Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» Quiero verte hoy de tarde
Ayer a las 4:49 pm por Miguel Visurraga Sosa

» Sonetos, tres.
Ayer a las 12:16 am por caminandobajolalluvia

» HORIZONTES DESATADOS. IV
Jue Ago 17, 2017 8:22 pm por caminandobajolalluvia

» …De tu mano
Jue Ago 17, 2017 8:17 pm por caminandobajolalluvia

» EL DUENDE CON ALAS QUE NO PODÍA VOLAR.
Jue Ago 17, 2017 8:14 pm por caminandobajolalluvia

» INVIERNO EN EL CAMPO
Jue Ago 17, 2017 8:03 pm por caminandobajolalluvia

» Tarde enajenada
Jue Ago 17, 2017 7:55 pm por caminandobajolalluvia

» Tardes de primavera
Jue Ago 17, 2017 7:14 pm por Esperanzapaz

» Soledad en solsticio de verano II
Jue Ago 17, 2017 1:44 pm por Miguel Visurraga Sosa

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Los posteadores más activos del mes

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    El caso de quien nunca vino

    Comparte
    avatar
    Oscar64
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado

    Masculino Mensajes : 8252
    Fecha de inscripción : 22/05/2010
    Localización : Santiago de Chile

    El caso de quien nunca vino

    Mensaje por Oscar64 el Vie Mayo 23, 2014 5:18 pm

    El caso de quien nunca vino

    Medio litro de bencina
    y tú al cielo no llegaste,
    ya del todo te olvidaste
    y en ti todo ya fue ruina.
    Medio litro y se termina
    el abrazo en nuestra puerta,
    la felicidad ya abierta
    de los besos que te daba,
    ven por mí, dije, y se acaba
    tu paciencia siempre incierta.

    Era toda tu verdad
    no mover un pie adelante,
    para todo tener guante,
    no dejar tu soledad.
    Yo vuelvo a mi libertad,
    te la di, me la retorno,
    arde en la puerta del horno
    el pan que juntos quemamos,
    ya nos fuimos, ya nos vamos,
    ya tu nombre es un adorno.

    Qué quisiste, nunca supe,
    yo lo pregunté mil veces,
    yo te dejo, no regreses,
    ya te has ido, no te ocupe.
    A mi ya no me preocupe
    lo que creas, lo que pienses,
    si alguna vez te convences
    de que hablar no es poner vallas,
    ni me cuentes, que hay murallas
    que de alzarlas ya no vences.

    Que por qué sigo escribiendo,
    porque vivo, porque en tanto
    yo lo pienso más levanto
    mi derecho a ir sintiendo.
    No es por ti, no es lo que entiendo
    de tus idas y tus vueltas,
    es más ya por dar resueltas
    las lecciones del pasado,
    todo el resto está olvidado,
    ya no quedan hojas sueltas.

    Así pues, por medio litro
    de bencina no viniste,
    sin más razones huiste,
    cierro el caso, ya no arbitro.
    Cuida el petróleo y el nitro,
    cuida tu ocio y tu mudanza,
    ya no queda más confianza,
    por suerte yo sigo en pie,
    si a tu lado ya no fue,
    siempre lo es con la esperanza.

    http://fuerteyfeliz.bligoo.cl/

    23 05 14

      Fecha y hora actual: Sáb Ago 19, 2017 7:23 am