuerdo en tanta cosa,
    mas nos une el respeto por la humana diferencia,
    por el parque con sol en que la múltiple familia
    de nuestra humanidad se junta sin mayor problema,
    es claro que debemos comprender la idea ajena
    y el distinto mirar de tanto semejante,
    somos hermanos, tal parece la simple perspectiva
    para de una vez salir a buscar juntos lo que falta.
    Más vale no creer que la razón está en nosotros,
    más bien es aceptar que todo somos este mundo,
    yo sé que nadie puede llevarse  bien con todos,
    pero hay que respetar que cada cual tenga un espacio.
    Somos seres, ya lo dije, con problemas,
    como la escasa aceptación de algunas fases de la luna,
    de algunos hitos de la historia, de lo injusto,
    de algún revés de nuestro pueblo, del olvido,
    pero también aventajados somos, pues soñamos,
    fundamos libertad siempre que dos pueden hablarse,
    siempre que tres logran acuerdos, por muy simples,
    y que más de unos diez mil dicen no más al exterminio,
    al abuso del planeta, a la pobreza que no ocultan
    ni cifras oficiales ni mundos divididos
    por barrios, por estratos, por escuelas según clase,
    por la propia omisión de una palabra sobre el punto.
    Aventajados somos pues guardamos mil recuerdos,
    no sólo como piel, sino más bien como semillas
    con que dar al jardín un nuevo rumbo en la alegría
    y al hombre un nuevo pan con que nutrir sus altos sueños.
    Somos negros y blancos, amarillos, azules,  
    verdes, rosa y algunos de gris o de arcoíris,
    agrestes y cordiales, sensibles y sencillos,
    somos los miles de millones que no mandan a ninguno,
    pero en cuyo poder se centra todo el equilibrio
    y en cuya soledad la tierra fragua mil reveses,
    algunos ya vivimos, dormimos bajo tierra,
    algunos aún no nacen, se siente que ya vienen
    como las olas junto al mar, como las nubes color lluvia,
    como los brotes que sortearon el rigor de los inviernos,
    la mayoría ya está aquí, ya duerme, lucha y canta,
    ya paga sus arriendos, ya cumple en la oficina
    o en fábricas de miel o de martillos o de faldas.
    La mayoría somos ya, siempre lo fuimos
    si revisan las marchas del ayer, la sombra
    de los oprimidos que alzaron las ciudades
    y ya murieron por sus reyes y patriarcas,
    sin nada recibir salvo oraciones de difunto.
    Sin más nos vamos ya, nos convocaron en la plaza,
    nos llaman bajo el sol, en las esquinas de la tarde,
    en todo el territorio de sembrados y barriadas,
    en toda la verdad de comenzar a conocernos.
    Somos él y yo, tú, la que viene, el que se acerca
    y juntos seguiremos en la hazaña del encuentro,
    de sólo pretender un mejor mundo para todos,
    de sólo registrar que ya escucharnos es un logro,
    un puente, una ocasión, una expresión de lo que somos,
    de lo que hemos de ser siempre que sumes tu bandera,
    tu pacto de igualdad, tu compromiso con la tierra
    y con toda la verdad que apenas llega a nuestras manos.
    Alcémoslas sin más, nos abrazamos y ya es nuestro
    el resto por decir de nuestros pródigos problemas
    y más aún de todas nuestras más simples esperanzas.

    http://fuerteyfeliz.bligoo.cl/

    18 06 14

      Fecha y hora actual: Sáb Dic 10, 2016 11:10 pm